8 de junio de 2017

Doctor Who: The Lie of the Land, el pasado y el futuro les pertenece

Póster propagandístico de los monjes en The Lie of the Land. Fuente.
El Doctor: La humanidad está condenada a no aprender nunca de sus errores.
Bill: Supongo que es parte de nuestro encanto.
El Doctor: No, en realidad es bastante molesto.
Bill: ¿Por qué nos soportas entonces?
El Doctor: Entre casi siete mil millones, hay alguien como tú. Esa es la razón por la que soporto al resto.
Extremis, The Pyramid at the End of the World y The Lie of the Land nos han ofrecido una trilogía bastante interesante dentro de la décima temporada de Doctor Who y que nos ha recordado, hasta cierto punto, a la estructura y el argumento de los magníficos Utopia, The Sound of Drums y The Last of the Time Lords (el final de la tercera temporada).

The Lie of the Land culmina, aparentemente, esta aventura y lo hace transportándonos al mundo totalitario creado por estos seres después de que el mundo les fuera entregados. Con una presentación a modo de vídeo de propaganda donde vemos cómo los monjes han guiado a los humanos desde sus inicios y cómo nos han protegido de daleks y similares, ¿qué conservamos como idea para desafiarles? Queda, por tanto, más que entendido que voy a soltar muchos spoilers, ¿no? Bien.


En un Reino Unido donde el fascismo de los monjes ha triunfado, manipulando la historia para convertirse en una falsa raza benévola que ha controlado los pasos de la humanidad, nos encontramos con una Bill que, como Martha en su día, debe hacer frente a este mundo gris, heredado de la fantástica novela 1984. Su esperanza está en regresar con el Doctor, pero ¿qué pasaría si nuestro Señor del Tiempo se hubiera pasado al bando de los malos?

Es una cuestión muy interesante, pero salvo por el juego de una escena, no pasa de ahí, aunque estaría interesante desarrollarla en el futuro: ¿qué ocurriría si el Doctor no estuviese de nuestro lado? Me parece fascinante, pero no deja de ser, en este capítulo, un juego más donde brilla la interpretación de Capaldi y donde más de uno se enfadará con las cambiantes reglas de la regeneración, porque se vende una cosa y se ofrece otra. Echo de menos que las historias del Doctor tengan serias repercusiones, consecuencias y que no todo se arregle con un reseteo, sin más.

La recta final del capítulo se me antoja interesante por cómo el poder de los monjes se erige sobre mentiras y sobre la imaginación de Bill. La respuesta de Missy, la versión femenina del Amo, es clara: Bill debe morir, pero el Doctor no está dispuesto a tal cosa ni los guionistas tampoco, ya que recrean varios de los finales que hemos visto en los últimos años, donde la esperanza de una mente pulcra como la que tiene Bill salva el mundo. Otra vez. Y ya no se siente tanto miedo como en el pasado ni sentimos que la serie nos cuente nada nuevo.

The Lie of the Land me ha complacido gratamente, pero no ha dejado ser una historia interesante cuando Doctor Who nos ha acostumbrado a otras sumamente sobresalientes. Seguiremos esperando para saber qué nos depara el tramo final de esta décima temporada.

La "regeneración" del DoctorFuente.

3 comentarios:

  1. Extremis ha sido un gran capítulo, lo mejor de la temporada, con una destacada aparición de Missy, El siguiente capítulo está casi a ese nivel. Y estoy impaciente porque la página donde informalmente pasan las series, pase ese capítulo que cierra la trilogía. Es que no pasan Doctor Who, por acá.

    Lo del pasado cambiando me recuerda a las temáticas de Philip Dick, en que el pasado pudo haber sido otro, que puede ser cambiado.
    Le veo sentido lo del reinicio, siendo un pasado cambiado, tiene sentido que se vuelva a lo anterior. Lo que me molesta, si es como comentás, que se cambie a conveniencia algo que está establecido, como lo de la regeneración.

    Missy me agrada más que Bill. Curiosamente, ya se sacrificó a Amy Pond y Rory, que eran mejores ayudantes de lo que Bill está demostrando ser.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vi y me gustó más de lo que esperaba.
      Confirmé lo que intuía, que el retorno a la situación inicial tenía mucho sentido. Y no fue algo simple, sino que requirió una gran valentía de Bill.
      Me recordó a una intervención de Clara Oswald, con la hoja seca de un árbol, que hizo que sus padres se conocieran, permitiendole existir.

      Creo que un factor principal en el capítulo fue Missy, personaje con una variedad de expresiones, muy convincentes para creer en su cambio. Y no s´lo porque El Amo se ha regenerado en mujer.
      Es interesante saber que El Amo ha tenido también sus aventuras, aparte de enfrentarse a El Doctor. Y que las ha resuelto a su estilo.

      Saludos.

      Eliminar
    2. Me alegro de que hayas podido ver ya el capítulo. Y sí, tiene mucho de ese capítulo de Clara que citas. En cuanto a Missy, ¿queda viva esa teoría de algunos fans sobre la Rani regenerada? Hurm... No me hubiera disgustado, por cierto, que la trama de K. Dick, esta distopía hubiese durado un poco más.

      ¡Gracias por el comentario! (O los comentarios ;)

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.