14 de mayo de 2020

Stephen King, padre e hijo


Stephen King Carlos J. Eguren

Padre e hijo o, mejor dicho, hijo y padre.
Pese a que mucha gente ha decidido obviar a Stephen King de la historia de la literatura, porque aceptar el género fantástico, el terror o la literatura popular supondría romper sus arcaicas visiones y concepciones del arte, es indiscutible que Stephen King es uno de los narradores más importantes del siglo XX y de comienzos del XXI. No solo sigue funcionando en ventas, también lo hace como el autor vivo más adaptado al cine y como el autor con más fans (o lectores constantes).
Más allá del terror y la fantasía, también ha cultivado el género negro o novelas más realistas como The Shawshank Redemption, en la que se basó una de las mejores películas de la Historia: Cadena perpetua. Tiene más facetas y todas igualmente legítimas (otra cosa es que te gusten a ti, yo, por ejemplo, no soporto el béisbol ni terminan de complacerme sus obras sobre el pasatiempos estadounidense).
En estos tiempos de pandemia y políticos que recomiendan tomar lejía -como si hubieran sido arrancados de Apocalipsis (The Stand) o La zona muerta-, King es más que nunca uno de los autores sin los cuales no podemos entender nuestra época.
Si a muchos críticos o estudiosos les cuesta ver a Edgar Allan Poe o Charles Dickens en el canon, al público, que es el que importa, no. Y eso es lo más valioso.
Personalmente, su literatura me sigue resultando llamativa y poderosa. Me sirve para escribir, leer y reflexionar. No es mi único autor favorito, pero sí es uno al que suelo volver con inmensa alegría. Y he conectado con más alumnos citando un fragmento de su obra que una dentro del canon.
Al final, solo importa el gozo hedonista de una buena lectura.

(Y todo esto es una reflexión para compartir fotito de la nueva familia que voy formando, el Pennywise y el Stephen King del cameo de IT capítulo dos).

2 comentarios:

  1. Creo que es un autor con estilo muy visual, puede ser que por eso sea tan adaptado.
    Y está bien no pertenecer al canón. Hay géneros como el folletin o pulp, que no pertenecen al canon. Y han dado buenas ficciones.
    Me gustaría que se hiciera una adaptación de La gente de las 10, cuento incluído en La estación de lluvias y otros desvarios.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy de acuerdo con lo que comentas. Muchas gracias por compartilo. ¡Un saludo!

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenece a Elsbeth Silsby, a partir de Freepik.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y la newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.