17 de diciembre de 2016

Crítica del cómic: La Liga de la Justicia: El clavo, ¿qué es del mundo sin Superman?

La Liga de la Justicia: El clavo nos habla de cómo un mero cambio puede transformar toda nuestra realidad. Fuente
La humanidad debe ganarse su propio lugar en el universo”- EL ESPECTRO.
¿Qué hubiese pasado si Superman nunca hubiese surgido? Esa es la gran cuestión en torno a la que gira El clavo, una historia perteneciente a la colección sobre líneas paralelas Elseworlds de DC. En este tebeo, dibujado y escrito por el legendario Alan Davis, se nos plantea un mundo alternativo donde la Liga de la Justicia nunca tuvo la guía del Hombre del Mañana... con catastróficas consecuencias (que diría el filósofo Homer Simpson). 

Un simple cambio desbarajusta toda la realidad y crea un mundo más oscuro donde Superman nunca ha volado por el cielo, los villanos campan a sus anchas y todo conduce a un inminente apocalipsis. Alan Davis recoge en el poema de George Herbert que da nombre a su obra y lo que supone este efecto mariposa: 

“Por falta de un clavo se perdió la herradura, 
por falta de herradura se perdió el caballo, 
por falta de caballo se perdió el caballero, 
por falta de caballero se perdió la batalla. 
Y así se perdió todo un reino: todo por falta de un clavo”. 

Una rima que, lejos de ser solo eso, resuena en nuestras mentes a lo largo de toda la obra que indaga en la oscuridad del superhéroe. Sean bienvenidos al horripilante fin del mundo, donde los superhéroes son odiados y la civilización se acerca a su fin sin saberlo.

Superhéroes odiados


La dimensión sin Superman, pero con otros superhéroes, ha renegado de la esperanza que simboliza el Hijo de Krypton. Basta solamente una página para contarnos cómo la cápsula de un pequeño Kar-El chocaba lejos de la granja de los Kent y estos no recibían así a su “hijo divino” para convertirse desde ese momento en un lugar sombrío. 

Años después, Lex Luthor gobierna Estados Unidos con fuerza y ha impuesto leyes en contra de los superhéroes, que se han convertido en proscritos. Su deseo más encarecido es acabar con cada uno de ellos. Para llevar a cabo su plan, el magnate cuenta con la ayuda de Jimmy Olsen y Perry White, que representan a la política y los medios de comunicación. 

Nada es como nos imaginábamos. La imagen de los héroes se ve más dañada si cabe cuando un Oliver Queen lisiado agrede en televisión la imagen de los superhéroes de los que formó parte. El antiguo Flecha Verde clama que son una farsa, que en realidad son extraterrestres que intentan tomar el poder de la Tierra. El presidente Luthor parece tener razón, ¿qué podrán hacer superhéroes como Batman, Wonder Woman, El Detective Marciano, Green Lantern, Átomo, Aquaman, Hawkgirl o Flash, entre otros? 

Una de las respuestas es contar con la periodista Lois Lane para que limpie su reputación. Sin embargo, pronto entenderán que hay una conspiración en marcha contra ellos. Es así como muchos héroes como el Espectro deben tomar la decisión de intervenir o no en el devenir de la Tierra. El mundo grita que no necesita superhéroes sin saber que es el momento en que más lo necesitan.

Uno de los momentos más impactantes de estos cómics. Fuente.

Alan Davis y la sombra de la capa


Alan Davis levanta en este Elseworld un mundo donde la ausencia de un superhéroe como Superman ha cambiado lo que conocemos del Universo DC. Siguiendo con esta mirada de pesadilla, los medios de comunicación se han convertido en un brazo más del poder de un Lex Luthor que ve en los supervigilantes a su única y gran amenaza. A su vez, toda la trama es contada sin ningún remilgo. Si hay violencia, la hay. 

El clavo es una historia adulta que no renuncia pese a todo a ser una historia de superhéroes, en horas bajas sí, pero superhéroes al fin y al cabo. Encontramos escenas espeluznantes como una fuga de Arkham que se acaba convirtiendo en un estallido de violencia sin límites, donde el Jóker acabará con cualquier esperanza que tenga Batman. Davis demuestra que sabe cómo contar algo monstruoso sin mostrarlo y eso, en estos tiempos donde el rojo de la sangre parece tan de moda en el género, es un logro.  

Pese a la oscuridad y el tema adulto, Alan Davis no olvida recursos tan propios del cómic de superhéroes clásico como los bocadillos de pensamiento. En todo momento, Davis pretendía una cosa: recuperar aquel sentimiento de fascinación que sentía de niño hacia los cómics de La Liga de la Justicia. 

Davis tampoco se olvida del halo de superhéroes, hay batallas monumentales y cada uno de los héroes demuestra por qué lo es, pese a la campaña de desprestigio. Aún así, no se queda en los golpes físicos, sino que también representa a la perfección los emocionales. ¿Y cómo logra esto? Profundizando en cada uno de los personajes de La Liga o fuera de ella, desde los principales como un Batman herido y una Catwoman que decide renunciar a todo por él (sin duda, uno de los mejores ingredientes de la historia) hasta un Detective Marciano que duda de sí mismo. Todos los personajes, pese a estar en un universo paralelo, están perfectamente representados en cada una de las páginas, expresando lados contrarios o cercanos en el debate sobre lo que deben hacer en el futuro.

Batman se muestra como un demonio feroz ante el mundo. Fuente.
Si bien puede que no esté entre las mejores historias del cómic para algunos, El clavo sí es una historia notable y recomendable, sobre todo para el lector de superhéroes que desee ver un mundo diferente al tradicional. 

La revelación final de la historia puede que no coja por sorpresa al más avispado, pero no por ella es peor. Puede que alguien pensase que Superman sería eliminado completamente de la trama, sin embargo, aparece de otra manera que puede dejar patidifuso al lector (spoiler el Clark Kent amish es una de esas curiosidades de los cómics fin del spoiler). 

Si bien el Hijo de Krypton no es aún un superhéroe, ese mundo que fue destruido por la falta de fe del alto consejo kryptoniano, supone a la larga una amenaza para el planeta Tierra en vez de una esperanza. Todo esto cambia durante la épica batalla de las últimas páginas, una vez que se desvela una conspiración contra los superhéroes que recuerda a otros clásicos como Watchmen, además de otros posibles Elseworlds como Kingdom Come que saqueó las ideas de El Crepúsculo de los Superhéroes de Alan Moore (ese crossover de DC jamás realizado). 

Hablando del arte gráfico de Alan Davis, apoyado en el color de Patricia Mulvihill y el entintado de Mark Farmer, demuestra una vez más por qué es uno de los mejores dibujantes de superhéroes. No solamente sabe caracterizar a la perfección a cada superhéroe o supervillano, además de cada uno de los ciudadanos o monstruos que aparecen a lo largo de las páginas, sino que también puede mostrarlos como seres vivos, en pleno movimiento y acción. La narrativa gráfica del cómic de superhéroes está garantizada con Alan Davis

Publicada a finales de los ´90, Alan Davis entregó una de sus mejores obras que continuaría con otra secuela que seguiría indagando en las sombras del Elseworld planteado por Davis, cuyo deseo siempre fue conciliar la estructura clásica de los cómics de La Liga de la Justicia con la posibilidad de un what if… fuera de la continuidad. 

Si aún no les convenzo, baste decir que fui a la tienda de cómics a la que suelo ir buscando un cómic de superhéroes que me reconciliase con el género. Sin duda, El clavo consigue que volvamos a creer en las posibilidades de las líneas paralelas y, sobre todo, en los auténticos superhéroes.
"Todo ha terminado. Excepto llorar a los muertos”- FLASH.

10 comentarios:

  1. Hay algo en la historia que no me termina de cerrar. Y eso que recién la conozco.
    Es cierto que Superman es uno de los grandes heroes, pero no es tan estratega como lo es Batman. Quien con su liderazgo podría guiar a los demás heroes, para enfrentar a los villanos. Y está Green Lantern. quien es otro de los grandes heroes. Podría estar al nivel de Superman.

    Interesante reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es por la estrategia. Es por la ESPERANZA. Por la luz. Por ser un ejemplo de rectitud moral y bondad.

      O sea, todo lo que no es el Superman cinematográfico actual (pero si el de la tv).

      Eliminar
    2. Demiurgo, básicamente, mi respuesta es lo que te ha comentado el comapañero Jack. Tú no sigues a Superman porque sea el más fuerte, sino porque trae esperanza y eso es algo que hace del personaje todo lo que es y supone el gran cambio de esta historia.

      ¡Gracias por vuestros comentarios! ¡Saludos!

      Eliminar
    3. Entiendo eso, incluso es lo que significa el famoso escudo con la "s", que en Krypton es el simbolo de la casa de los El. Y que justamente significa esperanza. Pero pienso que otros personajes podría cumplir ese papel.
      Incluso Hal Jordan, el mas destacado de los Green Lantern, cuya fuente de poder es la voluntad de los seres vivos del universo.

      Eliminar
    4. Que fuerza de voluntad de los seres vivos del universo? Es su propia fuerza de voluntad e imaginacion, hombre!

      Lo de que de el significado del simbolo proviene de MOS y como todo lo que viene de MOS es -CENSURADO-

      EL arquetipo de Superman en el UDC es insustituible, es el primero, es el mas puro, es Gallahad, es el Cristo, es Mitra... Es, en una palabra FUNDAMENTAl

      Eliminar
    5. Lo que me recuerda que tengo que ponerme el especial de Doctor Who ya, que para algo este año hacen un homenaje a Superman. ¡Gracias por los comentarios!

      Eliminar
  2. Superboy's Legion es otro Elseword de Davis. El siempre GENIAL Davis. Es uno de mis autores favoritos desde que lo descubrí en los ochenta en Batman y los Outsiders.

    Las historias imaginarias siempre dan mucho juego.

    Un saludo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me lo apunto, porque ese no lo he leído. Muchas gracias por la recomendación. Davis tiene un estilo clasicón que me gusta mucho de vez en cuando, incluso cuando resultaba rompedor para su época. No parece que se avergüence del género y eso me encanta.

      ¡Muchas gracias por tu comentario, camarada!

      Eliminar
    2. Cómo se va a avergonzar, si se lo ha dado todo en la vida?

      Es de la escuela de G. Perez, gente honesta y que aman su trabajo y los personajes

      Eliminar
    3. Bien me temo que muchos autores que me gustaban han abandonado el género y soltado pestes cuando les ha convenido, así que ya me entiendes. Por suerte, Davis y Pérez no son así.

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Un saludo enorme!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.