6 de noviembre de 2016

La magia en tu novela, algunos apuntes a tener en cuenta

La magia del Doctor Strange es uno de los puntos fuertes de la nueva película de Marvel Studios. Fuente.

Doctor Strange ya ha llegado al celuloide y presenta muchas virtudes: el concepto del multiverso, las realidades espejo, la magia... Y un punto que me ha gustado es el sistema de magia que se intenta establecer en el film. 

El Señor de los Anillos, Harry Potter, The Magicians, The Sandman, Kingdom Hearts, Constantine, Canción de Fuego y Hielo, Terramar, Stardust... Todas estas obras poseen algo en común: la magia. Aunque todos sabréis que no son la misma historia y demuestran la versatilidad del embrujo.

En los últimos años, algunos escritores han creado sistemas de magia en sus propias novelas. En este post, hablo de alguno de los puntos más importantes de este tema.


Los sistemas de magia en juegos como el Kingdom Hearts pueden ayudarnos a la hora de escribir nuestra historia. Fuente.


¿Qué significa ese poder en tu mundo?


La magia supone un mazazo a la realidad, ¿cómo se asume esta, por tanto, en el día a día, en nuestra realidad? 

En Doctor Strange, la magia se presenta como un modo de modificar y cambiar la realidad a diestro y siniestro, dando acceso incluso a otros mundos y dimensiones, lo que supone una amenaza para las leyes naturales.

La magia también puede hacerse ver como un poder o un don que utilizar. Harry Potter y The Magicians son dos ejemplos de ellos. En Harry Potter existen magos que desean la destrucción de los muggles; mientras que en The Magicians, se liberan seres terribles en nuestra realidad.

Y siguiendo esta corriente del don, también se puede reflejar como un absoluto misterio, sin que sepamos muy bien de dónde procede, como en videojuegos del estilo Kingdom Hearts, donde Sora, Goofy y Donald cruzan varios mundos para recuperar a los amigos perdidos y restaurar la paz en su multiverso; pero eso sí, aunque el origen de la magia no es claro, tiene su propio sistema, como la utilización de la llave espada o cetros de poder.

Si nos centramos en el punto más oscuro, en Las Crónicas de Narnia, la reina Jadis destruyó su mundo y cayó en el letargo por el uso de una palabra secreta capaz de acabar con toda la vida. Eso nos demuestra el poder y el peligro de la magia.

¿Qué significa tu poder en ese mundo? Fuente.

¿Tiene un origen tu poder? ¿Prefieres guardar el misterio?


Aquí es donde siempre el autor se encuentra con un dilema: ¿debe contarlo todo? ¿Debe guardar el secreto? ¿Debe él saberlo, aunque nunca lo cuente? Cada juntaletras podría contestar de un modo distinto y muchos comentarían lo interesante que es, por ejemplo, el villano que lo es sin que sepamos de dónde proviene esa maldad, donde simplemente aparece como una siniestra sombra de origen desconocido, lo que lo hace aún más terrible para algunos frente al villano que es un ángel caído o el que recuerda su origen de modos múltiples.

Lo que es importante en la magia es que, ya sea un misterio o no, se establezcan algunas pautas que lo alejen de un masivo deus ex machina. Lo fascinante es pensar en cómo, por ejemplo, en los videojuegos y en los juegos de rol se delimita el uso de la magia para que los personajes poderosos no impidan el disfrute, el entretenimiento y la identificación del público con la trama que nos están contando en ese momento.

No obstante, también puede ser interesante que haya una leve explicación. En Doctor Strange, se le explica al protagonista como una energía procedente de otras dimensiones, como una forma de modificar la realidad e incluso como un programa informático (lo que nos evoca o, al menos me evocó a mí, a Matrix).

En Harry Potter y The Magicians, por otro lado, nunca llega a explicarse, simplemente existe y crea su propio mundo, con aurores y mortífagos, o con hechiceros de universidad frente a hechiceros callejeros.

El complejo y particular sistema de The MagiciansFuente.

¿Cómo se usa? ¿Hay algún sitio donde se enseña? ¿Cómo se concentra?


El sistema puede aplicarse en esta pregunta y cada uno puede crearlo basándose en otros ya establecidos, otros propios, en videojuegos, en cómics... ¡Completa libertad!

Existen estilos muy extendidos como el de la magia usada como una especie de gramática y vocabulario secreto, según el cual todos poseemos un nombre auténtico con el que podemos ser manipulados, como objetos. Los hechiceros saben esa gramática secreta, por llamarla de alguna manera. En Terramar se usa en parte ese sistema, que también tomaría Christopher Paolini para Eragon, ¿recordáis? Y también hay un modo similar en El nombre del viento, aunque Patrick Rothfuss es partidario de retorcerlo hasta crear el concepto de la simpatía.

Si pienso en lengua y magia, me acuerdo de la magia del caos y del mago real que es su máximo exponente, Alan Moore, que no es ajeno a la magia y ya la retrato de un modo siniestro en la oscura From Hell y de una forma maravillosa y llena de posibilidades, basada en sistemas reales, en la magnífica Promethea.

En Promethea, Alan Moore juega con la experimentación tanto formal como argumental a la hora de transmitir la magia y el asombro, gracias también al trabajo de J.H. Williams III. Fuente.

Por otra parte, tal poder, ¿dónde se enseña? ¿En una academia tipo Hogwarts, Brakebills o la creada por Charles Xavier? ¿Necesita ser enseñada? Piensa, piensa. Es un concepto interesante y que nadie te diga que solo pertenece a Harry Potter. Es una idea tan rica que la ha habido antes y la habrá después de la aparición del joven mago, ¿entendido? Y también puede estar la idea de un maestro que enseña directamente a su aprendiz, como en Skulduggery Pleasant.

Y recuerda que existen sortilegios procedentes de libros mágicos, pero también del uso de la palabra o de instrumentos mágicos como varitas en Harry Potter o llaves espada en Kingdom Hearts o anillos para cruzar dimensiones como en Las Crónicas de Narnia o Doctor Strange.

El nombre del viento, otra obra donde se reinventa el concepto de la magia. Fuente.

¿Hay debilidades?



Es interesante pensar en las ventajas que supone la magia, pero también hay que establecer una serie de desventajas o debilidades. Por ejemplo, un hechizo muy fuerte puede drenar la vida de tu hechicero si no está preparado para conjurarlo. ¿Por qué poner límites? Porque de lo contrario, tu historia podría quebrarse fácilmente por el uso de la magia. ¿Cuál es la gran amenaza en una banda de quinientos orcos si tu hechicero podría quemarlos a todos con una mirada? Es un punto, no obstante, interesante a la hora de solucionar, pero igual que Eleven en Stranger Things tenía debilidades, hay que pensarlo.

Eleven es más mutante que maga, pero... Fuente.

¿Qué supone ese poder para su portador?


La magia puede ser utilizada para el bien como demuestran personajes con los nombres de Stephen Strange, Harry Potter, Gandalf o Quentin Coldwater, pero también pueden corromper a aquellos que lo tienen y hacerse malvados como Kaecilius, Voldemort, Saruman, las brujas de Stardust, los brujos de Lovecraft (y su influencia en los de Hellboy) o la Bestia

Por no dejar de mencionar que pueden haber seres que están entre las dos aguas, como el genial Raistlin de Crónicas de la Dragonlance, el joven mago desfigurado por los poderes que le transformaron en un poderoso brujo.

Además, cabría destacar el papel del hechicero como un "manipulador" al estilo del clásico mago Merlín de las leyendas del Rey Arturo, Gandalf en El Hobbit o los que aparecen en la saga que inició Abercrombie con La voz de las espadas: ellos mueven las piezas a un lugar y a otro, solo que las piezas son personas y el mundo es su tablero.

¿Necesitas realmente un sistema? 


Aunque el mundo de Canción de Fuego y Hielo tiene sus peculiaridades, la magia es tratada casi como un secreto, algo extinto y que pocas veces se presenta. Esta lectura del mundo de fantasía me recuerda a El Señor de los Anillos, donde aunque muchos hablen de lo mágico que es este lugar, si os fijáis, en la Tierra Media hay poca magia y la que hay parecen restos de un antiguo y siniestro mundo. Gandalf jamás enseña magia al resto y es casi un enigma como funciona.

La magia es oscura y llena de horrores en Canción de Fuego y HieloFuente.

¿Necesitas magia?


Parece que cualquier escritor de fantasía necesita sumirse en el campo de la magia a la hora de establecer sus historias, pero no tiene por qué ser así y eso me recuerda a Medio Rey, donde lo más mágico y mítico eran las ruinas de los elfos y donde la magia se consideraba algo extinto o ficticio, como ocurre en nuestro propio mundo.

La magia como vestigio de un mundo antiguo. Fuente.

No tiene porqué ser típico


Algo que me gustó de Jonathan Strange y Mr. Norrell es que sus sistema de magia no era planteado como algo divertido y lleno de superpoderes, sino que llevaba su tiempo, era complicado, necesitaban práctica y la mayoría de los magos se habían transformado en seres aburridos que debatían en torres, igual que los magos de Mundodisco se pasaban la vida discutiendo en la Universidad o siendo torpes, como el pobre Rincewind. Además, Strange y Norrell aportaban el concepto de la magia que podía ser usada a través de los seres fantásticos. Esto es atípico y diferente al concepto de lo original como una bomba de luz y color.

Yo pienso lo mismo. Fuente.


¿Aporta el sistema mágico algo a tu trama?


Uno de los autores más celebrados a la hora de crear sistemas mágicos es Brandon Sanderson. Muchos seguidores citan su obra Nacidos de la Bruma, que aún no he podido leer (cuando lo haga, seguramente escribiré sobre ella). De Sanderson he leído Elantris y sí, tiene un sistema bastante trabajado, lleno de normas, runas y demás, pero el problema de esa obra estaba, para mí, en los personajes, que ni sentían ni padecían (y sí, esto es una opinión muy personal y entiendo que muchos de vosotros no penséis igual). 

Por tanto, esto me da un matiz nuevo y es que puedes currarte todo lo que quieras tu sistema mágico, pero tienes que tener una buena historia que lo apoye, que añada algo interesante a tu trama.

Elantris posee un sistema de magia bastante interesante, pero sus personajes no son tan extraordinarios. Fuente

Estos son algunos de los puntos que considero más cruciales a la hora de hablar de magia, pero hay muchos más y docenas y docenas de influencias en las que valdría detenerse (¡pero tengo que ponerme a escribir mis cosas y no hacer un testamento por aquí!).

Antes de irme, decir que en mis dos novelas que han visto la luz hasta la fecha, Hollow Hallows y Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, hay magia. En Hollow Hallows, se la plantea como un peligro monstruosos capaz de devorar a aquel que la utiliza, como es el caso de Garric. En Devon Crawford y los Guardianes del Infinito, pese a haber seres que la usan de un modo positivo, también es retratada como una adicción y una condena para el detective y hechicero Blake Lowe.


¿Y vosotros? ¿Queréis crear un sistema de magia para vuestra historia? ¿Ya habéis creado uno? ¿Qué puntos os parecen los más importantes? ¿Cuál es vuestra opinión sobre todo este tema, según vuestras ideas? ¡Hora de hablar! 

Nosotros también. Fuente.

10 comentarios:

  1. A mi personalmente me convence lo de la magia como "hackeo" del sistema operativo que es "la realidad". Una especie de "superciencia". Luego estarían "los grandes poderes", que serian los dioses, demonios y demás, criaturas para las que la magia es "su naturaleza", por así decirlo.

    Una tontería que siempre me ha gustado mucho es la manera de recitar encantamientos de algunos personajes de DC, como Zatanna, pronunciando el efecto deseado pero al reves (ej: Que llueva desde abajo!-Euq aveull edsed ojaba!). No porque las palabras tengan poder en si mismas, sino como medio de concentracion para acceder a esas fuerzas superiores que le dan poder al hechizo.

    Saludos dominicales, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece muy interesante tu punto de vista como un modo de hackear la realidad y creo que sería un buen tema que desarrollar en una historia (hazlo, camarada). Pienso que podría ser un gran arranque para una historia.

      El ejemplo de Zatanna me gusta. Y no es la única hechicera que lo hace. Lo he visto en algunas obras más y creo que estaría bien haberla nombrado dentro del uso de la magia como palabra. ¡Gracias por añadirla a la partida, camarada!

      ¡Muchas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  2. Una entrada de las más interesantes que he leído últimamente esta genial me la guardo

    Un saludo:
    http://ladydeathpoet.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por tus palabras, me alegro de que te haya gustado la entrada y el significado del sistema mágico. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. A mí me interesan mucho los mundos de Sanderson, especialmente Nacidos de la bruma, siento debilidad por los sistemas de magia, pero por ahora no puedo opinar acerca de sus personajes.

    A mí me gustó mucho cómo explicaban en Doctor Strange la creación de objetos de poder, objetos que aguantan la tensión (creo recordar que dijeron) del poder. Los chamanes hacen algo bastante parecido.

    En The Magicians en su día me gustó mucho que utilizaran mudras, normalmente la gente se centra en lo que se dice en los hechizos, pero se olvidan de lo que pasa con el resto del cuerpo.

    Jo, ya me han entrado ganas de leer Promethea >_< hace mucho que no cae en mis manos ninguna obra de Moore. Habrá que ponerle remedio.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nacidos de la bruma sigue aguardando en mi estantería, como comentaba, y espero que mejore en cuanto a los personajes de Elantris, que no me terminaron de enganchar. No obstante, Sanderson es conocido por la creación de sus sistemas mágicos.

      Y sí, el tema de los objetos de poder de Doctor Strange, incluido el tema de los anillos para viajar entre dimensiones, me pareció genial porque creo que aportaba algo.

      Confieso que no conocía el término "mudras", pero te lo voy a robar para futuras historias. Me encanta y sí, es genial como The Magicians incluía algo gestual para librerar la magia.

      Promethea es una obra gigantesca e incluye un estudio profundo por la magia, la ficción, las dimensiones y mucho más. Espero poder comentarla algún día por aquí, con más tiempo.

      ¡Muchísimas gracias por tu valiosa aportación! ¡Saludos!

      Eliminar
  4. A la hora de escribir una novela, el escritor puede optar por temáticas varias, a cada cual mas original y variopinta. Las temáticas mágico-fantásticas son las que más interés me suscitan. Si bien, novelas de otros géneros también pueden suponer una lectura entretenida y agradable, considero que dejar volar la imaginación por mundos paralelos, realidades alternativas y sociedades mágicas es algo realmente fascinante, y más en la época en la que vivimos, dónde parece no quedar hueco para la fantasía y la imaginación.
    De los puntos que aquí mencionas a la hora de crear un universo mágico, aquellos que más me llaman la atención son, por un lado, la percepción-cabida que tiene la magia en ese universo, y por otro, los límites que se le imponen a la magia.
    ¿Se mantiene en la clandestinidad?¿Es parte del día a día?¿ Solo es accesible a un selecto grupo de personas?... Muchas y variadas opciones se abren ante una misma premisa,  y ver como son resueltas es realmente entretenido.
    Luego tenemos las limitaciones. Establecer una serie de "reglas", en un mundo en el que cualquier cosa es posible, es a mi parecer, una tarea realmente compleja. Objetos de poder indescriptible, hechiceros que han descubierto su verdadero nombre alcanzando el nivel de auténticas deidades... muchas posibilidades y variadas las circustancias, pero una única cosa en común, la tremenda dificultad que supone escapar (con un mínimo de éxito) de estos  "elementos".
    Aquellos escritores que plantean problemas tales, y desmedidas muestras de poder, tanto por parte de objetos como de personas, y que consiguen solventar la historia sin que esta se desvanezca por su propio peso, tienen mi lectura asegurada; pues no hay nada que me guste más que hechizeros sobrecargados y enchidos de poder dando al traste con todo lo que se encuentran soltando la coletilla de turno.

    Saludos y buena entrada!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo en lo que mencionas, Adrián. Y como fan que eres de Skulduggery Pleasant, debo decir que me parece que la saga sabe jugar muy bien con esos elementos. He empezado el sexto volumen y me encanta el papel de Kenny como investigador de lo “paranormal” (gracias por recomendarme seguirlos).

      Como tú, yo también tengo una debilidad terrible por este tipo de obras y es lo que me ha convertido en un lector enorme de estas historias y en un aprendiz de escritor de esta temática. Considero que quien niega los beneficios de la fantasía, niega el valor de imaginar y, quien no imagina, no avanza ni sueña y está un poco más muerto.

      Como a ti, el tema de cómo se percibe la magia es algo que me fascina. Tendemos a verla en la clandestinidad para sentir que es más posible dentro de nuestro mundo, pero ¿y si nuestro mundo fuese parte de esa magia? Y si no hiciera falta esconderse, ¿qué pasaría? ¿Cómo sería nuestro día a día?

      El tema de las debilidades es el tema de Superman. Superman es demasiado poderoso, pero hay que ponerle límites o fastidiaría la propia historia. De ahí que la kryptonita sea una de sus debilidades y la otra sea, nada más y nada menos, que su humanidad. Eso se traslada a la magia, donde se puede poner freno a ese poder, más o menos, y eso teniendo en cuenta su contexto y demás.

      ¡Muchísimas gracias por tus palabras, una aportación muy, muy valiosa! ¡Un saludo enorme!

      Eliminar
  5. No quería leer esta entrada ni la crítica de Doctor Extraño hasta ver la peli (que por fin he podido esta tarde), prefería verla sabiendo poca cosa; y he hecho bien, en tu crítica creo que cuentas demasiado, XD. Soy el único que se ha quedado hasta el final final de los créditos (y eso que no soy fan de Marvel).
    Y no sé si lo has hecho a propósito o que blogger hace cosas “extrañas”, pero al mirar mi cuenta de blogger me sale que esta entrada la has publicado como tres veces.

    Es genial ese surrealismo a lo Escher; por cierto en tu crítica mencionas Dentro del Laberinto y la Escalera de Penrose, esta escalera en realidad salía en Origen, en Dentro del Laberinto no recuerdo ninguna así, pero sí que tenías este laberinto de escaleras que emulaba una de las ilustraciones de Escher. Perdón si sueno quisquilloso o algo, XD.

    Sobre la magia, yo quería escribir sobre brujería, pero no tengo ni puta idea de lo que voy a hacer, XD. En realidad nunca he pensado mucho en ello, soy más bien de pensar en criaturas mágicas(tengo que ver la peli, creo que iré en diciembre) que en gente haciendo magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Has hecho bien, que tú ya sabes que me pongo a hablar de estas cosas y no tengo moderación y, como tampoco tengo mucho tiempo, escribo las cosas lo antes posible, incluso cuando mucha gente aún no ha visto la película en cuestión, peeeero...

      Me alegro de que te hayas quedado hasta el final de los créditos (yo ya lo hago, incluso en las pelis que no son de Marvel, xD... Todo sea por fastidiar a la gente del cine) y en cuanto a la entrada, blogger ha estado raro en estos días y, al actualizar la entrada, se publicaba de nuevo. Loquísimo todo, vaya.

      ¡Las de Escher! Me he equivocado. Ahora corregiré el post. ¡Gracias por comentármelo! Siempre se aprende algo nuevo.

      Ya me contarás qué te parece Animales fantásticos y dónde encontrarlos, quizás te guste tanto como a mí, sabiendo lo del tema de las criaturas y lo que te gustan. En cuanto al concepto en sí, yo siempre ando escribiendo rollos de magia, así que tenía que hacer una entrada así. No sé muy bien por qué me fascina tanto, peeero... ¿qué le vamos a hacer?

      Ya me contarás cómo te van tus avances, ¡gracias por el comentario y la corrección! ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.