13 de diciembre de 2010

Relato: "Juguemos a ser sentimientos".

Imagen libre de derechos.
—Ya sabes, todo el día ayudando a esos dichosos mortales y ellos ¿cómo te lo pagan? Con su prepotencia y su “hay el sentimiento de la vida, cuánto me pesa” o “me da igual todo, lo importante soy yo”, blablablá. Más aburridos…. ¡Son seres tristes!
»Tienen un gran potencial, pero sólo lo utilizan para hacer estupideces. Si yo los hubiese creado, me sentiría tan frustrado...
»¿Debería sentirme contento porque sepan odiar tan bien? No sé, el odio gana mucho cuando se tienen más sentimientos con quien compararlos. Si todo el día, los humanos están odiando pues es muy aburrido. Me encanta más que amen, que se diviertan y… ¡Cambien! De pronto, súbitamente, odien al ser que amaban, odien al ser con el que se divertían… Lo bueno es pervertirles, pero si ya están pervertidos ¿qué podemos hacer? Me he cansado mucho de mí… Siempre igual…
—Odian porque desean otras cosas y quizás el deseo les ha cegado demasiado. Por el amor, odian, porque al querer algo desprecian lo demás o cuando quieren algo y no lo tienen, lo odian…, incluso lo que amaban terminan odiándolo.
»Es muy aburrido, la misma historia mil veces contada, pero sólo cambian los actores.
»Creo que aminoraré mi fuerza, ¿sabes? Deberán desear otras cosas, para que luego las odien. Los mortales se moverán por el filo entre el amor y el odio. Será un buen trabajo y nos fascinará más que tanto tedio. Sé que piensas lo mismo que yo, porque ambos nos conocemos muy bien, quizás demasiado. Me he cansado mucho de mí, siempre igual…
—Me gusta lo que dices por tu venenosa boca. Permíteme que me presente, soy Odio. ¿Y tú? ¿Quién eres?
—Creo que nos llevaremos bien. Mi nombre es Amor, repugnante. Quizás encontremos una manera de contar nuevas historias. Dame la mano y tracemos una fina línea y que los mortales elijan cómo y a dónde caer.
—Te amo.
—Te odio.
—¿Jugamos?
—Siempre.

4 comentarios:

  1. Como no pasa eso ni nada...
    La mayoría de las veces, de hecho. Es muy difícil cuando tienes un encontronazo amoroso pasar a la indiferencia sin pasar antes por el odio. Y muy pocas veces acaba de buena manera.
    Me recuerda al de la vida y la muerte un poco, por eso de los dos polos opuestos.
    Sigo pensando que me gustaría leer algo más extenso tuyo.

    ResponderEliminar
  2. Heyy!!

    La verdad es que este relato realmente me ha encantado!!

    Me gustó la forma en la que lo escribiste, está muy molona! La verdad es que como dices ha pasado mucho eso de algo que amas lo terminas odiando... Y cosas que odias las terminas amando!

    Me gustaron mucho Amor y odio, estan muy molones! Gracias por escribir algo tan molon! Cuidate mucho y hasta pronto! Kisses!

    Els!^^

    ResponderEliminar
  3. Saludos, Misery.
    Como dice todo el mundo, entre el amor y el odio hay una fina línea y parece que, a veces, algunos la cruzamos casi sin darnos cuenta.
    En realidad, no lo había pensado, pero sí, tiene ciertas referencias y creo que encarnar sentimientos en seres parcialmente humanos es algo que me gusta.
    Quizás lo tome para hacer algo más extenso, muchísimas gracias por tu comentario y tu apoyo =)

    ResponderEliminar
  4. Saludos, Els!

    Me alegro de que te haya gustado el relato, creo que tenía ideas que deseaba escribir y de eso que lo haya hecho. Como ya le he dicho a Misery, hacer esto me gusta: personificar sentimientos y quizás sirva para algo mayor. Creo que podría ser. A ver si ahora encuentro el resto de ideas y la constancia.

    Y sí, simpatizo con la idea, como habrás visto, de que el amor camina de la mano con el odio.

    Muchísimas gracias por tu comentario y tu opinión =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.