Crítica de STAR WARS de Jason Aaron (ómnibus 1), una galaxia muy, muy lejana en viñetas

El ómnibus de Planeta Cómic recoge los primeros veinticinco números de la serie de Star Wars de Jason Aaron en Marvel. Fuente.

"Tenía cuatro años la primera vez que vi morir a una persona. Lloré muchísimo. Igual la siguiente decena de veces. Dos años después, cuando era mi padre a quien estaban asesinado delante de mí... ya no me quedaban lágrimas. Una semana después, el asesino era yo"- Sargento Kreel, del escuadrón Cicatriz.

No me canso de decirlo: Star Wars se ha convertido en nuestra mitología moderna. Es un enorme mosaico de historias donde cada uno aporta sus propios relatos para un conjunto fantástico dentro de la space opera. Esta creación ha marcado culturalmente a generaciones y, para muchos de nosotros, sigue siendo una aventura soñar con esta galaxia muy, muy lejana, ya sea en películas, series, cómics, videojuegos… Es el caso también de la cabecera principal de Marvel sobre la saga, titulada, por supuesto, Star Wars y que ha estado con Jason Aaron a los mandos durante un largo periplo.

Hace mucho, mucho tiempo…

El inicio cómiquero de Star Wars tuvo lugar en Marvel, con unos cómics basados en guiones preliminares y que inventaban conceptos que luego serían reescritos por las películas, novelas… La licencia pasó luego a Dark Horse, que continuó aumentando las series relacionadas con el Universo Expandido hasta que Disney compró Marvel y Star Wars y, tras hacer tabula rasa, Marvel volvió a contar historias que, supuestamente, sí forman parte del nuevo canon. No obstante, La Casa de las Ideas no dejó las series relacionadas en manos de cualquiera, sino que decidieron dejar a muchos de sus mejores autores con los juguetes de Lucasfilm

El guionista Jason Aaron se ha convertido en uno de los escritores más destacados y cumplidores del cómic estadounidense. No solo ha dado vida a largas etapas de personajes como Thor o Wolverine (Lobezno), sino que en Star Wars no ha parado desde el inicio de la serie. La editorial Planeta ha recopilado en grapas, tomos y ómnibus todo su periplo por la galaxia de la saga y hoy hablamos del primero de los ómnibus, que nos lleva a poco después de la destrucción de la Estrella de la Muerte en Una nueva esperanza.

Han Solo hace su debut en los cómics de Star Wars de Marvel. Y R2 echa una "mano". Fuente.

Más allá de Una nueva esperanza

Para comprender exactamente la serie de cómics de Star Wars de Jason Aaron, tenemos que señalar que surge en paralelo a la serie de DarthVader de Kieron Gillen con la que tiene algunos cruces como Vader derribado. La coordinación entre Aaron y Gillen, que ya habían llevado a cabo en su trabajo en X-Men, encaja perfectamente a la hora de plantearnos una galaxia cohesionada que no cae en los desvaríos de algunas etapas del antiguo Universo Expandido (rebautizado como Leyendas cuando Disney compró la franquicia).

Lo mejor de la serie de Star Wars de Jason Aaron en su primer ómnibus (que va del número 1 al 25 y añade los anuales), es que siempre se siente como una película de la saga, pero en viñetas. La aventura escrita por Aaron viene a contarnos puntos desconocidos de la trama y en los que podemos ver a Han, Leia, Luke, Chewie, R2 y C-3PO enfrentándose a las fuerzas del Imperio, mientras los imperiales atacan y Vader recluta a cazarrecompensas para ir a por el joven que ha destruido la Estrella de la Muerte.

Chewie, Han, Luke y Leia deberán hacer frente al Imperio... en los cómics. Fuente.

Lo bueno de este tipo de cómics es que no se quedan en un ardid comercial. Erróneamente, durante años, pensé que por mucho que fuera Marvel (la compañía que empezó a publicar Star Wars en el 77), me encontraría con series que solo buscaban explotar la marca. Por suerte, no es así. Los cómics de Star Wars suelen ser historias entretenidas, con los personajes bien caracterizados, que añaden capas al lore (Sana Solo, la “esposa” de Han; el escuadrón Cicatriz), discuten qué es ser un rebelde o un miembro del Imperio y profundizan en nuestros héroes, como ese Luke que duda sobre si debe ser un Jedi.

En este primer ómnibus tenemos a contrabandistas, cazarrecompensas, peleas de gladiadores organizadas por un hutt que colecciona objetos Jedi, monstruos, acción a raudales, momentos geniales (como ver a Chewie, Leia y Han con sables láser (¡!), espías dobles, prisiones rebeldes (de las que nuestra querida Doctora Aphra intentará escapar) y misiones como intentar tomar un crucero imperial con un escaso número de efectivos.

Un tema interesante para los más fans de la continuidad: mientras que en Darth Vader no noté tantos puntos donde se podía pisar la saga, en Star Wars sí hay alguno más discutible como el enfrentamiento de Boba Fett contra un Luke cegado en los restos de la casa de Obi-Wan. Sí, a todos nos encanta Boba Fett y Kieron Gillen ya estaba jugando con él en Darth Vader, pero queda todo el encuentro cogido por pinzas desde mi gusto. Tendremos que esperar para ver cómo la serie de Disney+ de Obi-Wan encaja con algunos números especiales de la serie que nos narran el exilio del maestro Jedi en Tatooine, donde vemos a un joven Luke intentando escapar de casa y a sus tíos lidiando con el pequeño (números que me han resultado muy interesantes).

El diario de Obi-Wan nos cuenta la infancia de Luke. Fuente.

Viaje a más allá de las estrellas

Aunque no logra la épica que posee para mí la etapa de Kieron Gillen con Vader, Star Wars comparte muchos puntos positivos al ser un disfrute sin parangón. En el apartado gráfico tenemos a un John Cassaday no muy inspirado, a Simone Bianchi, Stuart Immonen, Mike Deodato Jr., Salvador Larroca, Mike Mayew, Angel Unzueta, Leinil Francis Yu y Jorge Molina. Marvel no dejó el dibujo a autores cualquiera, pero sí que los resultados son dispares. La mayoría cumple, aunque existe el problema común de un dibujo que tiende al Photoshop y el recurso de las fotografías y que a mí no me agrada por su hieratismo, sus expresiones raras y la falta de narrativa.

Sobre la edición, el ómnibus de Planeta Cómic incluye muchísimo material en tapa dura y de modo cuidado. No obstante, en la serie de Vader agradecí los extras y en Star Wars no tenemos nada. En su segundo ómnibus se agregaron portadas e ilustraciones alternativas, pero me hubiese gustado leer qué pensaba Aaron sobre escribir a personajes tan, tan famosos.

En este primer ómnibus, Star Wars regresa a Marvel por la puerta grande y Jason Aaron nos devuelve el sentido de la maravilla en el que quizá no es su mejor trabajo, pero incluso así, sigue siendo un cómic perfecto para seguidores de la saga.

 

Portada del ómnibus. Fuente.

  • Título y contenido: Star Wars Jason Aaron Omnibus nº 01/02, SW #1-25, SW Annual 1, SW Vader Down, SW vader 13 a 15. (título original)
  • Autores: Jason Aaron | Kieron Gillen
  • Editorial: Planeta Cómic
  • Temática: Cómic y manga | Cómic y manga juvenil | Independiente americano juvenil
  • Colección: Star Wars: Recopilatorios Marvel | Serie Star Wars
  • Traductor: Víctor Manuel García de Isusi
  • Número de páginas: 688
  • Sinopsis de Star Wars Jason Aaron Omnibus nº 01/02: Historias galácticas de Jason Aaron (tomo 1) La Estrella de la Muerte ha sido destruida, ¡pero el Imperio aún no ha sido derrocado! ¡Únete a Luke Skywalker , la princesa Leia , Han Solo , Chewbacca , C-3PO y R2-D2 mientras continúan la lucha por la libertad contra Darth Vader ! LuKe lucha contra Boba Fett ! Una mujer del pasado de Han aparece en escena! El Lord Oscuro es derribado, ¡pero no puedes mantener a Vader sometido por mucho tiempo! Cuando Star Wars regresó a Marvel , Jason Aaron era el candidato ideal para dirigir a los rebeldes a nuevas aventuras! ¡Ahora la primera parte de la saga de Aaron está recopilada en este primer volumen! Más información.
  • Precio: 60 euros.
Calificación:

Publicar un comentario

0 Comentarios