Crítica de Aniquilación 2: Nova y Estela Plateada, el ritmo de la guerra

El segundo tomo de Aniquilación se centra en Nova y Silver Surfer. Fuente.

«Empecé a asimilarlo sin más. Lo que hicieron. Lo que les hicieron a todos. Vi a gente quemarse viva y no pude… Yo… ¿Por qué estoy vivo? ¿Por qué no he muerto también?», Nova.

Nueva parada en Aniquilación, el evento cósmico que cambió el Universo Marvel para dejarlo más o menos igual (porque todos sabemos, por Stan Lee, sobre la importancia de la apariencia o sensación del cambio y no del cambio en sí); eso no resta para que Aniquilación sea uno de los momentos más conocidos de la Casa de las Ideas en las últimas décadas. 

Después de su supuesto prólogo, este segundo tomo de Aniquilación recoge dos miniseries dedicadas la primera a Nova y la segunda a Estela Plateada. Como en el primer tomo, el resultado es desigual, pero aquí no tenemos solo a Keith Giffen (como en el primero), sino que contamos con dos autores que sí marcaron una auténtica diferencia en el cosmos de Marvel: Dan Abnett y Andy Lanning, los autores tras la reinvención de Guardianes de la Galaxia de la que tanto tomaron las películas de James Gunn y, en general, la Saga del Infinito de Marvel Studios.

Nova haciéndose colega de Drax. Fuente.

El tomo arranca con la miniserie de Nova. Tras que la ola aniquiladora de Annihilus haya arrasado todo el planeta Xandar, Richard Rider, el Nova humano, es el último superviviente. El Mundomente, una especie de gran ordenador con todo el poder la cultura xandariana, se fusiona con él para mantenerlo con vida y buscar un nuevo enclave que haga renacer al cuerpo Nova. Es decir, para ser algo así como su conciencia... Pero ¡oh, sorpresa!, Richard no está pasando un buen momento (es lo que tiene que liquiden todo un planeta ante ti y tú no puedas hacer nada. Reniega de sus nuevos poderes y teme no estar a la altura. Cuando se cruza con Drax y Cammi, a quien conocimos en el primer tomo, se verá involucrado en una batalla contra las hordas de Annihilus (¡revancha!). La misión de proteger a unos refugiados hará que Richard se alíe con Quasar y tengan que emprender una batalla desesperada para salvar al máximo número de personas posible.

Esta miniserie cuenta con un ritmo muy bueno, pero el argumento decae en el tercio final, quedándose solo como los primeros tambores de la guerra que está por venir: Nova debe superar la depresión y las nega bandas de Quasar acabarán en las manos, patas, garras o lo que sea de Annihilus. Se agradece, eso sí, el trabajo de Dan Abnett y Andy Lanning, que no aburren en ningún momento, saben cuándo incluir la épica y cuándo el humor, y vemos ya los primeros toques que harán que su labor para los Guardianes de la Galaxia sea ya tan recordado. En resumen, pese a que el arco de Nova queda completado para dar paso a nuevas historias con el personaje (aceptando así su legado), le falta la garra que vimos en el arranque.

El dibujo de Kev Walker es correcto. El uso de las sombras logra mejorarlo en muchas viñetas, aunque ciertas inexactitudes anatómicas hacen pensar en viñetas acabadas con cierta prisa y el resultado no es tan coherente como esperaríamos.

Silver Surfer (o Estela Plateada) haciéndose colega de Galactus (de nuevo). Fuente.

El destino de los Heraldos

La segunda miniserie es la dedicada a Estela Plateada y la escribe Keith Giffen, quien había escrito la miniserie de Drax del primer tomo. Escribir a Estela Plateada no es sencillo. La leyenda cuenta cómo Stan Lee no quería que otros autores escribiesen a este personaje tras que él lo escribiese, pero siempre se ha llenado al personaje de una atmósfera mesíanica que ha hecho que otros autores no hayan podido resistirse y le hayan puesto las manos encima. Giffen fue uno de ellos y, lamentablemente, no le pilla el tranquillo a cómo habla el bueno de Norrin

El problema no está solo en los diálogos, sino también en la decisión que toma Estela Plateada para salvar a Galactus (su antiguo enemigo) de la horda aniquiladora quede como algo precipitado. Los buscadores, sirvientes de Annihilus, buscan a los heraldos de Galactus para robarles su poder cósmico y eso pondrá a Estela en el punto de mira. Sin embargo, dos antiguos adversarios de Galactus se unirán al mismísimo Thanos y a Annihilus en sus planes para cambiar el universo para siempre. Como verá el lector, el argumento es interesante y conocemos la motivación de Annihilus (el universo, al expandirse, devora el espacio de la Zona Negativa de Annihilus), pero la ejecución de Giffen deja que desear. Por suerte, el dibujo de Renato Arlem sí me parece destacable. Si la labor de Walker era más corriente (por así decirlo), Arlem logra asombrar con la muestra de las habilidades de Silver Surfer al enfrentarse a los buscadores, recuperar sus poderes y hacer frente a Annihilus.

En definitiva, si algo me estoy dando cuenta de Aniquilación es que estos dos primeros tomos son escalones de una larga escalera que, según muchos lectores marvelitas, merece la pena subir. Como siento cierto gusto por la space opera y los personajes cósmicos de Marvel, continuaré adelante para descubrir qué nos depara este viaje. Por ahora, Nova y Estela Plateada son dos piezas más del tablero y como buena historia río, los otros personajes como Drax y Annihilus empiezan a cruzarse con los demás, en lo que promete ser un cruce en el mejor de los sentidos. Pese a que el arranque no sea sobresaliente, tengo muchísimas ganas de saber cómo sigue.

Tomo de Aniquilación editado por Panini. Fuente.

  • Título: Aniquilación Saga 2. Nova - Estela Plateada

  • Autor/es: Keith Giffen, Renato Arlem, Andy Lanning, Dan Abnett, Kev Walker
  • Fecha de lanzamiento: 11 mar. 2021
  • Páginas: 216
  • Tamaño: 17x26
  • Contiene: Annihilation: Nova 1-4 y Annihilation: Silver Surfer 1-4
  • Formato: Tapa Dura
  • Interior: Color
  • ISBN:    9788413348315
  • Sinopsis: El segundo volumen de la mayor saga cósmica de la historia de Marvel. Golpeado y al borde de la muerte, Nova se prepara para regresar a la batalla. ¿Podrá sostener la pesada carga del legado de Xandar? ¿Podrá siquiera seguir con vida antes de que las huestes de Annihilus acaben con él? La Oleada Aniquiladora ha señalado también a los que fueran heraldos de Galactus. Perseguido por seres tan poderosos como él, Estela Plateada debe encontrar la manera de reunir a los antiguos siervos del Devorador de Mundos. Más información.
Calificación:

Publicar un comentario

0 Comentarios