7 de marzo de 2017

Crítica del libro: El juego de los niños de Juan José Plans, ¿quién puede matar a un niño?

Fotograma de una de las adaptaciones cinematográficas de El juego de los niños de Juan José Plans.
La mejor novela de terror escrita en español. Así podríamos calificar El juego de los niños de Juan José Plans. Me temo que, de haber sido escrita en otro país, ahora se la reconocería como un clásico del terror (y algo más), porque no tiene nada que envidiar a los grandes trabajos de autores como Stephen King (y bien Los chicos del maíz podrían haber sido otros "hijos" de las nubes amarillentas de la isla de El juego de los niños). Quizás, esta novela es más recordada por su adaptación cinematográfica, dirigida por Chicho Ibáñez Serrador. No lo suficiente.

Póster de ¿Quién puede matar a un niño?
de Chicho Ibáñez Serrador. Fuente.
Juan José Plans fue un polifacético artista, casi inseparable del medio radiofónico. Periodista, locutor, escritor… Plans estuvo detrás de muchas de las adaptaciones más celebradas del medio radiofónico como Frankenstein o Carmilla, además de obras propias como El juego de los niños. Y es que su obra, aunque es actual y moderna, tiene también cierto gusto clásico que encandila a los seguidores del género.

Considero que va siendo hora de reivindicar esta historia que, pieza a pieza, habla de la especie humana y como su único fin es la destrucción. Comienza como un mosaico sobre el mal: una mujer que huye de su marido, un alcohólico que estrella su coche, una periodista que entrevista a un premio Nobel que vaticina el fin del mundo, un matrimonio con la mujer embarazada que desea tener unas vacaciones, etc. Concluye con un punto y final para ellos y para todos. En medio, risas infantiles; cándidas y siniestras.

Malco y Nona son una pareja que decide ir de vacaciones a una pequeña isla perdida. Malco es un escritor de cuentos infantiles y Nona, su esposa, es su fiel amiga y está embarazada. Lo que parece un viaje perfecto comenzará a torcerse cuando descubren que la isla está habitada solo por niños, pequeños que tienen un juego mortal con los adultos, uno que termina con cadáveres de los mayores flotando a la deriva y tiñendo las aguas de rojo...

Con estos elementos, El juego de los niños es una historia no explora la naturaleza humana a través de monstruos como vampiros, zombis, alienígenas..., lo hace a través de una isla que sirve perfectamente de microcosmos y unos niños dispuestos a jugar... a matar. La mezcla del entorno infantil con el terror desenvuelve la trama como una buena obra de terror.


Portada de la novela.
Un clásico de merecida lectura.
Fuente.
Es una novela muy interesante, fascinante, porque también incluye reflexiones: ¿el fruto de este caos es la naturaleza librándose del ser humano? ¿Los niños nacen violentos? ¿Podrías matar a un niño que fuera un psicópata? Además, se habla de la violencia que sufren los niños en guerras, hambrunas… y su derecho a vengarse por todos esos actos atroces. Hay una trama al final interesante, que va de un premio Nobel que justifica el fin del mundo, que recuerda que, cuando era niño y vivía en un pueblo, fue bombardeado con juguetes y los niños salían a cogerlos (peluches, pelotas...) y resultaba que eran bombas. Y él, que ya es anciano, cree que los niños se merecen vengarse por toda la violencia que han sufrido en guerras, las hambrunas y demás. Todo ello desde el punto de vista nihilista (¿o realista?) de que si el ser humano desaparece, el mundo seguirá girando y nadie nos echará de menos en el universo.
Más cercano al horror de los niños de El pueblo de los malditos que al miedo divino de Los chicos del maíz y mucho más cercana a los temores del día a día, del adulto hacia el futuro que es la muerte y la niñez, El juego de los niños es una obra de merecido culto.
Como curiosidad, en 1999, Juan José Plans realizó una adaptación radiofónica de su propia novela como comentaba al principio y, años después, se realizó un remake cinematográfico en México, titulado Juego de niños.

Regresando al terror de esa isla perdida y demoníaca, El juego de los niños es una novela magnífica, vívida y trágica como la vida misma. Y, como toda buena historia de terror o ciencia ficción, un augurio o una advertencia. En medio, risas infantiles; ¿cándidas? Siniestras. Como nuestro futuro, como los niños nacidos del oro letal.

4 comentarios:

  1. Aquí está la adaptación radiofonica (en 6 partes)
    https://www.ivoox.com/juego-ninos-1-parte-audios-mp3_rf_301877_1.html

    Fue en el Programa Historias de RNe, una serie de radioteatros donde Plans presentó y adaptó a audio la mayoría de literatura clásica de terror. Aquí hay una buena selección
    https://www.ivoox.com/podcast-historias-rne_sq_f13829_1.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Plans era un genio y el programa de Historias es fantástico. Hay grandes capítulos y adaptaciones y debe reivindicarse.

      Gracias por el comentario, Gerard.

      Eliminar
  2. no he visto la pelicula pero solo se hablan maravillas de ella y ahora me entero que todo se basa en una novela, espero poder conseguirla aunque sea de 2da mano :o)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que puedas leerte la novela, su audionovela también es bastante fiel y está muy bien hecha, ya que la dirigió el propio escritor en su programa, Historias.

      ¡Espero que encuentres el libro y lo disfrutes! Gracias por tu comentario. ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.