29 de octubre de 2016

Cinco estereotipos de los que huir en tu historia de terror


¡Este viernes!
Hollow Hallows está disponible vía Amazon (sí, estoy nervioso) y quería aprovechar para hablar un poco más del proceso de escritura de esta novela, pero también de cualquier novela de terror e incluso me atrevería a decir que de cualquier novela, sea del género que sea.

Considero que, a veces, nuestras historias pueden ser mejores cuanto más se alejen de los estereotipos o los clichés. Me gusta la originalidad, no saber qué me deparará la siguiente página o incluso el siguiente párrafo. Esto no quiere decir que no disfrute de una obra clásica, que siga el esquema de grandes del género, pero sí que, en ocasiones, me gusta escapar un poco de esto, tanto en mi rol de escritor como en mi rol de lector (si es que ambos se pueden separar)... Sobre todo, me gusta distanciarme cuando escribo. 
Aún así, somos humanos y es usual que caigamos en algún estereotipo (estos no dejan de ser estribillos culturales para entender mejor las tramas), pero sí puede ser oportuno que hagamos una pequeña lista de aquellos en los que no queremos caer, ya sea porque no nos resultan atractivos, están muy repetidos o queremos algo distinto.

Estos fueron los cinco de los que me quise alejar, mientras escribía Hollow Hallows. ¿Cuáles? Allá vamos:

El mal proviene de los seres fantásticos


"Los monstruos son reales, y los fantasmas también: viven dentro de nosotros y, a veces, ellos ganan"- Stephen King.
El maestro detrás de novelas como It (Eso) supo captar a la perfección el lado más oscuro de cada uno de nosotros en esta frase. En muchas obras que admiro, el monstruo suele ser el germen del mal. Hay grandes libros así, como DráculaCarmilla, Frankenstein (aunque aquí las culpas se podrían repartir entre el mal padre y el mal hijo)...

Pero ¿qué ocurre cuando el villano es un ser humano como tú y como yo? Considero que vuelve la historia más tangible, porque cuando salimos ahí fuera, seguramente tenemos más posibilidades de toparnos con un psicópata que con un fantasma. Aunque nunca se sabe...

Sin embargo, esto no quiere decir que no podamos usar monstruos; a mí me encantan (el nombre del blog me delata), pero en este caso, quería usarlo de esta manera. Y sobre el realismo, siempre he pensado que hay más realismo en Alien, el octavo pasajero que en algunas películas malas de terror donde el malo es el típico psicópata. Así que, como siempre, esto depende también del autor y cómo baraje sus cartas: puedes tener la mejor ronda de la mesa, pero si no sabes jugarla, seguramente acabes perdiendo ante alguien con menos fortuna en el reparto, pero sí mayor agilidad en el juego.

Por este motivo, la mayor parte del mal de Hollow Hallows proviene de los habitantes del pueblo y no de entes extraños, aunque por el camino tengamos bestias que escapan a nuestra razón. Aún así, los actos de malicia realizado por los humanos son peores en muchos aspectos, no obstante, y lo reconozco: esto siempre depende de la historia y el autor.

Sí, los monstruos sobrenaturales también molan. Fuente.

El asesino en serie


Adolescentes enfrentándose a un asesino en serie... Es divertido (siempre que no seas uno de los adolescentes perseguidos), pero lo hemos visto mucho: Pesadilla en Elm Street, Viernes 13, Halloween, Scream... ¡Cada una tiene como cinco secuelas mínimo! Y el asesino en serie se va degradando al mismo nivel que parece que se vuelve invencible (vale que alguno tiene poderes, pero es que otros son solo tipos deformados con muy malos modales que sobreviven a patadas, caídas, atropellos...).

Puede ser divertido ver una película de terror de este estilo, incluso leer una novela, pero, en ocasiones, hace falta algo más que un ser rarísimo, con un arma, para escapar de los convencionalismos. Y eso que me encanta La Matanza de Texas (la original; es perturbadora).

Por eso, mientras escribía los primeros borradores de Hollow Hallows, pensé que uno de los personajes mataría a los hijos impolutos del Consejo uno por uno, pero rápidamente descarte la idea porque me sonaba demasiado a esta parte de la canción y eso era lo que menos quería. El karaoke es mejor afrontarlo borracho, que disimulando. O algo así.

Sí, la Matanza de Texas es una de esas pelis que ver en familia. Fuente.

Los héroes son perfectos


No creo en la perfección. Todos queremos ser perfectos, sí, pero nadie lo consigue (y si lo consigue, no será perfecto siendo imperfecto así que se contradice y..., vaya trabalenguas). ¿Por qué tendrían que ser nuestros personajes unos seres perfectos, altos, sabios, ágiles, honrados..., que escapan de todo indemnes? 

Es como en las películas, cuando los malos con sus armas de fuego nunca hieren al héroe y este siempre acaba con ellos. ¿En serio? La vida no es así. Todos nos ensuciamos
Y creo que los personajes imperfectos son los mejores. Recordáis al protagonista de El cuerpo cuando se mete en la charca con las sanguijuelas sin querer? ¿Recordáis al pequeño de El océano al final del camino haciendo frente a su padre e intentando huir? Estos "héroes" no son perfectos, a menudo, ni siquiera son héroes.


Hay muchos grandes ejemplos en la literatura de ese protagonista con defectos y considero que es muy importante tenerlo en cuenta y saber cuándo aplicar el truco de salvar al héroe. Os confieso que, personalmente, las cientos y cientos de páginas de El nombre del viento de Patrick Rothfuss no consiguieron siempre mantener el telón de la ilusión cerrado y alguna vez pude ver los cables de la trama que habían detrás; entonces, descubrí como Kvothe siempre se metía en problemas, pero (en la mayoría de los capítulos), por un motivo u otro, escapaba de esos líos y quedaba como un don perfecto (al menos, eso es lo que sentí y eso que disfruté la obra). Pienso que podemos darle una oportunidad a nuestras creaciones, pero hay que tener cuidado.

Desde mi experiencia, este es un punto difícil. En Hollow Hallows, yo quería hacer personajes imperfectos como la sombría Dawn, el tartamudo Garric, la triste Rahne, el valeroso Huargo o el errático Seth. Cada uno comete errores a lo largo de toda la obra y algunos aprenden de ellos (otros lo pagan de una manera terrible). La vida es así. Si llueve y salimos corriendo, lo más usual es que resbalemos y nos caigamos. ¿Por qué hacer personajes que sean una Mary Sue o un Gary Stu, unos doña y don perfectos?

El género de terror se mueve mejor así (con imperfectos), cuando el lector puede reflejarse en el protagonista o en los otros personajes. Es entonces cuando el miedo de los seres ficticios hace toma de tierra con el lector y este siente lo que siente nuestra creación. Y, creedme, por ahora no conozco a nadie perfecto, pero sí a muchos que hemos tenido miedo.

No podemos ser tan perfectos. Bueno, ellos sí. Fuente,

Adiós a la animadora y al idiota


Me encantan las obras de terror más clásicas y, si antes os he hablado de monstruos y protagonistas, ahora quería centrarme otra vez en los personajes. No es por nada, simplemente aprendí a disfrutar del cine clásico gracias a las clases de este arte en la facultad. Me encanta El gabinete del doctor Caligari y Nosferatu, por ejemplo. Y también otras películas que quizás se acercan más al suspense como Psicosis o el cuento gótico de Rebeca, sin olvidar magníficas adaptaciones como The Innocents, por solo nombrar algunas cintas. Entonces, ¿qué me pasa con las películas más actuales?
Algunas siguen apareciendo, algunas excelentes, creedme, pero muchas tienen la marca de clásicos del slasher y similares. Véase en los personajes: tenemos la chica guerrera (o algo mojigata) que chilla un montón, el atleta que va de héroe, el idiota algo drogadicto (suele ser también el bromista), la pija... Y así nos topamos con seres como la animadora y el idiota. Y sabemos quiénes van a morir casi por orden. Hemos leído y visto tanto terror en la ficción que sabemos lo que va a pasar como si nos hubiesen recitado las malditas reglas del cine de terror de las que se hablaba en Scream.

Por suerte, creo que si bien puede que algún personaje de Hollow Hallows cometa alguna idiotez (pero por eso de no ser perfectos), me libré de la animadora, aunque estuve a punto de caer con cierto personaje (por suerte, no fue nada que no arreglase con una dosis de violencia y canibalismo salvaje).

Así, pero con una animadora y un idiota siendo lanzados. Fuente.

El sexo induce la muerte


La regla imprescindible que no puede faltar en el temario. Opino que es el peor de todos los clichés o estereotipos que creo que nace de una visión un poco apagada del mundo. Recordad todas esas veces en las que una pareja tiene algo de sexo (o lo intenta) en una película de terror y terminan muertos los primeros, como si fuese un premio por intentar pasar un buen rato. Y sí, sé que esa escena se suele meter a calzador para que la peña que va al cine disfrute las vistas (hay gente que piensa que yendo a ver películas de miedo puede meter mano... En serio, eso se puede hacer incluso yendo a ver una película de Disney... Pero, en serio, en ese supuesto sería demasiado raro...).

¿Qué ocurre con este tema del sexo? ¿Es un mensaje que se nos envía de: "si os mantenéis castos y puros, el psicópata os dejará en paz"? ¿Es una manera de pagar los remordimientos? Nunca lo he entendido, pero lo he visto en la mayoría del cine slasher y en otras que ni eso, con fantasmas y monstruos de por medio. En serio, calmaos, solo es sexo.

En Hollow Hallows, me centré más en otras emociones entre los personajes (aunque existen algunas alusiones al sexo), pero me quedo con una cosa que me dijo una lectora sobre lo sucedido en Hollow Hallows: los habitantes de ese pueblo son tan mezquinos porque no practican ninguna variante del amor. Creo que tiene razón.

La Muerte está más interesada en otras cosas. Fuente.

En definitiva, estos son las cinco tramas o conceptos que intenté evitar en Hollow Hallows. Me gustaría recalcar algo que he dejado caer: el autor, la historia, el ritmo, el argumento... Esos puntos también son importantes, porque cada uno es libre de hacer lo que quiera (¡no hay reglas!). Hay escritores que saben usar a la perfección la originalidad, otros que prefieren lo más común, y crean grandes obras. Es como comer una tarta de manzana, habrás probado muchas, pero, de pronto, puedes encontrarte con una magnífica y eso tiene que ver con el cocinero. Un autor también. Puede coger los ingredientes mil veces probados y concebir algo diferente o disfrutable. Por eso, esto solo es una breve guía o un par de pensamientos de este juntaletras. No lo toméis a rajatabla. 

Ahora es tu turno: ¿qué opinas? ¿Qué tramas te gustaría evitar en tu próxima novela? ¿Estás cansado de algunos de estos clichés? Y recuerda que puedes adquirir Hollow Hallows aquí. ¡Gracias!

24 comentarios:

  1. Estereotipo que se da en los blogs, el comentarista que desea que le comenten sus comentarios.

    Estoy en un curso de historieta, que incluyen nociones sobre dibujo y guión. Nociones como que las historias necesitan de conflicto, la influencia del teatro, y que los estereotipos funcionan en las ficciones. Hay personajes que funcionan muy bien como el personaje amnesico, que tiene habilidades muy especiales.

    En cuanto a los estereotipos que desaconsejas, podría disentir. Veamos.

    El mal procede de los seres fantásticos. Hay novelas, películas en que funciona.
    Carmilla podría ser un ejemplo. Drácula no tanto, de hecho en la versión de Bram Stoker, casi que es un heroe romántico, mientras que Van Helsing se muestra como un asesino despiadado, decapitar a la vampiresa Mónica Bellucci. Por favor.
    Un caso especial son los zombies, son letales pero no son malos, son seres que no pueden evitar ser lo que son. Se usa que la verdadera maldad está en los seres vivos, que tiene más opciones de comportamiento. Un recurso que se ha usado demasiado. Es hora de una variante.

    El asesino en serie. Es un personaje que puede funcionar, lo interesante es que tenga una motivación legitima, que se entienda su deseo de vengarse, aunque su metodos sean extremos. Presenta como ejemplos dos personajes muy distintos. Jason no tuvo opciones, fue rechazado, luego casi murió, su odio lo convirtió en asesino, luego murió y se convirtió en un ser que muere y revive en forma interminable. Freddy es muy distinto, eligió ser en lo que se convirtió. Ya era asesino antes de morir. De hecho Freddy explota las debilidades de Jason para usarlo, en la película en común, para sus propios planes.
    En tu novela, con un final perturbador, lo sobrenatural suele ser desatado por sus habitantes. No hay un límite preciso entre lo natural y lo sobrenatural. O es un límite que puede ser cruzado, con terribles resultados.

    Los heroes no son perfectos: El único caso podría ser Superman, siempre tan heroico, con diferencias del vengativo Batman, con su dualidad. Tal vez su defecto sea su ingenuidad. El detalle que no siempre fue así. En las historias hechas por sus creadores, el personaje tenía menos poderes y usaba metodos comparables al actual Batman. Y se insinúa en algunas historias, que tiene una oscuridad a punto de salir de control.
    Y hay personajes que son casi perfectos, con algunas extrañas cualidades. El gran ejemplo es Sherlock Holmes, practicamente infalible en sus deducciones.
    Pero con cualidades como sus obsesiones, como no comer durante varios días para acrecentar sus habilidades mentales, el evitar ciertas emociones. Y fue vencido por Irene Adler, a quien recuerda como La Mujer. Personaje que las adaptaciones recuerdan, a pesar de solo aparecer en un relato. Watson suele cuestionar sus metodos. Por eso, un heroe puede ser imperfecto, a pesar de no cometer errores que cuesten vidas. Sus defectos pueden estar por otro lado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo en la entrada en más de una ocasión, cada creador sabe jugar con los estereotipos de una manera distinta y hay grandes historias que los contienen.

      En cualquier caso, en mi referencia a Drácula, me refiero a la novela, no a las versiones fílmicas, sobre todo en la que lo interpreta Gary Oldman. El monstruo no es tan romántico como en el film. No obstante, es un ejemplo de cómo me gusta cuando el monstruo es sobrenatural y va a lo que va, me refiero a lo contrario: incidir en la idea de que el mal solo es el elemento sobrenatural. En las buenas películas de zombis, lo de menos a veces son los zombis, sino el resto del grupo de supervivientes, como creo que señalas.

      En cuanto a Superman, cualquiera que lee el All Star de Morrison creo que concluye que es demasiado bueno como para que lo merezcamos. Los humanos solo podemos inspirarnos en su grandeza y eso que a veces se ha equivocado, no siempre es perfecto.

      Gracias por los comentarios y los diversos apuntes.

      Eliminar
  2. Continúo.

    La animadora y el idiota. Me destacaré que en la rubia tonta y atractiva, que es animadora. Es que funciona muy bien, ese tipo de personajes estaba en pulp fictions, con variaciones como Sally The Sleuth, detective policial, que a pesar de sus habilidades, siempre necesitaba ser salvada, a veces de asesinos en serie, canibales. Y perdiendo ropa.
    La cabaña en el el bosque plantea ese y otro estereotipos, como que su estado de estupidez es producto de los químicos de la tintura, para volverse rubia. Un plan de ciertos personajes. También se plantea para revertirse, como es el caso de Buffy La cazavampiros, una de las series más memorables que he visto. Está claro que no es víctima. Ese papel lo hace Cordelia, animadora un tanto repelente, pero con cierta simpatía involuntaria, que incluso sale de ese papel.

    El sexo induce a la muerte, una idea que ha parodiado y negado Scream. Tal vez se da en las películas de Jason. Aunque se explica por el resentimiento hacia quienes no impidieron su accidente, producido por lo que se llama bullyng, por dedicarse a intimar. Es cierto que ese estereotipo se da y es de lo más absurdo.
    Pero también es cierto que es un momento en que la atención al peligro no es la más optima. Y también se da la situación en que la chica duda y manda a su pareja a ver que pasa. Los dos mueren violentamente. La moraleja podría ser no ir a investigar y no interrumpir una situación erótica.
    Algo realmente molesto es que es más facil ver a una mujer decapitada que a una mujer desnuda. Incluso puede darse que una muerte violenta interrumpa un streap tease. O que un asesino aparezca en una situación prometedora, interrumpiendo.

    Un estereotipo interesante es del villano que se vuelve un heroe. Ejemplos son Bufy, el spin off Angel y Piratas del Caribe.

    Los estereotipos pueden ser usado en forma creativa por autores, que le den su propio enfoque,

    Buena entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por suerte sí, Cordelia también evolucionó en Buffy y conseguía trascender el estereotipo. Es algo que se le da bien a Joss Whedon y también lo demuestra en La cabaña del bosque, aunque la película no me terminó de gustar en su momento. Sobre el tema de la animadora, Buffy es otra demostración e incluso la animadora de Héroes, pero vaya, creo que todos sabéis por donde voy...

      Sobre el tema del sexo, sí, como bien dices, se prefiere mostrar la violencia al amor, pero ese tema de repetir hasta la saciedad esa escena de la que hablas me parece casi absurdo, un chiste.

      De todas formas, sí, hay gente que sabe usar los estereotipos y jugar con todo ello. La importancia es cómo.

      Gracias por tu comentario, me alegro de que te gustase la entrada.

      Eliminar
  3. Confieso que el estereotipo de la rubia tonta (y además animadora me saca mucho de quicio) tampoco me gusta aquel en el que el chico tímido e impopular (pero inteligente) termina con la primera, levantándosela al chulito del instituto.

    Espero que los dementores te lleven pronto el libro de prueba ;)

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese estereotipo es detestable, típico de película de sábado por la tarde o película para adolescentes... Por favor, ¿en qué instituto estudió esa gente? ¿En qué mundo viven?

      Hoy los dementores se pusieron en contacto conmigo, por suerte utilicé mis habilidades aprendidas de Lupin y me confirmaron que mañana me llegaría. Espero que así sea o que Azkaban mejore las vistas.

      Muchísimas gracias por tu comentario y tus deseos.

      Eliminar
  4. Merche (a través de las RRSS)26 de octubre de 2015, 15:07

    Yo el q detesto más q nada es el de los personajes típicos...donde como bien dices es evidente el orden en que vas a morir. También suelo odiar a los protagonistas...tan perfectos, como dices nadie es perfecto, y además creo en la belleza de lo imperfecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde luego. El terror es miedo a lo desconocido, en muchas ocasiones. Si son estereotipos mil veces vistos y similares, ¿cómo vas a sorprender? ¿Cómo van a ser desconocidos? Y en la novela juvenil tengo el problema de que muchos protagonistas me caen un poco (bastante) mal jejeje Gracias por el comentario. ^^

      Eliminar
  5. Narciso (a través de las RRSS)26 de octubre de 2015, 15:09

    Otro topicazo del género de terror, y más concretamente del subgénero zombi, es cuando al pardillo de turno le han mordido y oculta la herida (normalmente bajándose la manga) para que los demás no sepan que está infectado.
    Ese recurso están tan visto y gastado que deberían penalizar legalmente a los guionistas que lo sigan usando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuánta verdad... Como si las heridas (y más de zombi), no apestasen... Creo que donde lo vi con un poco de gracia (o bastante mala leche) y bien usado por última vez fue en El amanecer de los muertos con el tema de la embarazada. De resto, estoy contigo.

      Eliminar
    2. Narciso (a través de las RRSS)29 de octubre de 2016, 10:45

      Uno de los tópicos más trillados pertenece a su vez a uno de los subgéneros más tópicos y trillados: el zombi.
      Me refiero a cuando un personaje es mordido y oculta la herida bajándose la manga. Creo que en 9 de cada 10 películas meten ese mismo recurso o uno muy similar... Y cárcel. Yo les deseo cárcel a los guionistas que hacen eso.

      Eliminar
    3. George A. Romero parece que al "inaugurar" el género tal y como lo conocemos, tocó todas las bases que otros han seguido por A o por B. Y me pasa igual con el tema de las posesiones demoníacas. El Exorcista fue una revolución, pero también se ha convertido en una extraña ruta por la que se guía cualquier film sobre el tema, sin añadir nada nuevo. Igual que Poltergeist y las casas encantadas. Es como si con una idea tan fuerte, muchos prefiriesen remakes enmascarados a añadir algo nuevo. ¡Gracias por el comentario, camarada!

      Eliminar
    4. Miguel Ángel (a través de RRSS)29 de octubre de 2016, 10:50

      https://www.youtube.com/watch?v=fWn-LE5CvY8

      Eliminar
    5. Narciso (a través de las RRSS)29 de octubre de 2016, 10:50

      ¡Pero en ese trailer lo hacen con mucha gracia! jajaja

      Eliminar
    6. Miguel Ángel (a través de RRSS)29 de octubre de 2016, 10:50

      Ah... entonces los tópicos con gracia sí están permitidos...

      Eliminar
    7. Narciso (a través de las RRSS)29 de octubre de 2016, 10:51

      No, tampoco, pero ya que vas a tirar de poca imaginación, al menos ten gracia y chispa.

      Eliminar
    8. Miguel Angel, por algo funcionó Zombieland: estereotipos desde otro enfoque y con un halo desmitificador y poco serio que hizo que molase.

      Eliminar
    9. Miguel Ángel (a través de RRSS)29 de octubre de 2016, 10:51

      http://33.media.tumblr.com/870fd81dec354b012f18cd4a13fc595b/tumblr_nbo6cdydf21sa11jco1_500.gif

      Eliminar
    10. Narciso (a través de las RRSS)29 de octubre de 2016, 11:12

      Las películas de posesiones son otro catálogo (quizá el más grande) de tópicos y sustos clónicos que se van reciclando de una a otra. Son todas iguales. Varía el apartado técnico, que en unas mejor que en otras, pero en lo que a recursos se refiere, siempre tiran de lo mismo. Las hacen con el piloto automático y nunca salen de la niña con voz demoníaca que contorsiona su cuerpo de forma imposible.

      Eliminar
    11. Es un tema que me parece muy, muy interesante, pero como bien dices, nunca se pasa de esos momentos que están más vistos que... cualquier otra cosa. Por eso, suelo rehuir las pelis de exorcismos. Son todas iguales o tienen el tufillo de El Exorcista a más no poder.

      Eliminar
  6. A decir verdad, el estereotipo que más se me atraganta allí donde lo veo, es el del héroe perfecto. Quizás, de los que aquí comentas, sea el único que trasciende a las novelas/películas de terror, pues, ¿dónde no hay un héroe imbuido en la corrección y en el buen hacer, enfrentándose a malvados villanos con ansias genocidas y conquistadoras?
    Para mí ya no es el hecho de la existencia de dicho personaje, pues a fin de cuentas, tiene que haber alguno. Para mí, lo más insoportable de este tipo de personajes (dejando de lado el escudo de fuerza del que parecen gozar en escenas de acción, como tiroteos y demás enfrentamientos), es la rápida aceptación con la que parecen aceptar ese destino. ¿Dónde ha quedado el héroe que no quiere ser héroe? ¿De verdad pretendéis hacer creer que hay tanta gente deseosa de dar la vida (por gente a quién ni conoce), a costa de las suya propia y por motivos que rayan en lo utópico?
    Pero bueno, al final, como dices depende del autor y de como juega sus cartas, pero también depende de lo que vende, y un gran héroe que representa todo aquello con lo que habríamos de identificarnos, vende bastante.
    No digo que no sea entretenido de leer o ver, que en ocasiones lo es, pero cuando lees y ves lo mismo en novelas, películas y series, termina siendo algo bastante irritante.
    Gracias a dios, siempre habrá autores cuyos personajes rompan estos manidos clichés, o autores como George R.R.Martin a los que no les tiemble la mano a la hora de decapitar al héroe de turno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Considero que es una suerte que queden autores que no les importa romper clichés o que no les tiemble la mano a la hora de matar al héroe que esperábamos que llegase indemne hasta el final, como bien dices. Actualmente, creo que son el tipo de historias que más disfruto, ya que, me cuestiono cada vez temas estructurales como la consabida batalla final y temas similares para aportar un clímax. Hay otras cosas ahí fuera.

      Aunque puede que haya disfrutado de algunos personajes perfectos a lo largo de mis lecturas, debo reconocer que mi debilidad está en aquellos que pierden, fracasan y no suelen hacer nada heroico, en realidad, salvo intentar que no les arranquen el pellejo. Eso me parece bastante interesante.

      La época actual, con todo lo políticamente correcto, parece obligarnos a que mucha gente considere que solo podemos disfrutar de historias felices o cuentos mil veces contados, pero creo que aún queda, aunque sea lejos de estos márgenes, alguna esperanza. Quiero pensar.

      Muchísimas gracias por compartir tu opinión, tan bien razonada, y por comentar. ¡Un saludo enorme!

      Eliminar
  7. A mi es que los estereotipos, los iconos y los maniqueismos me apasionan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay nada malo en ellos de vez en cuando. Que no quede este post como el típico post de autor repelente que "prohibe" a otros artistas hacer algo. ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.