22 de septiembre de 2016

Críticas de cómics: “Batman. El hijo del demonio”, el Caballero Oscuro se enfrenta al abismo

Portada de Batman. El hijo del demonio, uno de los cómics que nos hacen profundizar en la mitología del héroe de Gotham.

“Entonces, la Tierra gritó como una mujer dando a luz y el viejo recién nacido se alejó con paso firme y los hombros encorvados como dispuesto contra la embestida de una tormenta cercana”.

Ra's Al Ghul ha regresado de la muerte. Un crimen en Gotham conduce a Batman hasta su viejo mentor y enemigo. ¿Se convertirá el Caballero Oscuro en el heredero de Ra's al casarse con Talia Ghul? El hijo del demonio es una historia importante dentro de la mitología de Batman. El Caballero Oscuro acepta su destino y asiste a un viejo enemigo con tal de destruir a un peligroso adversario común.

La historia de Mike W. Barr no es perfecta. Abusa de ciertos estereotipos como el veneno transmitido mediante agua, se recuerda (¡otra vez!) el origen de Batman…, pero es un relato que permite conocer algo más de la historia del Cruzado Enmascarado. Hay algún fallo (¿el escuadrón liderado por Batman no es capaz de esconder el cuerpo de un agente inconsciente cuando se infiltran en la base del malo, dejándolo al descubierto para que otro agente dé la alarma?). El ritmo tampoco es perfecto, pero Barr sabe escribir bien a Batman y a Ra's Al Ghul. Algo bueno de Ra's es que es un adversario con cierta clase cuya meta es la paz mundial. En cierto sentido, es la superación de Batman, ya que esté sólo quiere hacer justicia por venganza.

Uno de los momentos más interesantes de la historia es cuando Talia, la única mujer a la que Batman ha amado, revela que espera un hijo del Caballero Oscuro. La respuesta inmediata del héroe de Gotham es en llamarlo como su padre si es varón (Thomas) y como su madre (Martha) si es niña. El trauma de Batman queda reflejado una vez más. El héroe de Gotham parece que siempre será incapaz de superar ese trauma que lo ha definido desde entonces. A su vez, la idea de tener un hijo le hace feliz por primera vez en su vida (“En realidad nunca he sido feliz. Y me gusta serlo”, dice), SPOILER y será el hecho de que Talia lo pierda, lo que haga de Batman una vez más ese protector justiciero sin límites FIN DEL SPOILER. Todo eso es lo más importante de la historia, el transfondo de la Guerra Fría (siempre interesante), de un hecho misterioso y el adversario de Ra´s, un brutal Qayin, se antojan una mera premisa para desarrollar la parte más emocional.

Sobre el apartado gráfico, Jerry Bingham cumple, aunque sus figuras sean demasiado solemnes. Eso sí, es uno de los dibujantes que ha hecho una de las Talia Al Ghul más bellas del cómic.

Batman. El hijo del demonio puede que no sea una de las mejores historias de Batman, pero sí una de las fundamentales para comprender a Batman y el amor de su vida Talia y su mayor enemigo Ra's Al Ghul.

“¡No podré ver morir al mundo ante mí, pero al menos llevaré conmigo al asesino de mis padres!” 
QAYIN.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.