9 de junio de 2016

Motivos por los que la película Animales fantásticos y dónde encontrarlos podría ser una digna sucesora de Harry Potter

Este texto lo escribí hace un año. Me gustó el libro y me alegro poder compartir algunas de mis opiniones sobre la película. Por tanto, y como no fui a las clases de Adivinación de la profesora Trelawney, hay datos que se han sabido de la película a posteriori y que no contemplo en el texto. 
No obstante... Travesura realizada.


Logo de Animales fantásticos y dónde encontrarlos. Fuente.

Portada del libro. Fuente.
¡Las sagas deben terminar! Parece un mandamiento entre los espectadores, pero son ellos mismos los que acaban cayendo. 

La trilogía original de Star Wars dio paso a unas precuelas que hicieron que muchos deseasen que nunca se hubieran rodado, pero ahora son los mismos que están dispuestos a pagar por ver El despertar de la Fuerza. ¿Y qué me dicen de El Señor de los Anillos? Todo parecía terminado y ahí tenemos la controvertida trilogía de El Hobbit. ¿Y qué argumentar sobre Transformers? Muchos odian y despotrican la saga de explosiones enormes (ah, ¿qué era sobre robots gigantes? Perdón) de Michael Bay, pero siguen siendo un éxito de público. ¿Entonces? ¿Criticamos por criticar? 

Ahora el mundo de Harry Potter volverá a la gran pantalla tras ocho películas que se han convertido, por méritos propios, en parte de la historia del cine. En este caso, no volvemos a ver Harry antes o después del enfrentamiento contra Voldemort, sino que la propia J.K. Rowling se ha encargado de escribir el guion de Animales fantásticos y dónde encontrarlos.




Los fans ya se muestran hambrientos de noticias, detrás de cualquier novedad que va apareciendo como si fueran la buscadores de la snitch dorada. Aguardan con lealtad y entusiasmo, desde el fichaje de Eddie Redmayne como protagonista hasta el regreso de David Yates como director tras dirigir las cuatro últimas películas de la saga. Sin embargo, mucho seguidor (o cualquiera) se presenta receloso por varios motivos:
  1. Es solo una estrategia para seguir sacando pasta (Warner no da ni una y tienen una de sus sagas más potentes guardadas en el cajón, ¿por qué no aprovecharla?).
  2. Nos estamos quedando sin ideas. ¿No hay nada original en el Hollywood actual? ¿Tan complicado es hacer una película que no esté basada en nada, ni siquiera en una exitosa saga que comenzó en el ya lejano 2001?
  3. ¿Cómo veré o leeré Harry Potter sin acordarme de ese horripilante spin off?
  4. ¿Cómo va a salir una película de un pequeño librito que es más bien un bestiario sin trama donde la autora se lo pasó bien jugueteando con los diferentes seres que habitan su mundo?
El punto clave es el cuarto. Y no es inmerecido. Desde mi punto de vista, el rasgo principal que los detractores de esta película es haber olvidado que el cine adapta, no debe basarse al cien por cien en el libro, sino que debe aportar y es la propia J.K. Rowling la que está detrás del proyecto, habiendo escrito el guion y mostrándose como una ferviente defensora.

 Sin duda, vivimos en la época del cinismo, quizás precisamente por ello necesitamos algo de magia y he aquí mis motivos por los que, tras la lectura del libro, considero que Animales fantásticos y dónde encontrarlos podría no solo ser una gran película, sino una digna sucesora de la saga Harry Potter. Y no, no me he vuelto loco, solo soy un optimista indomable.

Fuente.

El origen de la Magizoología


Animales fantásticos y dónde encontrarlos fue un libro escrito por J.K. Rowling para donar parte de sus beneficios a la organización Comic Relief, para ayudar a los niños más desfavorecidos. En esta obra de menos de cien páginas, tenemos un prólogo del director de Hogwarts, Albus Dumbledore, una introducción de su "autor" Newt Scamander y unos setenta y cinco monstruos (aunque algunos no estarán de acuerdo con este termino) ordenados de la alfabéticamente, además de incluir algún que otro dibujo o anotación de personajes como Harry, Ron o Hermione

Partimos, por tanto, de la idea básica de la suspensión de la credibilidad y aceptar este libro como lo que es, un divertimento que nos obliga a aceptar la mentira como aceptaríamos que los Reyes Magos, Santa Claus o Dagon nos respondiesen a nuestra carta. De ahí que esquivemos posibles errores como el del prólogo de Dumbledore (queda por aclarar si es un fallo de la traducción incluir la referencia que hace Dumbledore a los euros, cuando este director de Hogwarts falleció mucho tiempo antes - junio de 1997- del establecimiento de la moneda -enero de 2001. ¿O la realizó su cuadro? ¿Y qué más da? Tal vez le ayudó Trelawney). 

 Pero ¿qué es la Magizoología? El estudio de criaturas fantásticas es una excelente excusa que puede hacer de J.K. Rowling, una de las autoras más portentosas de su generación, una hacedora capaz de concebir una aventura inolvidable para los lectores que crecieron con Harry Potter a la par que nos sumergimos en una odisea entre criaturas de lo más variopintas. No está mal, ¿no?

¡Sirenas! Fuente.

¿Qué historia contar?


En la introducción de Newt Scamander se afirma: 

“Animales fantásticos y dónde encontrarlos representa el fruto de muchos años de viajes e investigaciones. Al echar la vista atrás, recuerdo al mago de siete años que pasaba horas en su dormitorio despedazando horklumps y envidio los viajes que habría de realizar: desde la jungla más oscura hasta el desierto más deslumbrante, desde el pico de las montañas hasta las ciénagas. Al crecer, ese chico mugriento recubierto con los restos de horklump perseguiría a las bestias que se describen en las páginas siguientes. He visitado madrigueras, guardias y nidos en cientos de regiones, he sido testigo de sus poderes, me he ganado su confianza y, en ocasiones, he rechazado sus ataques con mi tetera de viaje”. 

Aquí hay una historia. O varias historias en torno a una vida. ¿No lo creen?

Newton ‹‹Newt›› Artemis Fido Scamander (y sí, Ron y Harry tampoco opinan que sea un nombre bonito) es el autor de Animales fantásticos y dónde encontrarlos y el protagonista de esta historia nueva que no depende al cien por cien de una adaptación. No hay capítulos, no hay tramas, puede ser original dentro de sus parámetros. ¿Por qué no dejarse sorprender?

Por su parte, Newt es todo un experto en la búsqueda de animales fantásticos, siendo un apasionado de estos que, mientras trabajaba para el Ministerio de Magia, fue enviado a redactar este compendio publicado por Obscurus Books. ¿No estaría bien en la película seguir las aventuras de este mago a través del mundo, buscando esos seres y ampliando el universo de Harry Potter con las posibilidades que eso conlleva? Uno cree que sí.

Aparte, en Animales fantásticos y dónde encontrarlos se trata, muy tangencialmente, del origen del Ministerio de Magia, las discusiones por saber qué era o no una bestia, el escarceo de un dragón por una playa… Vaya, parecen relatos que pueden dar más de sí, que guardan un potencial para convertirse en parte de las aventuras de estos personajes.

Newt, el nuevo héroe. Fuente.

Un mundo que ampliar


¿Un mundo o debería decir un universo? El escenario de Harry Potter es uno de los más ricos de la literatura y el cine fantástico de las últimas décadas. El talante de Rowling ha hecho que sus duendes sean plagas y sus hadas estén muy lejos del edulcoramiento muggle. ¿Por qué no explorarlo (cuidado con el término "explotarlo") un poco más? Cualquier lector de este particular bestiario, encontrará un rico background que ampliar, en el que sumergirse como en el lago de Hogwarts o el Bosque Prohibido. ¿Por qué no atreverse?

J.K. Rowling lo ha hecho a la hora de escribir este guion y participar en la realización de la obra teatral Harry Potter and the Cursed Child. Animales fantásticos y dónde encontrarlos aumenta el imaginario en torno a las aventuras de Harry Potter y esto es algo que otras sagas han hecho, como es el caso del Universo Expandido de Star Wars o los videojuegos como Las Sombras de Mordor en cuanto a la mitología de la Tierra Media de El Señor de los Anillos.

Y nadie ha muerto por el camino, en el sentido que, ya siendo superiores o inferiores, estas creaciones no afectan a la saga original en el sentido de que nuestra percepción no debería empeorar: si nos gusta Harry Potter y no nos gusta este spin off, no tiene motivos por los que el joven mago debería dejar de gustarnos. ¿No?

¿Volverá el hipogrifo a surcar la gran pantalla? Fuente.

Un tono de fábula divertida


Ya sea por ser un librito que no espera ser más de lo que es (aunque resucite esas bromas literarias de la creación de bestiarios imaginarios que, lamentablemente, se ha olvidado en los últimos tiempos), porque su estructura no es la de una novela o porque la autora J.K. Rowling lo hizo adrede, Animales fantásticos y dónde encontrarlos resulta tener un tono diferente al que tiene la saga del joven mago.  
Si bien Harry Potter poseía agudos toques de ironía (véase a los fantasmas) y fábula (no nos olvidemos de cómo Potter vencía a sus enemigos más allá de la tópica fuerza bruta de otras sagas), Animales fantásticos y dónde encontrarlos tiene unos rasgos aún más marcados, siendo una obra entretenida, que se lee en un santiamén y que resulta tremendamente divertida, pero con esa flema británica, esa "malicia" de los hijos de Albión y cercanías que hace que su humor sea bastante especial. 

Por ejemplo, la anécdota de Uric el Excéntrico, que pensó que había muerto y era un fantasma por escuchar el lamento de un augurey, pero tras varias contusiones al intentar atravesar la pared, se descubrió que estos buitres desnutridos solo clamaban porque se acercaba la lluvia... ¿No podría verse en el cine? ¿Podría este tono trasladarse a la película y hallar algo distinto a la saga? ¿Se puede amplificar Harry Potter sin que deje de ser Harry Potter, pero a la vez siendo independiente y ofreciendo algo nuevo? Esperemos que sí, porque sería un motivo de alegría para los que deseamos algo que no sea más de lo mismo, pero que tampoco rompa con lo contado con anterioridad.

Los hombres lobo de Harry Potter, una mitología a explorar. Fuente.

Viejos y nuevos monstruos


Pero esto es un libro sobre monstruos, ¿por qué vamos a dejarlos para el término de este post? Porque a veces, ¡lo mejor se reserva para el final! Acromántula, basilisco, caballos alados como los thestral, unicornios, el uro, troll (del que se dice: “de él destacan tanto su fuerza como su estupidez, ambas son prodigiosas”), los quintaped (y el subsiguiente conflicto de los McClivert y los MacBoon)… En este bestiario llevado a la gran pantalla también se puede incluir como cameo la aparición del famoso yeti o el monstruo del Lago Ness, los cuales aparecen citados dentro de la propia obra y que, de la pluma de Rowling y las artes de los creadores del film, podrían darnos historias que más valdría no olvidar. 

Después de leer el libro y redactar este trabajo, tengo claro una cosa: tenemos el escenario en pie, falta la historia que contar aunque tengamos un buen indicio. Y volvemos a la gran pregunta: ¿da para una película? Depende de la aventura que haya querido contar J.K. Rowling y los artífices tras el proyecto, así que deberemos esperar hasta verla... Porque a un servidor no le parecía mal la idea de convertir El Hobbit en una trilogía hasta que se dio cuenta de que Peter Jackson se olvidaba de su propio protagonista en momentos fundamentales de la trama. 
En resumen, la idea puede ser buena, mala o aceptable, pero la ejecución es, sin duda, lo más importante y esperemos que el hechizo de Rowling en el celuloide no se pierda. Estaremos pendientes de ella, sus animales fantásticos y sus sueños cinematográficos. ¿Cómo no íbamos a estarlo? No somos tan cínicos, pero sí ansiamos algo de magia.

9 comentarios:

  1. Últimamente no tengo muchas ganas ni de mirar blogs ni de comentar, pero en fin, aquí estoy otra vez.

    Creo que toda historia debe terminar, no creo que deba ser interminable (bueno, no creo que pueda serlo); incluso pienso que tarde o temprano tendrán que darle un final a Doctor Who (no digo que tenga que ser ahora, pero no creo que pueda durar para siempre). Y aunque a veces se hacen secuelas o precuelas o algo bien, otras veces pues...

    A George Lucas las precuelas no le quedaron tan bien como las originales. El Hobbit creo que habría quedado mejor durando menos (me gustaron, pero además de preferir el libro, la tercera parte me gustó menos). Para mí Piratas del Caribe es una trilogía y no quiero ver más, con tres ya tengo. Creo que ese es el problema que puede tener un fan, no darse cuenta de donde está el límite. Un día tengo que volver a ver Transformers y creo que lo voy a pasar fatal.

    Y Animales Fantásticos habrá que ver, pinta bien, pero ya dije que una trilogía no sé yo...

    P.D: creo que de esto escribí en mi blog, y me he planteado hacer publicidad, pero creo que eso sería poco ético, XD.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Doctor Who creo que mientras tenga ideas tiene la excusa de poder renovarse, desde el protagonista, su forma de ser hasta sus companions. Con un buen autor, la serie podría ser mil series a la vez. No sé si se me entiende.


      En cuanto a George Lucas y las precuelas no las condeno como otros, pero vaya, te hace pensar a veces, ¿eran necesarias? Al menos más que El despertar de la Fuerza, creo.

      Piratas del Caribe e Indiana Jones son tres. ¿Hay una cuarta? Desconocía tal cosa... Hurm... xD

      Transformers me vi la primera. Había robots dándose tortas y yo me aburrí. ¡Y eran robots! Maldita sea, debería estar flipándolo, pero no pude con ella.

      No te preocupes, que este blog tampoco tiene mucha ética y no serías el primero que me pone un enlace. Es más, está bien si está relacionado. El problema es cuando ni siquiera hay delicadeza y te pegan la lista de la compra por aquí.

      Un saludo enorme y muchas gracias por tu comentario.

      Eliminar
    2. Bueno, pues si no hay problema aprovecho, XD. Y pongo el enlace a la segunda parte (que apropiado) que escribí, porque creo que en ella hablaba más de este asunto:
      http://anotherbricklessinthefourthwall.blogspot.com.es/2016/03/ahmm-en-serio-parte-ii.html

      Eliminar
    3. Pues sí, ahora que lo pienso, escribir una segunda parte para quejarse de las secuelas es bastante divertido.

      No obstante, de acuerdo en que algo hecho solo por el vil metal, sin algo de cariño, crea monstruos en el peor de los sentidos.

      ¡Gracias por el comentario y el enlace!

      Eliminar
  2. Salvi (a través de las RRSS)9 de junio de 2016, 13:54

    Yo lo que tengo miedo es que la historia no tenga chicha. Los trailers no están mal pero tampoco es que te griten VEN AL CINE

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me han picado la curiosidad, pero vaya, es que con las otras pelis... Crecí con los libros. Ahora soy más cínico xD

      Eliminar
  3. Salvi (a través de las RRSS)9 de junio de 2016, 13:54

    Un trailer típico de Harry Potter emocionaba y estabas deseando ir. Éste juega más con nostalgia creo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras que no sea como otros "regresos" como X-Men DOFP, El Hobbit o El despertad de la Fuerza -.-u

      Eliminar
    2. Me gustan, pero ¿son los regresos triunfales a la Tierra Media con la que crecí? Nope, ¿juega la nostalgia contra mí? ¡Yep! xD

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.