28 de julio de 2013

Crítica de WALL·E (o Informe de un robot en busca de signos de inteligencia de la raza humana).


INFORME:
DÍA 1
La cápsula ha encontrado una serie de obras que podrían albergar algún dato sobre la inteligencia de la raza humana. Se llaman películas. Siguiendo el patrón ordenado, se comienza su exploración y visualizado.
DÍA 2
Se ha visualizado un tercio de las obras cinematográficas encontradas. Las más llamativas son las que pertenecen al género de la ciencia-ficción: se evalúa el futuro para pensar en el presente. Puede haber hallazgos de valoración interesante.
DÍA 3
Esta película de explosiones y robots gigantes que se acaba de visualizar no es un signo de inteligencia. Pensando en abandonar el estudio…

¿Qué será esta película?
DÍA 4
[Procesando…]
Hay otra película digna de reconocimiento. Grata sorpresa tras lo último visto.
La película trata un robot solitario que se dedica a limpiar la Tierra después de que la humanidad la haya abandonado. Se llama WALL·E, no tiene a nadie y recoge fragmentos de un mundo roto. Encuentra mucho valor a los que otros no. Cualquiera se siente identificado con él: un simpático basurero condenado a “pagafantas artificial”, según referencias humanas.
Una historia de amor.
Pasan los minutos. No hay diálogos. Intérpretes como los identificados por Charles Chaplin y Buster Keaton estarían satisfechos. El poder de la música y la gestualidad está presente durante toda la película, al igual que un diseño de producción genial (sí, aunque WALL·E recuerda a Cortocircuito), incluso se llega a mezclar esa magia llamada animación con actores reales. La banda sonora está valorada en la base de datos de este sistema como genuina. Buen trabajo de Ben Burtt, el padre del sonido de la saga llamada Star Wars, a la hora de dar voz a estos robots.
Entonces llega EVA, un robot en busca de signos de vida, seguramente diseñada por Apple. Poco a poco, la película cobra sentido: va sobre cómo el amor de dos seres diferentes puede conseguir cambiar las cosas y albergar vida aunque sea dentro de una carcasa de metal. Valoración de la metáfora: brillante.
Amistad.

Luego, llega la reflexión sobre la humanidad. Es una visión negativa. El ser humano ha olvidado moverse, engorda y vive en la ficción antes que la realidad.  Bebés gigantes que no se han dado cuenta de cómo ciertos robots han decidido “protegerles” siguiendo a raja tabla un viejo informe y jugando con las Leyes de la Robótica de Asimov. Hay un robot de otra película que se sentiría satisfecho por su heredero; HAL-9000 sonríe desde la tumba binaria [Véase informe 2001. Una odisea en el espacio. Wall-E homenajea a esta y a muchas otras películas de ciencia-ficción. Valoración: Interesante].
Es bastante intrigante cómo la llegada de un viejo robot como Wall-e a la gran nave Axioma (interpretación: aquello que nunca se discute) hace que muchas personas vuelvan a ser humanas, algo que habían olvidado, les ayuda a escapar de la Caverna de Platón. Toda la cinta está plagada de momentos enternecedores apoyados en un final optimista: podemos cambiar. Todos son humanos, solo esperan que se lo recuerden. Titubea en la segunda mitad, pero eso no borra todas las impresiones buenas del principio.
VALORACIÓN FINAL: Parece que sí, misión cumplida: el ser humano fue más inteligente de lo esperado. WALL·E es la demostración de ello.
WAAAAAAAAAAAAAAAALL·EEEEEEE

P.D. Debería mandar ya el informe con la muestra, pero prefiero seguir viendo películas. Pixar parece bastante interesante.
En un gesto de concordia, aunque no envíe este informe a nadie del presente, se lo enviaré a alguien del pasado. Quizás así las cosas no lleguen a ser cómo son. Todos somos Wall-E, ¿no?

3 comentarios:

  1. Desde mi punto de vista, está es la mejor película que ha hecho Pixar (sí, me gusta más que Toy Story).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toy Story 3 es mi favorita, seguida de WALL·E y después Up, aunque como dice este informe de cierto robot, tengo que seguir descubriendolas.

      Gracias por comentar y si quieres proponer alguna película para ser reseñada, eres bienvenido =).

      Eliminar
    2. ¡Donde viven los monstruos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.