12 de enero de 2012

Relato: ¡Bailaré sobre tu tumba!


Empezó con unos movimientos que recordaron a espasmos. Luego, vino la respiración entrecortada y, finalmente, hizo el “moonwalker” sobre la tumba del recién enterrado.
—Pero señor ¿qué diantres hace usted bailando sobre esa tumba? ¿No tiene usted ya una edad, abuelo?– dijo el enterrador al ver aquella extraña escena.
—¡Le prometí a este gañán que bailaría sobre su tumba cuando muriese!– gritó el anciano, que empezaba a hacer sus mejores pasos de “chachachá”. Muchos años yendo a academias de baile para ese glorioso momento.
—¿Y eso, abuelo? ¿Qué le hizo?
—Me dijo que era un rencoroso cuando teníamos diez años. ¡Yo le dije que bailaría sobre su tumba! ¡He esperado sesenta años! Y aquí me ve, buen hombre, bailando como un moderno. ¡Ritmo! ¡Ritmo!
El enterrador hizo un gesto con la mano para quitar importancia. Estaba perdiendo el tiempo y el fútbol iba a comenzar en la tele. Se fue a su garita y dejó al hombre deleitándose con pasos dignos de cucaracha envenenada.
El encargado del cementerio no recordó decirle que tuviera cuidado con la tumba, que la chapa era un poco falsa por temas de la crisis. Tampoco pensaba que la placa resistiera tan poco: “Esas cosas sólo pasan en las noticias del extranjero y en los cuentos, no aquí”, se dijo a sí mismo mientras se tomaba sus cervecitas.
Una hora después, mientras el señor lo daba todo con algún baile regional, el suelo se abrió bajo sus pies, cayó y le dio un infarto, muriendo junto a su viejo enemigo. Parece que sí, que si vivían en las noticias del extranjero o en un cuento.
De esta historia vienen dos frases: “la venganza y el rencor llevan a la muerte” y otra más práctica: “no bailes sobre la tumba de tu enemigo, al menos que fuera rico y se haya pagado una buena tumba”.
Sabiduría danzarina y muriente en estado puro.

6 comentarios:

  1. Venganzas, venganzas. Siempre se vuelven hacia el vengador... Muy buen relato.

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Sí, es uno de mis temas clichés. Me encanta y creo que aquí es fácil mezclarlo con cierto tufillo a humor negro.

    Muchísimas gracias por tu comentario, hasta pronto =D

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno,bravo!!Me encanta el surrealismo,como preparar una venganza durante años con clases de baile,y para terminarlo descubrimos que la vengaza a lo largo de tantos años solo llevo a la desgracia!Estupendo y divertido relato =D!

    ResponderEliminar
  4. Hola, Pablo

    Me alegro de que te haya gustado y sí, tiene una vena algo surrealista que no sé muy bien cómo salió. Quizás, simplemente de una expresión.

    Considero que es "Kill Bill" pero en una academia de baile jaja

    Muchísimas gracias por tus palabras y por tu comentario, hasta la próxima visita =)

    ResponderEliminar
  5. oye un poco tarde pero esta muy bueno!!!
    por cierto aunque kill bill es una de mis peliculas favoritas, reconozco que la venganza es un arma de doble filo: "poeque cuando vez cer a tu enemigo te envenenas por dentro"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Esteban

      Mientras llegué, nunca será tarde. =D

      Me alegro de que te haya gustado.

      Por mi parte, yo también considero que la venganza es un veneno, pero que en las historias funciona bien como elemento dramático. En "Kill Bill", Bill le demuestra a la Novia que siempre será un monstruo. En "V de Vendetta" (el cómic), su venganza implica su propio fin a cambio de una nueva sociedad. En este relato, el personaje principal acaba muriendo por no saber perdonar.

      Creo que la moraleja de todo esto es: la venganza no es buena.

      Un saludo y gracias por tu comentario, hasta la próxima vez que nos leamos.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.