29 de noviembre de 2010

Relato: De aquí a Lima

Imagen libre de derechos.

Siempre tuve muchos sueños, pero la gente que me rodeaba nunca los entendía. Pronto, empecé a entender que los sueños son sólo tuyos y no puedes pedir que la gente crea ciegamente en ellos.
Me empecé a dar cuenta cuando sólo tenía seis años. Fue cuando le pregunté a mi madre…
—Mami, ¿por qué no llueve hacia arriba?
—Porque… Porque no. Lo sabe todo el mundo. Es así “de aquí a Lima”.
Así fue como descubrí que, por muy seguro que parezcan los padres, bajo ese poder, se esconde la duda y el temor a ser más tontos que sus hijos.

Recuerdo que una vez, cuando tenía diez años, mi padre me encontró maullándole a los gatos…
—¡Estaba intentando hablar con ellos! ¿Por qué ellos no pueden hablar conmigo? ¿Les caeré mal?
—¡No seas idiota! ¡Los gatos no hablan! Lo sabe todo el mundo. Es así “de aquí a Lima”.
Fue en ese instante cuando supe que los padres son las criaturas que han perdido completamente la fe en la fantasía y también supe que le caía mal a los gatos.

Nunca olvidaré que mis amigos nunca se tragaron que yo pensase que mis juguetes tenían alma y que yo no los quemaría como ellos…
—¡Son seres vivos! ¡Son amigos míos! ¡No puedo quemarlos!
—¡Son trozos de plástico, idiota! Elige entre tus amigos de verdad, nosotros, y… ¡esa basura! ¡Son machangos, idiota! Lo sabe todo el mundo. Es así “de aquí a Lima”.
Así aprendí como los adultos lo son: matan a su niñez con pequeños y crueles actos de madurez.

Siempre me vendrá a la cabeza cuando le dije a la primera chica con la que estuve… ya sabéis qué… lo siguiente:
—¿Cómo? Pero ni todos los globos del mundo podrían detener la semilla que trae la cigüeña de París. ¡Ningún globo!
—¿Cigüeñas? ¿Semillita? ¿París? ¿Globos? Oh, querido, ven aquí con mami. Lo sabe todo el mundo. Es ¡así! “de aquí a Lima”.
Aprendí que todo eso de la semillita, las cigüeñas y París se había pasado de moda. No me importo demasiado, sinceramente.

Y podría seguir durante cientos de páginas diciendo todas las veces con las que me he topado con esa frase “de aquí a Lima”. Siempre rompiendo mis sueños, mi ingenuidad, ¿mi inocencia? No estoy seguro, quizás he aprendido demasiado de este lado del mundo y es hora de dar un par de pasos más y decidir a vivir mi fantasía.

Afortunadamente, acabo de cruzar la línea fronteriza de un lugar con un gran cartel. Dice “Lima”.
De aquí en adelante, quizás me reencuentre con mis fantasías y mi inocencia.
Mira… Llueve hacia arriba, los gatos me dicen “¡Hola, maramamiau!”, mis juguetes se alegran de que no los quemase y las cigüeñas van cargados de críos hechos en París… Y mil cosas más… ¿Puedes verlo?
A partir de ahora, estaré con mis sueños, más allá de Lima.

8 comentarios:

  1. Oh!
    La verdad es que es un relato muy bonito que expresa mucho!
    Es cierto que los adultos pueden en cierto modo quitarle a un niño su inocencia, pero creo que los peores de todos son los propios niños, ellos si que son crueles y les quitan la inocencia a los demás, solo porque ellos se creen más adultos que otros de su misma edad por saber cosas diferentes. El otro día la hermana pequeña de mi amiga llegó llorando a su casa diciendo que en el cole le dijeron que los reyes no existían, es necesario que esa niña con lo chica que es llore por este tipo de cosas? Admitámoslo, el ser humano en numerosas ocasiones es realmente cruel.

    Hay veces en las que parece que es necesario que un individuo lo conozca todo sobre todo. Eso no es justo, alguien debe saber más que otros para que estos enseñen a otros, quienes a su vez enseñarán a otros y así una cadena

    Vivir en el mundo de los sueños es algo bien bonito pero a veces hay que despertar de él para conocer cosas nuevas no cree? Aunque nunca hay que dejar de creer en lo que uno cree, por muy estúpido que esto sea. A veces en la ignorancia se es feliz, es un tanto triste pero es así de cierto.
    creo que tenemos que saber hasta donde llegan los sueños, que cosas lo son y que no, y juntando un poco de las dos obtendremos algo bonito, no hay que quedarse aparcado solo en un lugar.

    Ir a Lima a hacer los sueños realidad? Yo prefiero ir al País de Nunca Jamás, a encontrarme con Peter Pan y ser una niña que puede seguir creyendo en ciertas cosas, para que nadie me diga que soy tonta por ello.

    Creo que ya me extendía más de la cuenta y que he dicho cosas que no tendrán sentido pero y qué!? Escribo lo que quiero :) Espero que usted tenga sueños bonitos y que si se cumplen pues bienvenidos sean pero como dijo Calderón de la Barca, Los sueños, sueños son.

    Un bonito relato. Señora Anónima Mortal :)

    ResponderEliminar
  2. Es un relato tierno, la verdad.
    Yo me sigo resistiendo también en cierta forma, me tendré que ir a Lima...
    Supongo que los escritores nunca perdemos la capacidad de imaginar posibilidades que a los demás se antojan imposibles (Y sí, en escritores ya me incluyo, por todo el morro xD).
    ¿Has pensado alguna vez en escribir algo largo, una novela, quizás? Porque valdría la pena echarle un ojo.

    ResponderEliminar
  3. Saludos, Señora Anónima Mortal.

    Me alegro muchísimo de que le haya gustado el relato =).

    En cuanto a la crueldad, si algo diferencia al ser humano, pequeño o grande, de los animales es la capacidad para ser terriblemente crueles, insisto, tengamos la edad que tengamos. Si bien los niños le revelaron esa verdad a los otros críos, ¿no hay algo de culpa en criarlos en una mentira? Pero... No todas las mentiras son tan evidentes y vivimos con ellas, ¿no cree que da algo de miedo?

    En cuanto a saber y no saber, el señor Einstein decía algo muy inteligente: "Todos somos ignorantes, pero no todos somos ignorantes en las mismas cosas". Nadie sabe todo y siempre habrá alguien que en algo sepa más que tú. La humildad en este campo es lo que puede salvarnos.

    Más allá de Lima, el País de Nunca Jamás... Sea cual sea, por favor, vaya a un lugar donde pueda creer en sus sueños. Eso es lo más importante y no le importe que alguien los tache sólo de esos, será que ellos no los tienen.

    Me ha gustado mucho su comentario, al que le he encontrado sentido y sí, le deseo muchos sueños que sean sueños, pero que cumpla, por supuesto alguno.

    Muchísimas gracias por todo, Señora Anónima Mortal. =) Sea feliz y sueñe mucho.

    ResponderEliminar
  4. Saludos, Misery.

    Creo que hay mucha gente que somos de otra pasta en el sentido de que no nos da vergüenza admitir que tenemos sueños. Es más, creo que todo el mundo tiene sueños, la diferencia es si lo admitimos o no. ¿Qué sería del Infierno si no se pudiera soñar?... Algo así dice Morfeo a Lucifer en "Sandman" de Neil Gaiman y la verdad es que lo comparto.

    En cuanto a irse a más allá de Lima, si es nuestro sueño, pues hay que cumplirlo.

    Sobre lo que dice de los escritores, supongo que para eso "nos pagan", en el sentido de que es nuestro motivo de existir. Sé que me miraran mal por no ser alguien que escribe cosas 100% realistas siempre, pero también sé que tenemos que imaginar cosas imposibles y hacer que otros las imaginen. Así que tanto tú, Misery, como yo tenemos un camino que cumplir con esas personas (y no diga eso de morro, que yo le veo madera de escritora).

    En cuanto a escribir novelas, sí. Hasta hace cierto tiempo estaban en el blog mis guiones y libros, pero ante la posibilidad de probar con alguna editorial los he retirado. Ahora espero respuesta de una, esperemos que haya suerte, mientras voy pensando en otra que por ahora promete, aunque a ver si llegó a hacerla.

    Por último, le pregunto lo mismo ¿ha escrito algo más extenso? Sería un placer leerlo después de leer tus grandes reflexiones.

    Muchísimas gracias por el comentario, Misery =)

    ResponderEliminar
  5. Algo más extenso (Y más serio de lo que suelo poner en mi blog, por suerte xD) acostumbro a escribir. No creo que esté muy bien, además, al contrario que tú (aunque casi me tratas de usted, y no sabía si tutearte)parece que yo huyo de los temas realistas. Trato de mantener las reacciones realistas en mis personajes, pero los entornos que los rodean suelen ser de lo más irreales. Influencias de Stephen King...¿Qué le voy a hacer?
    El caso es que respeto a la gente que mantiene las cosas dentro de un marco realista porque yo soy incapaz de resistir la tentación de ir más allá e inventarme quiméricos mundos que se pueden parecer más o menos a este, dependiendo del humor.
    Me estoy andando por las ramas...
    El caso es que si algún día publicas, no tardes en notificarlo por aquí ¿Eh?
    Eso de preocuparse por la publicidad implica seriedad al respecto, yo publico en internet historias mías de doscientas páginas con la total confianza de que nadie querráatribuirse semejante aberración, así que tú debes de hacerlo bien y en serio xD

    ResponderEliminar
  6. Saludos de nuevo, Misery.

    Creo que, algunas veces, nuestros peores críticos somos nosotros mismos, que a veces hay un miedo que no nos deja escribir lo que nos apetece o atrevernos a hacer cosas diferentes o intentar publicar. Te animo a que dejes ese miedo y que no seas tan crítica contigo misma, seguramente así puedas probar en alguna editorial cuando creas que tengas algo que pueda funcionar (seguro que sí).

    En cuanto a los mundos realistas y estar un poco más anclado en el suelo, es algo que llevo haciendo desde hace poco más de un año. Anteriormente, siempre vagaba por mundos de fantasía épica o por el terror con una influencia gótica tremendas. Aunque no me libre de ellos aún, ahora he decidido probar otras cosas, estilos... Y estoy intentando dar otro paso más, pero por ahora sólo es un suponer.

    Sobre que Stephen King sea una de tus influencias sólo te puedo decir que es un gran maestro y que algunas de sus obras son geniales, aunque nunca gane el Premio Nobel de Literatura (el día en que gane un autor "de género" será un milagro).

    Sobre si algún día publico, avisaré desde luego, que hay que ver si consigo que se venda algo xD

    Yo publicaba historias tremendamente largas por aquí, aunque siempre pensé que entretenidas, y bueno, al probar en editoriales he tenido que abandonar. Te recomiendo que pruebes con lo mejor que tengas en alguna editorial, seguro que apostarían por una autora con influencia de King. Podrías tener un grandísimo público y seguramente, con una obra más que decente, aunque debería leerla.

    En definitiva, perdona por una respuesta tan larga y muchísimas gracias por tu comentario. =)

    ResponderEliminar
  7. Tranquilo, las respuestas largas son la sal de la vida xD
    Además, no suelo hablar con mucha gente de este tipo de temas.
    En cuanto a lo de los premios, siempre he considerado que son algo secundario. El verdadero triunfo de un escritor es hacer a alguien llorar de verdadera empatía por sus personajes o reír por la felicidad de estos. Que a ellos llegue a preocuparles el bienestar de esas personas ficticias que han estado siguiendo desde hace tantas páginas, que en verdad pueden ser como días, meses y años condensados en sólo unas horas de lectura. Que alguien pueda sentir ese tipo de comunión con algo que hayas escrito es suficiente premio para cualquiera...
    Claro que si encima puedes ganarte la vida con ello, genial, pero no me hago muchas ilusiones xD
    En cuanto a las apuestas de las editoriales... nunca se sabe como de receptivas van a estar con tu propuesta y ciertamente, a veces se necesita. Para empezar, cualquiera que lea la sinopsis de It puede pensar una barbaridad (yo misma), pero el libro es genial, toda una experiencia que te lleva hasta los más profundos terrores de infancia...
    Eso sí, ahora explícale a los editores, Señor King, que tu libro va de un alienígena de millones de años que come-niños y que se disfraza de payaso... Menos mal que él ya era famoso por ese entonces y tiene talento.

    ResponderEliminar
  8. Si las respuestas largas son la sal de la vida, eso explica que exista el océano. Hay tantas respuestas largas...

    Desde luego es cierto lo que dices sobre la magia de crear por encima de los premios. No me explique bien en el comentario anterior. Si esos premios fuesen justos o tuviesen las miras más abiertas, serían verdaderamente importantes. No puedo creerme que nadie haya reconocido con un galardón así a ese gran escritor que es Alan Moore, por ejemplo.

    Sin embargo, gane o no premios, considero que sí, que lo verdaderamente importante es ser lo suficientemente bueno para crear esa magia que tan bien has descrito. Sobre todo, ese momento en que has trazado tanto el camino y jugado tanto con esos personajes que parece que ellos solos se escriben. Eso es magia.

    La verdad es que la primera novela y venderla a la editorial es difícil. Necesitas desde un resumen hasta la propia novela o quizás sólo capítulos. Puedes ser diferente y conservarte a ti mismo, pero no puedes aparecer con una macrosaga de 60 números o una cosa rara rara. Eso se deja para cuando apuesten por ti... Aunque quién sabe... Todo es suerte al fin y al cabo.

    Yo creo que cualquier idea bien vendida puede servir bastante bien, aunque si le quitas lo extraño, pues te queda algo "tan simple" aparentemente como ese resumen de "It".

    Mucha suerte y recuérdeme cuando se haga famosa por su talento. Necesitaré a alguien que me escriba los prólogos, xD

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.