28 de octubre de 2010

Relato: ¡Batea!

Imagen libre de derechos.

Entre mares de nubes blanquecinos, montañas de cristal se alzaban impetuosas. La luz blanca jugaba a nuestro alrededor, cegadora. Después de tanto tiempo, habíamos llegado. La paz se respiraba con el aire limpio, impoluto. ¡Oh! ¡Y las estrellas! Ellas te sonreían como la gente que te quiere: con amor, dulzura y luz, pero efímeras ante el fin. Era agradable soñar.
—Se prepara y… ¡batea! dijo la mujer.

Desperté, abrí los ojos. El derecho estaba cubierto de una capa turbulenta grisácea, el otro estaba casi ciego. La sangre resbalaba por la frente. No podía moverme. No era un dolor de cabeza normal, era un dolor penetrante, como un corte frío. La asesina me partió la cabeza con un bate de béisbol. No era una mala manera de morir soñando. Lo malo realmente era morir.

4 comentarios:

  1. Buenos dias!!

    Su relato me ha gustado, como ya le dije! =) La verdad es que no me esperaba el final!

    Esta muy guay, aunque tuviste que estar un poco flipado para escribir algo asi! xD

    Pero está guay!

    Espero que siga colgando! Mucha suerte! Cuidate

    Elsbeth Silsby.

    ResponderEliminar
  2. Cosas de escribir mucho, en poco tiempo, teniendo que reciclar un relato considerado cursi para hacer algo raro.

    Señora, sí, no estoy bien de la cabeza.

    Muchísimas gracias por su comentario =)

    ResponderEliminar
  3. Pero qué te fumaste para escribir algo así?
    Desde luego no sé cómo se me ocurrió que podía tener un final bonito en lugar de un bate de beisball en una cabeza chorrando sangre...ahora iré a cortarme la cabeza para aprenderla lección y que eso no se hace.

    En fin, la verdad es que me gusto y todo así que desde por contento o con un canto en los dientes, lo que usted prefiera.

    En fin, paseme un poco de su droga y sea feliz!

    Señora Anónima MOrtal

    ResponderEliminar
  4. No me gusta fumar ni necesito hacerlo para escribir... La verdad es que soy raro a veces sin esas cosas... Lo confieso, soy culpable.

    Considero que cualquier cosa puede ser bonita o fea según su punto de vista y he llegado a la conclusión de que hacer cambios radicales en estos aspectos consigue que te sientas defraudado o te encante. Espero que le haya gustado.

    Sí, veo que la ha gustado, así que estoy contento y me doy con lo que quiera.

    Le pasaré algo de droga llamada lectura, seguro que la conoce.

    Sea feliz usted también.

    =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.