21 de octubre de 2010

Críticas de cine: Buried (Enterrado) de Rodrigo Cortés (2010)

Despiertas. Tiemblas. Todo está completamente oscuro. Tienes sed. Tu cuerpo está dolido. Intentas moverte, pero no puedes. Estás encerrado. Empiezas a respirar con dificultad. Hace demasiado calor. El sudor cae por tu cuerpo. Encuentras un mechero. Lo enciendes. Descubres la terrible verdad: has sido enterrado vivo… y estás solo. Ésta es la premisa de…

 Buried (Enterrado) de Rodrigo Cortés (2010)

Póster de Buried (Enterrado). Fuente.

"Es extraño... saber..."

Desde los créditos, la película nos mete en situación. La idea de enterrar a una persona en vida aunque extraña, ha sido llevada a la gran pantalla en varias ocasiones. Pongamos, por ejemplo, Kill Bill Volumen 2 de Quentin Tarantino, además de, para la pequeña pantalla en esta ocasión, el capítulo de CSI: Las Vegas que dirigió el propio Tarantino o el archiconocido Alfred Hitchcock presenta… La más original, cuanto menos, es la de la película de Córtes. Algo más de noventa minutos en los que el espectador está dentro del ataúd y Cortés demuestra saber cómo jugar con la cámara y las sensaciones del espectador, metiéndonos dentro de esa tumba.

El guión de Chris Sparling es amargamente realista. En 2006, el personaje (Paul Conroy) despierta en un ataúd, enterrado vivo, junto a un par de utensilios como una navaja, una linterna y, quizás lo más crucial, un móvil. En medio del desierto de Irak, un terrorista le comunica por una llamada que sólo será liberado si su familia paga cinco millones. La cuenta atrás para intentar salvarse comienza en un par de horas insufribles, donde el único enemigo no será aquellos que imaginamos.

Con esta premisa tan curiosa, buena y llamativa la película podría haberse hundido en la nada o haberse salido con la suya y demostrar que una buena premisa sólo es el principio. Afortunadamente, la cinta de Enterrado es lo segundo. La película se convierte en un cúmulo de buenas ideas que te dejan pegado al asiento.

Póster de Buried. Fuente.

Lo duro no es sólo sentirte como el personaje, hundido, olvidado, sino también ver cómo ciertas respuestas te arrancan una sonrisa de incredulidad en el sentido de: ¿cómo hemos olvidado lo importante que es la vida de los demás? ¿Cuándo la burocracia nos ha hundido en esto? De esto último, se deduce una fuerte crítica de la cinta al papeleo y a la manera de actuar, deshumanizada, de muchísimas personas. Ese humor a partir de la perplejidad, del “No puede estar pasando” que suele ocurrirnos a nosotros mismos en momentos duros, recuerda al suspense extraordinario del maestro, el genio, el que siempre hay que nombrar en este tipo de filmes, Alfred Hitchcock (director de famosísimas películas como Psicosis, Con la muerte en los talones, etc).

Una película que transcurre toda en el interior de un ataúd podría haber resultado un tostón, un experimento fallido, o podría haberse recurrido a sacar la historia fuera, como, por ejemplo, en la primera parte de Saw, dirigida por James Wan. Aquí, tanto el guionista, como el director, como los productores, demuestran haberse comprometido en el proyecto y defender la idea de encerrarnos el ataúd, aunque pueda llegar a desmoronarnos.


No puedo dejar de mencionar la gran labor de su protagonista. El actor Ryan Reynolds es conocido por actuar en comedias, ser el esposo de Scarlett Johansson o encarnar a tres personajes de cómic en la gran pantalla (Green Lantern para DC, y Hannibal King y Masacre para Marvel). A partir de ahora, también será conocido por su excelentísima actuación en Buried. Si cargar solo con el peso de una cinta es difícil, Ryan Reynolds le quita hierro demostrando que puede ser tan buen actor cómico, como de acción y también de suspense y drama, siendo tal vez uno de los más completos de su generación. Un papel memorable para el mejor hasta la fecha de Reynolds. El intérprete se convierte en Paul Conroy y nos introduce en una dura historia sobre las que pueden ser tus últimas y escalofriantes horas, donde pasará por el miedo, la frustración, la rabia y la locura, porque existe más de una forma de enterrar a alguien además de en un ataúd y con tierra.

Por su parte, la música de Víctor Reyes se convierte en una fuente transmisora de los sentimientos de la película en escenas puntuales, cuando es más necesaria. Algo chocante e irónica resulta la canción de los créditos, que según creo, fue compuesta por el director de la cinta.

Con películas tan originales y fascinantes, sólo podemos pensar en el gustazo que da ir al cine. Definitivamente, este filme es ante todo un filme de suspense, aunque también se tiñe de la desesperación del drama y el miedo del terror psicológico.


"Lo siento"

8 comentarios:

  1. Hey!!

    Que tal? Seguro que bien! Yo muy bien!

    Tengo que reconocer es que esta peli me gusto muchiiisimo, no me esperaba mucho o si no lo se, pero la evrdad es qe em sorprendio la actuacion de Ryan Reynolds, lo hizo estupendamente genial! Y me encanto!

    La verdad es que no puedo decir mucho de esta peli sin contarla, asi que no lo hare! Me imagino que habra gente que querra ir a verla! xDD

    Pues bueno, una peli genial! Le pondría quiza un 8,8, o algo mas o menos asi!!

    Bueno cuidate mucho y se feliz!!

    Elsbeth Silsby!

    Pd: Por cierto la critica esta genial, no se si lo habia dicho, pero me gusto muchisimo! xD

    ResponderEliminar
  2. Hey!

    Bien, gracias. Me alegro de que tú también lo estés.

    Lo bueno de ir a ver las películas sin esperarte demasiado es que, al final, pueden sorprenderte con poco... como suelo decir. Lo malo es cuando ni eso.

    Yo es que soy de no hacer spoiler para que nadie desee enviarme al infierno... por esto al menos.

    Me alegro de tu nota, bastante alta jeje y se lo merece. En mi opinión se queda en el 8,5 por ciertos detalles que no terminaron de convencerme del todo.

    Muchísimas gracias.

    PD: Gracias por si no te lo había dicho.

    ResponderEliminar
  3. Jarl, yo queria ver esa peli pero mi pariente no quiere venirse XD

    Asi que me la tendré que ver dell internes, santo internes...

    ResponderEliminar
  4. Doña, ir al cine solo es también una experiencia, y muchas veces molona.

    No caiga en la piratería, que es feo

    He dicho.

    xD

    Muchísimas gracias por tu comentario.

    ResponderEliminar
  5. gran cinta, una de las sorpresas del momento, la premisa de estar durante 90 minutos encerrado en un ataúd puede dar como resultado una cinta un poco tostón pero en este caso gracias a una genial dirección y un solido protagonista logran crear una gran obra

    ResponderEliminar
  6. Hola, Alexme!

    Me alegro de que te haya gustado la película. La verdad es que tienes razón en lo que comentas. Creo que el guión, el director y el protagonista fueron la fórmula perfecta para esta gran cinta.

    ResponderEliminar
  7. Joer, pues si está tan bien, iré a verla, tenía un poco de miedo de que fuera un toston, pero parece ser que les ha salido bien la cosa.
    Me gustan las pelis de este estilo pero para ello tienen que tener un cierto grado de inteligencioa que con este género nunca se sabe.
    Con lo de Miki casi me da algo xD.

    PD: se te olvido mencionar cube como gran baluarte de psicosis y desesperación =) de. (Ya sabes quien soy xD).

    ResponderEliminar
  8. Pues la verdad es que no estoy seguro de quién eres, pero me alegra verte por aquí. Quizás seas cierto chaval que le gusta "La Bruja de Blair", pero no estoy del todo seguro. No menciono "Cube", que aunque es una buena película, no sé... Nunca me han llamado las matemáticas (algún día explicaré este chiste xD).

    La película está muy bien. Si te metes en situación y empiezas a sentirte como el personaje, te gustará y empezarás a odiar la burocracia.

    Un experimento ciertamente interesante y es tan inteligente como lógico y realista por otra parte.

    En cuanto a lo de Miki, o Miguel Nadal, como aparece en los créditos, es cuanto menos curioso.

    Muchísimas gracias por tu comentario =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.