31 de julio de 2017

Juego de Tronos: The Queen's Justice, la justicia de la reina

Los Lannister volverán a rugir en este nuevo capítulo de la serie. Fuente.
“Gobernará un cementerio si no vencemos al Rey de la Noche”- Jon Snow.

Hay muchas personas que dicen que el espíritu de George R. R. Martin ha desaparecido de la adaptación de Canción de Fuego y Hielo desde que Juego de Tronos ha tenido que emprender en solitario el camino hasta su final. Si bien puede que hasta cierto punto haya algo de razón, parte del alma de Martin con sus libros ha sido siempre complicar la trama y no ofrecer las soluciones más sencillas; cuando el espectador más espera que algo se solvente de un modo “feliz”, parece que el propio George R. R. Martin sonríe y susurra algo tipo: valar morghulis.

The Queen’s justice, tercer capítulo de la séptima temporada, es una nueva muestra de todo lo descrito en el primer párrafo con un episodio donde ocurren muchas cosas y no todas buenas (o sí, dependiendo del bando por el que se haya decantado cada espectador). La lucha por el poder y la venganza prosigue en Poniente y es imparable.

El episodio arranca sin más dilación con el momento que muchos estaban esperando: el encuentro entre Daenerys y Jon Snow. Lejos de apostar por el shippeo del que eran partidarios algunos, tenemos un desarrollo lógico para estos dos personajes que, como bien dice Melisandre, representa el fuego y el hielo que dan título a esta obra y se convierten en personajes fundamentales para lo que está por venir. La Madre de Dragones exige pleitesía al Norte, por mucho que el Rey Loco acabase con varios Stark y estos estuvieran en el bando de la rebelión de Robert Baratheon; su objetivo es vencer a Cersei en la futura guerra (que no será tan fácil como se cree, visto el apoyo de Euron Greyjoy a la señora de los Siete Reinos). Jon, en cambio, prefiere prepararse para luchar contra el Ejército de los Muertos del Rey de la Noche, los Caminantes Blancos, aunque nadie confíe en él, lo que conlleva a que piensen que solo es un loco con cuentos de hadas. Por suerte, el mediador es Tyrion, dispuesto a dar algo al Norte, aunque sea para contar con él en el futuro. Una vez más, esta era una de las tramas más deseadas y, por suerte, no cae en el fanservice ni en el temor a completar veinte minutos solo con esa parte de la historia; además, posee buenas interpretaciones de secundarios como Peter Dinklage (Tyrion) o Liam Cunningham (Davos).


A continuación, en Desembarco del Rey, tenemos la confirmación de que Lena Headey está interpretando a la mayor villana de la televisión en estos tiempos. Euron Greyjoy, un tipo de villano cínico y cruel (pero con entidad propia), llega al reino con sus cautivos como ofrenda (Yara y Ellaria) y dispuesto a convertirse en futuro rey, pasando por encima incluso de Jaime Lannister. Sin embargo, más allá de la disputa de ambos, es en la resolución de Ellaria, su hija y la venganza de Cersei donde la serie demuestra que los Lannister siguen pagando sus deudas, aunque sea a través de la venganza más cruenta. Cersei es un personaje que siempre ha sabido lo que conlleva el juego de tronos y está dispuesto a asumirlo, sin temor contra Daenerys, sin temor contra lo que diga su propio pueblo, sin temor a los banqueros de Braavos, sin temor a nadie. Desde luego, no va a rendirse y luchará, signifique lo que signifique para Poniente.

En el Norte, tenemos un encuentro inesperado cuando la Señora de Invernalia recibe al Cuervo de Tres Ojos, Bran Stark, su hermano. No veíamos a los dos Stark juntos desde la primera temporada y ambos han cambiado. Sansa ha tenido que asumir quién es, mientras que Bran tiene una misión, una conversación con Jon que podría revelar su auténtico origen y su futuro en el juego de tronos y en la guerra contra los muertos, donde, por cierto, Sam también puede ser importante: no solo por su descubrimiento del vidriagón en Antigua, sino por salvar también a Jorah y descubrir una cura contra la grave enfermedad, ¿otra clave para lo que está por venir, igual que los textos que debe transcribir?

En cuanto al desenlace del capítulo, tenemos dos batallas que no serán sencillas. Los Inmaculados puede que consigan unas ruinas, pero ¿cuánto tiempo las tendrán? Los Lannister (y los Tarly) han marchado contra lo que queda de los Tyrell y ahí tenemos el cierre de una de tramas que había durado desde hacía varias temporadas. Ollena Tyrell dice adiós y de qué modo. Ha sido uno de los grandes personajes de la serie y una de las casas más decisivas.

Como veis, este tercer capítulo ha cumplido con las expectativas. Supera alguna de las debilidades del anterior episodio y apuesta fuerte por los cuatro capítulos que nos quedan de esta temporada que, sin lugar a dudas, se nos hará corta; mucho más que, desde luego, la justicia de la reina.

4 comentarios:

  1. Toda una confrontación. Se ha mostrado una cierta ambición en Daenerys, un lado no tan agradable en su planteo sobre la legitimidad de su herencia al trono, una cierta negación a los argumentos de Jon Snow. Que me parecieron muy fundamentados.
    Toda una confrontación de logros y de adversidades. Por suerte estaba Tyrion, uno de los grandes personajes.

    Cercei parece implacable, negativa a escuchar argumentos, incluso de Jamie. Pero con cierta estrategia, lo que la hace peligrosa. ¿Será confiable su promesa de casamiento a Euron?

    Todo un gran capítulo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esperemos que lo que queda de temporada no decepcione, que por ahora me ha estado gustando lo que he visto y no me tengo que poner llorica como algunos por Internet porque se haya cambiado la forma de un castillo o similar.

      ¡Gracias por el comentario! Saludos.

      Eliminar
  2. Va por buen camino la temporada, la verdad es que con este movimiento de Cersei me dejan callado en que al principio parecía que Daenerys lo tenía todo muy fácil. La leona y Jaime están demostrando ser verdaderos hijos de Tywin, mientras que Tyrion, si bien su estrategia no era mala, carece de la frialdad de su padre y que Cersei ha heredado y hasta superado.

    La verdad es que creí que este capítulo se lo robaría el encuentro entre Jon y Dany, pero creo que el episodio fue de Olenna. Una grandísima escena y final para la Reina de las Espinas.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, creo que la séptima temporada ha empezado muy bien, aunque no soy objetivo con esta serie, lo reconozco.

      Los Lannister están poniéndolo difícil, como era de esperar, no obstante. Y el encuentro de Jon y Dany no ha ido tan bien, aunque podría haber ido peor.

      La última escena de Olenna ha sido, sin duda, una buena despedida para uno de los mejores personajes de la serie, desde mi punto de vista. :)

      Gracias por tu comentario, ¡saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.