29 de julio de 2017

Spider-Man: Homecoming, el retorno del mejor superhéroe

Spider-Man: Homecoming supone un regreso triunfal a la gran pantalla para el TrepamurosFuente.
"So, to become an Avenger, is there like trials or an interview?"- Spidey.

Cuando salí de ver The Amazing Spider-Man 2, debo confesar que, aunque Spidey es mi superhéroe favorito junto a Batman, me daba absolutamente igual si hacían una tercera parte o cualquier otra cosa relacionada con el héroe arácnido. 

El enfoque de Sony en aquel momento no era el correcto para mí, perdiéndose en lo que no se debía perder, copiando lo que no se debía copiar y dando la sensación de hipertrofiar la trama sin entender lo que hacía bueno al Trepamuros

Por suerte, todo esto cambió cuando se anunció el acuerdo entre Sony y Marvel Studios para realizar un segundo reboot de Spidey, en este caso, dentro del Universo Marvel Cinematográfico. Si Capitán América: Civil War nos dejó con ganas de más Cabeza de Red, Spider-Man: Homecoming cumple con la promesa y los aficionados deseamos volver a ver a Peter en Infinity War y cuando haga falta. Tenemos, por fin, después de mucho tiempo (desde Spider-Man 2 de Sam Raimi) una buena película del superhéroe creado por Stan Lee y Steve Ditko.



Un reinicio necesario

Uno de los principales puntos fuertes es que la nueva película se siente JOVEN (sí, así, con mayúsculas). No hay actores de treinta años fingiendo ser chavales de quince ni da la sensación de que todo tenga que ser un falso drama teen. Hay humor, respuestas descerebradas, momentos en los que importa más todo lo demás que lo auténticamente crucial y los personajes tienen que habitar esa jungla que llega a ser un instituto. Y es todo un punto positivo, porque veremos a Peter crecer, igual que en las viñetas y sin tener que cometer el error de, por ejemplo, insertar a un Spider-Man de treinta tacos en el Universo Marvel Cinematográfico (“eh…, sí, he estado de fiesta mientras Hulk y Abominación destrozaban Harlem y estaba fuera también cuando los Chitauri… Ya se sabe”). 

No obstante, hay gente se queja del espíritu adolescente del film e imagino que son los mismos que no son muy partidarios de la esencia del personaje: un superhéroe adolescente con el que los fans se pudieran sentir identificado por su edad, gustos, comportamiento, visión del mundo hacia los superhéroes consagrados, etc. Y el director de Spider-Man: Homecoming, Jon Watts, aprovecha para rendir homenaje a grandes pelis adolescentes de los ’80 como El Club de los Cinco (el personaje de Zendaya, Michelle, no deja de ser la oscurilla del grupo) y Ferris Bueller's Day Off tiene un guiño tremendo en la escena del vecindario, pero todo ese aroma desenfadado se nota en cada minuto y le sienta perfectamente a la cinta.

Y es que a estas alturas el reinicio dentro del Universo Marvel pintaba muy bien siempre que contase algo bueno. Y el guion está muy bien, tiene los elementos claves y no deja de ser una aventura que podríamos haber visto en nuestras viñetas. Estuve toda la mañana antes de ver la película leyendo los cómics de Stan Lee y Steve Ditko y, al ver la cinta, sentí que estaba viendo otra aventura más (sí, con elementos Ultimate, pero una aventura de Spider-Man). Es decir, para mí han conservado todo lo mejor del personaje y sin hacer cosas extrañas como en The Amazing Spider-Man. ¿Llega al nivel mítico del Spider-Man de Raimi? El problema es que la obra de Raimi tiene ya más de quince años y el tiempo juega a favor de las viejas glorias en muchas ocasiones y no permite ver con claridad. Para mí, hay muchos puntos en los que este Spider-Man me parece más Spidey que los dos vistos con anterioridad y mirad que era fácil haberla liado por culpa de tener seis guionistas (Jonathan Goldstein, John Francis Daley, el propio director Jon Watts, Christoper Ford, Chris McKenna, Erik Sommers) y tener que incorporar el personaje al Universo Marvel Cinematográfico, pero gracias a Kevin Feige, arquitecto del UMC, esto no ocurre y sienta como una pieza perfecta y, para mí, no es en ningún caso un defecto. Que Spidey forme parte del UMC es natural y le da una sensación original a la propuesta, orgánica, por eso me creo a este Spider-Man como si fuera el primero, ya que el Trepamuros siempre se ha paseado por distintas cabeceras.

Iron Man y Spidey están en la película, pero nunca se siente que deje de ser una película de Spider-Man. Fuente.

Hay gente que se queja (oh, deporte internacional) de que regrese Iron Man, Happy y Pepper y la sombra de Los Vengadores se proyecte todo el rato, pero es que ¡es natural que así sea! ¿No sería raro que ni se les nombrase tras los eventos de Civil War, por ejemplo! Y Spider-Man siempre ha buscado la admiración de los grandes superhéroes y el ejemplo claro está en esos primeros tebeos donde se colaba en el Edificio Baxter para ver si podía formar parte de Los Cuatro Fantásticos y ganar algo de pasta o se dedicaba a hacerle la vida imposible a la Antorcha Humana (por no mencionar un enfrentamiento con el mismísimo Doctor Victor Von Doom). Es decir, Spider-Man, desde sus orígenes, se interrelacionaba con el resto del Universo Marvel y, si en el cinematográfico no tenemos a los 4F, los encargados de su tutelaje son los más grandes: los Vengadores. En consecuencia, no, no siento que esto sea Iron Man 4.

Además, la película sabe captar el mensaje de un gran poder conlleva una gran responsabilidad que aparecía en el último cartucho de la última viñeta de la primera historia de Spider-Man y dicho mensaje sigue vigente, siendo el resumen de parte de la mitología de muchos grandes personajes. Peter es joven e inexperto y comete errores, como la escena del ferry, por no mencionar el llegar a volverse un engreído. Debe aprender a continuar siendo Spider-Man y eso supone todo un mensaje positivo (aunque muchas veces le salga todo mal).

Noto, eso sí, que hay algunas escenas de los tráileres y de las imágenes filtradas que se han quedado en la sala de montaje (como el traje completo de Shocker o el Conmocionador, o Iron Man y Spidey recorriendo la ciudad codo a codo), pero esperamos recuperarlas cuando la cinta salga en DVD o Blu-Ray.

Estoy de acuerdo con aquellos que dicen que Spider-Man: Homecoming actualiza muchos puntos del personaje, pero sin llegar nunca a sacrificar lo más importante: el espíritu de la obra original. Peter continúa siendo un chaval pringado, intentando asumir que un poder conlleva una gran responsabilidad y sí, aunque nunca se dice esta frase en toda la película, es el leitmotiv de ella sin tener que recurrir constantemente a diálogos donde se pretende decir eso sin decirlo (véase al pobre Martin Sheen como tío Ben en The Amazing Spider-Man).

Imagino que habrá gente que se esté quejando del cambio de raza de algún personaje y solo me hace pensar más en cómo algunos nunca entienden la ficción ni algo tan elemental como el cambio de los tiempos. Algunos se quejan de integración y representación (como si fueran malas), cuando ya es un tema de credibilidad. ¿Estamos hablando de que Queens no tenga a latinos, asiáticos, negros o descendientes de nativos americanos, por poner solo algunos ejemplos, en sus aulas? ¿Es Liz menos Liz por no ser blanca y rubia? Por ese mismo motivo, muchos deberían “indignarse” con que Betty Brant sea una adolescente, no la secretaria de Jameson (aún), y tenga el aspecto angelical de Gwen… Pero es que la ficción no va de eso e innovar y recrear son elementos claves en el proceso de adaptación de historias tan grandes.

Eso sí, tened cuidado con los destripes que empiezan a plagar Internet. Por suerte, no me llega a tragar ninguno en su momento y lo agradezco, ya que hay un giro final en cuanto al Buitre que me ha parecido fantástico por cómo juega con el espectador y le añade algo sumamente original a esta película que sabe muy bien jugar con los diferentes géneros: un poco de suspense, mucha acción, mucha comedia, alguna escena más intimista… Y todo ello funciona, por suerte.

Spider-Man en la escena del ferry. Fuente.

Dando vida a Spidey

El reparto está muy bien, desde los personajes protagonistas pasando a los secundarios. Todos forman parte de la mitología de Spider-Man ya y lo hacen de un modo oportuno, incluso con los cambios realizados.

Para empezar, tenemos a un grandísimo Peter Parker y Spider-Man; sé que no es bueno comparar, pero Tobey McGuire siempre me pareció que estaba demasiado “recto” y su Spider-Man tendía a una rara seriedad; en cambio, Andrew Garfield, mejor actor, a veces se pasaba con el histrionismo y funcionaba mejor como Spider-Man en un guion que hacía aguas. En cambio, Tom Holland logra ser natural en todo momento, ser ese chaval de Queens que fue picado por una araña y que alucina con los superhéroes, esperando ser digno de convertirse en uno de los más importantes.

Y ay, ¡la mala suerte de Parker! Casi nunca le sale nada bien y eso es lo que hace que nos sintamos identificados con él, como nos sentíamos identificados con él en los cómics. Por eso, funciona como adaptación para mí. Y creo que hay un par de escenas que resumen bien al personaje, como ese derrumbe y como esa máscara en el charco que evoca a la ruptura del rostro de Parker de los cómics más clásicos (guiño que jamás esperé ver en una peli y Marvel Studios, como siempre, logra lo que nunca esperas). En resumen, que me dan muchísimas ganas de volver a ver a Tom Holland en Avengers: Infinity War y, por supuesto, en la secuela de este Spidey. Solo espero que Sony no lo fastidie creando su propio universo arácnido, un poco a traición, con Venom y compañía.

Pero Spidey funciona también porque tenemos a un séquito de villanos que, por suerte, nunca estorban. Tras los fallos de The Amazing Spider-Man 2 y Spider-Man 3, era normal que muchos temieran que la aparición del Buitre, el Chapucero, dos Conmocionadores, el ¿futuro? Merodeador y demás supusiera una sobrecarga, pero no, por suerte, no lo es, porque sabemos que el Buitre es el villano principal.

¿Son cosas mías o esta versión del Buitre tiene un poco de ese Walter White de Breaking Bad, un héroe de la clase trabajadora que tenía que caer en el lado oscuro para sacar adelante a su familia y romper con cualquier moralidad? Adrian Toomes cumple con su función en toda la cinta y es realmente amenazador, aquí convirtiéndose en un ladrón de armas al que podemos entender (¡y llegar a simpatizar!), pero que escoge el mal camino y el diseño del personaje está muy bien para el Universo del que forma parte, pero sin duda, es el actor el que se come la pantalla en cada escena.

Michael Keaton está fantástico; el Batman de Tim Burton y el Birdman de Iñárritu, está genial en cada momento, amenazador y siniestro, pero también comprensible para el espectador y es, sin duda, un gran villano, a nivel de calle, que pega perfectamente para representar a Spider-Man y su mundo. Además, hay varios guiños a los cómics originales, como esa primera aventura donde lanzaba a Spidey al vacío y lo dejaba con un brazo en cabestrillo (aquí no llega a tanto, pero casi).

En cuanto al Chapucero y los Conmocionadores cumplen con su parte del film y, en el caso de los Shockers, dan alguna idea interesante en un personaje que tiene el cariño de los personajes más por la serie de animación de los ’90 o los videojuegos que por los cómics en sí. Debe ser increíble tener un poder así y no disparar a diestro y siniestro. En cuanto al Chapucero es una versión ultimate, pero utiliza tecnología alienígena igual que el Mason del primer cómic en el que aparece (por tanto, como verán, no traiciona el espíritu de los tebeos).

En cambio, el personaje del futuro Merodeador, es un Donald Glover con un papel corto, pero entretenido y que nos recuerda que su personaje es el tío de Miles Morales, el Spider-Man del Universo Ultimate (y al que Glover ha dado voz en la versión animada, por cierto).

Ah, y además, tenemos un cameo de Gargan, el futuro Escorpión, que pinta como un auténtico psicópata a tener en cuenta.

Por tanto, estos villanos funcionan porque prometen que serán más en casi todos los casos y eso es estupendo, ya que no quema todos los cartuchos ni cumple con esa imposición de tener que poner a un personaje durante solo una película (y es que los cómics no dejan de ser grandes series e, incluso, ¿por qué no decirlo?, telenovelas).


Los aliados de Spidey

En relación con Iron Man y compañía, me repetiré una vez más y diré que es genial ver cómo Robert Downey Jr. ha hecho el personaje suyo. Está fantástico, quizás menos atormentado que en Capitán América: Civil War, pero aquí preocupado por un tema muy importante: tiene que ser el mentor de Spidey y eso es algo que no se le da bien a un personaje que muchas veces necesita un tutor él. Cada escena del personaje es estupenda y nos recuerda aún más que él, junto a Happy Hogan (Jon Favreau, director de las dos primeras películas de Iron Man), inauguraron todo este espectáculo en 2008 con Iron Man y, además, recuperamos a Pepper Potts (Gwyneth Paltrow), un personaje que siempre me ha gustado por su dinámica con Stark, un retorno que acalla rumores y que nos hace preguntarnos qué ocurrió con ella durante Civil War.

Y ya que hablamos de tutores, también tenemos a nuestra tía May, una Marisa Tomei más real como tía de Spider-Man que, incluso, su contraparte de los cómics. Nos creemos su interpretación y su preocupación por Peter, al que quiere como un hijo, y la ausencia en todo momento de tío Ben se llega a palpar sin tener que mencionarlo directamente, conectando con los fans que sí conocen al personaje y su origen.

Sobre los secundarios del instituto, me creo por primera vez que sea un centro educativo. Por profesión (y porque tampoco hace tanto que dejé uno), siento que esas clases son reales, que es un espacio interesante, con alumnos que son personajes de verdad, como llegaba a sentirse, por ejemplo, en la fantástica Buffy, cazavampiros de Joss Whedon (que sí, tenía mucho de cómic de superhéroes).

Centrándonos en los personajes del instituto, Laura Harrier está muy bien como Liz y nos preguntamos si regresará para cumplir con su destino cuando Harry Osborn surja en estas películas; por suerte, el personaje va un poco más allá del estereotipo de “rubia enterada” de los primeros cómics (la chica por la que estaba colado Spidey antes de que Betty Brant le empezase a hacer un poco de caso).

Por su parte, Zendaya logra tener un personaje con el que empatizamos, Michelle, porque nos evoca también al personaje de la “rara” de El club de los cinco; además, su revelación final es muy interesante y nos hace pensar en la versión Ultimate de, por ejemplo, Gwen o MJ: no tiene porque ser una “chica normal, de plástico” como las de otros filmes, puede ser ello y eso es sumamente importante.

Angourie Rice está más en un segundo plano, como una mezcla de Betty Brant con aspecto de Gwen Stacy, pero seguro que será un personaje del que se saca más en futuras entregas.

En el caso de Tony Rivoli como Flash, hubo mucha gente que se alarmó por el cambio del aspecto del personaje, pero no hay tal cambio: menos deportista y popular puede, pero sigue siendo igual de capullo que en los primeros tebeos y parece que seguirán desarrollándose tramas con él en las futuras pelis.

Pero, sin duda, el más importante y con el que más llegamos a sentirnos identificados es con el chico de la silla, el genial Ned (Jacob Batalon) que nos preguntamos si algún día llegará tan lejos como el de los tebeos, aunque una también algunas ideas de otros personajes Ultimate (Ganke Lee); es simpático, es humano y es fan de Star Wars, ¿qué más se le puede pedir?

Spider-Man haciendo amigos. Fuente.

Los homenajes y guiños

En cuanto a los homenajes, esta es la lista de algunos que he pillado:

🕷Además de hacer acto de aparición Control de Daños y con ellos varias armas vistas en Los Vengadores y en Thor: El Mundo Oscuro, vemos también restos de algún Ultrón.

🕷También tenemos un guiño fuera de las páginas: Jennifer Connelly, la Betty Ross del Hulk de Ang Lee, pone voz a Karen, la "conciencia" del traje de Spidey; la actriz es la pareja de Paul Bettany, que daba la voz a Jarvis y, por supuesto, encarna a La Visión.

🕷Otro homenaje en cuanto a los actores está con Kenneth Choi, que da vida al director Morita y que en El Primer Vengador interpretó al abuelo de este personaje (y se justifica la repetición de actores de una forma sutil y acertada).

🕷Otro detalle escolar es que vemos, entre las fotos de grandes científicos, a gente como Howard Stark, Abraham Erskine y Bruce Banner.

🕷Tenemos una versión femenina del señor Warren, el profesor de Ciencias, encarnada por Selenis Leyva y sí, Warren estuvo detrás de la trama del Chacal.

🕷 Se acredita a la actriz Tiffany Espensen como Cindy, ¿quizás la futura Seda?

🕷 Sobre los trajes de Spidey, aparte de dos diseñados por Stark (el primero muy Ditko, el segundo mezcla del Superior y el de la Civil War de los cómics, tenemos también uno hecho en casa que evoca al de Ben Reilly.

🕷 En cuanto al cameo de Stan Lee, ahí está, tan divertido como siempre y casi tan hilarante como los que protagoniza el bueno del Capitán América, en unas cintas sumamente cutres, pero “educativas”.

🕷Hay dos guiños al personaje de su Distinguida Competencia, Batman. Cuidado con el destripe: uno es con el propio Keaton, cuya silueta alada ante la luna evoca al murciélago del batmóvil en una de las escenas más recordadas del Batman de Burton, y la otra está en el modo interrogatorio, que añade una voz gravísima que evoca a la que ponía el bueno de Christian Bale como Bats.

Fuente.
Debo nombrar también entre los puntos positivos la banda sonora de Michael Giacchino, que ya había trabajado hace algunos meses en la composición del Doctor Strangre (o Doctor Extraño). En el caso de Homecoming no solo recupera la genial composición de la serie de dibujos de los ’60 o el tema de Los Vengadores, sino que añade buenos temas para la acción, las persecuciones y, por supuesto, el mejor, dedicado a ese villano con el que llegamos a empatizar que es el buitre; una música atronadora que da más fuerza a un personaje que, seguramente, esté entre los mejores villanos del Universo Marvel Cinematográfico. Además, añadirle la aparición del fenomenal Blitzkrieg Bop (más conocido como el Hey, ho, let’s go de Los Ramones), que acompaña a una de la escenas más divertidas y también a unos créditos fenomenales.

Ya que hablamos de los créditos, hay dos escenas, así que entramos en el terreno del puro spoiler (estáis advertidos). En la primera, para algunos, se dibuja en el horizonte a los Seis Siniestros, aunque de un modo más acertado y menos forzado que en The Amazing Spider-Man 2 y, quizás, porque no tiene la obligación de que ocurra sí o sí. En la segunda es un fenomenal homenaje a todos esos fans que nos quedamos hasta el final de los créditos y fastidiamos a la gente que limpia la sala y a los acomodadores. Ay, la paciencia.

En definitiva, Spider-Man: Homecoming marca el regreso a casa de uno de los personajes favoritos del público y nosotros, los fans, no podemos hacer más que agradecerlo después de ver esta estupenda película que nos demuestra una vez más que un gran poder conlleva una gran responsabilidad y que una buena película de Spider-Man y Marvel Studios es siempre bien recibida.

Ned y Peter, nuestros nuevos héroes. Fuente.

10 comentarios:

  1. ¡Heyyy!

    Ya por fin se ha estrenado Spider-Man y hemos podido ir a verla =) Tengo que decirtempara empezar que la película me ha encantado, muchísimo más de lo que me esperaba.

    Me ha gustado ver por fin a un Spider-Man adolescente y que no sea un señor de 30 años haciendo de chico joven.

    Me creo al este nuevo Peter, es más humano, no todo le sale bien, de hecho le salen muchas cosas mal.

    Me han gustado los personajes, los que eran buenos, como Liz, Ned, May... y los que era horribles, como el tonto que se metía con Peter...

    El Buitre me ha gustado mucho y me ha sorprendido, es muy buen actor y creo que en futuro aún dará de qué hablar.

    La relación con Tony Stark y Happy es genial, me hizo muy gracia las llamadas, el vídeo que hizo Parker, me pareció estupendo.

    Me ha gustado todo y me quedo con ganas de verla de nuevo y de ver muchas películas más que nos cuenten las historia de Peter y todos los personajes que le rodean. Aún tiene mucho por crecer y por aprender. Me gustaría ver crecer al personaje y ver cómo progresa y lo que estápor venir dentro del universo de Marvel.

    Así que ya estoy deseando que se estrene Thor y todas las pelis que están por llegar.

    Me ha encantado tu crítica, es muy completa y amena, he disfrutado leyéndola y me han dado ganas de ir de nuevo al cine a ver Spider-Man.

    Hasta pronto^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Elsbeth! :)

      ¡Sí! ¡Por fin hemos podido verla tras una larga espera! Menos mal que Sony no la ha retrasado más y Marvel Studios ha logrado tener su primera película de Spider-Man en condiciones. :) A mí también me ha encantado y me ha sorprendido lo fiel que es.

      Sin duda, el casting es un acierto. No me suele gustar ese rollo de ver a señores y señoras haciendo de adolescentes. Un chaval de veinte años como Holland pega, pero... también es una cuestión de espíritu, como bien señalas.

      Como te comentaba el otro día, mientras leía el tomo de Spidey, nunca le sale nada bien y esa es la gracia. Como cuando le van a pagar un cheque y lo ponen a nombre de Spider-Man por no poder desvelar su identidad y en el banco es incapaz de cobrarlo...

      Los aficionados siempre decimos que Peter tiene una gran galería de villanos, pero, sin duda, también posee una gran galería de secundarios. Flash, en los cómics, evoluciona de abusón a otra cosa. Espero que se vea en las pelis. Ya verás. Al fin y al cabo, se burla de Parker y luego es fan de Spider-Man.

      Como en tu caso, yo también espero el regreso del Buitre, aunque sea con los Seis Siniestros. Seguro que nos aguardan muchas sorpresas y Keaton es un crack.

      Todo el mundo de Iron Man, como indicas, sobrevive en este film y sin estorbar. Todo aporta, es joven y vivo.

      Estoy de acuerdo en lo que comentas: esta es la oportunidad de ver a Peter crecer y espero que no lo echen por tierra. Es genial que diez años después tengamos dieciséis grandes pelis de superhéroes gracias a Marvel Studios.

      ¡Ah! ¡Y sí! Muchas ganas de ver Thor. Visualizar el tráiler en la pantalla grande ha sido una absoluta sorpresa. Me ha encantado. Y a ver qué tal Pantera Negra, aunque la que más espero es Infinity War y Capitana Marvel.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario y por leer mi crítica! Sé que soy pesado, pero el Antro se merece un poco de vidilla y más gracias a pelis así, ¿no? ;) ¡Muchas gracias!

      Eliminar
  2. No veo una peli de Spiderman en el cine desde Spiderman 3, o sea, hace 10 años... Las de Amazing me gustaron, sin parecerme gran cosa, y esta nueva no sé si la voy a ver,vi un trailer, y tenía pinta de estar demasiado conectada a Los Vengadores y a IronMan, y eso me echa para atrás, el UMC no me llama mucho (sólo he visto Doctor Extraño y las de Guardianes de la Galaxia, y llegué a ver la primera de Capitán América porque me convencieron); en resumen, no sé si voy a ir a ver Homecoming.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, si quieres pasártelo bien con una película este verano, es una buena opción. Si odias Iron Man y Los vengadores, que no dejan de ser un segundo plano de esta inmensa serie que es Marvel Studios, mejor ve otras cosas.
      Gracias por el comentario, saludos.

      Eliminar
  3. Caba (a través de RRSS)6 de agosto de 2017, 10:00

    Muy de acuerdo con tu critica. Adapta de manera brutal el espíritu de los primeros años de Spidey.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias! Es una pena que, pese a esto, muchos se dediquen a decir que es la película menos fiel. Se nota lo que han leído.

      Eliminar
  4. Caba (a través de RRSS)6 de agosto de 2017, 10:01

    Y efectivamente, si hablamos del Queens actual, lo que hubiese sido para apedrearles es no incluir diversidad racial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay gente que no entiende el concepto de adaptación. No es lo mismo el EEUU de 1962 que el de 2017. El otro día alguien me dijo que no, que era culpa del multiculturalismo.

      Eliminar
    2. Caba (a través de RRSS)6 de agosto de 2017, 10:14

      Yo directamente paso de intentar razonar con gente asi XD

      Eliminar
    3. Pasé de responder xD. Se pierde mucho tiempo que invertir en cosas más productivas.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.