9 de julio de 2016

El Reto del Juntaletras: elige tu público. Tu novela no es para todos

¿Quién te leerá? Fuente.
Esta es una de esas verdades contra las que no se puede luchar, porque no se puede combatir contra todo el mundo sin perder el tiempo ni el ánimo suficiente para hacer cosas más útiles. Y aunque es una verdad de la que no se puede escapar, yo no me di cuenta hasta hace poco, porque, a veces, mi yo bohemio decide pensar que el mundo tiene algo de esperanza y luego se topa siempre con que no, que el mundo es lo que es y ya está.

Tu historia no es para todos


La verdad absoluta es: no todo el mundo es tu público. Cuando escribes, la gente te pregunta en ocasiones: «¿para qué tipo de público escribes?». Y yo, hasta ahora, siempre decía: «para cualquiera que quiera leer una historia». Pensaba que a cualquiera, aunque le gustase los romances entre chicas y ficus y calamares o la moda del youtuber de turno, apreciarían la lectura de una historia que considero buena. Pero me equivocaba; si a esa persona solo le gustan obras que van de triángulos amorosos entre plantas y cefalópodos o libros vomitados por un escritor fantasma para el youtuber de turno, tu historia ya podría ser It, Cien años de soledad, El guardián entre el centeno o Los miserables y no les gustaría. No, no, no. El término universal me temo que no se aplica aquí.

Así me rio ahora de mi yo con esperanza en el mundo. Fuente.
Mi gusto es bastante ecléctico (al menos, pienso eso). Me gusta el género fantástico y el terror, pero puedo ver una buena comedia o un drama sin ponerme quejica. No voy a exigir que Charles Chaplin meta a un elfo en sus películas (sí, viajaría en el tiempo para ello) o no haría que Billy Wilder hiciera una película de superhéroes. Disfruto de su cine igual, porque son buenas historias. Y sí, me encantan aún más las que tienen elementos fantásticos como Metrópolis, pero me puede gustar cualquier cosa. Ahora estoy viendo bastante anime, algo he visto de cine coreano, consumo mucho cine estadounidense, pero también me gustan las series… E igual con los libros. Leo a muchos autores estadounidenses, británicos, españoles y latinoamericanos, pero quiero ir ampliando horizontes y descubrir a otros. E igual con la música. Las influencias, cuantas más, mejor. Me encanta.

¿El problema? Considero que hay pocas personas así (o yo conozco pocas). Gran parte del público espera leer siempre la misma historia y detestan que se lo cambien o que les exijan que se involucren. «¡Son muchos personajes!», dicen y piensas: porque estás acostumbrado a leer solo a tres que se lían entre sí. «¡La chica me parece infantil!», dicen y piensas: porque estás acostumbrado a que se tengan que liar todos entre sí para hacerlo más maduro. «¡Es larga!», dicen y piensas: porque no estás acostumbrado a leer más de doscientas páginas a letra doce. ¿Y sabes qué es lo peor? Que jamás probarán ni disfrutarán nada nuevo, que se quedarán muy felices con tu plato precocinado y, a veces, se quejarán de repetir (para quedar bien), pero seguirán comiendo esa bazofia y punto. Vomitarán, se ahogarán en su vómito y lo volverán a engullir. Disfrutad. 

En resumen, si tu novela es de fantasía y esa persona solo lee novelas young adult sobre chico se enamora de chica y cosas así (sin jamás abrirse de ahí), no entenderá tu novela de fantasía. ¿A qué es triste ponerse esas limitaciones?

Ese es el escritor cuando se da cuenta de esto. Fuente.

¿Y tú qué haces?


Entonces, ¿cuál es mi público? ¿Género? ¿Edad? No, más bien, busco una actitud. Para mí, mi lector ideal es aquel que quiere descubrir mundos, que quiere zambullirse en historias sin temer un capítulo largo, sin miedo al hecho de no encontrarse con un cliché de moda… No es el lector que se cierra, sino el que decide abrirse a las palabras. Es un lector que no le importa que no haya un romance a calzador. Es un lector que aprecia que las mujeres no sean tratadas como despojos. Es el que comprende que la magia no debe limitarse a lo que se ve en la fantasía habitual, sino que puede dar un paso más. Es el lector que lee para disfrutar sin tener que exigir atiborrarse de fórmulas ya mismas que le llevan a sentirse en el mismo bucle, siempre.

Llegados a este punto, si no sabes quién es tu público y quién no, te diré algo liberador: escribe para ti. No te digo que seas oscuro porque sí, que tu mensaje sea solo para ti, puedes ser claro, puedes querer que te entiendan, pero, al final, no pienses en: debo recortar tantas páginas de buena trama para hacerlo comercial, tengo que meter tal cliché para que se venda, tengo que hacer que la protagonista tenga menos carácter… No, no mates así tu historia. Escribe lo que tu corazón te pida, con el estilo que nazca de ti, con el deseo de llevar lo que imaginas a la página. Es lo único que te puedes asegurar por hacer. Lo demás depende de los otros. Y por ahora, solo somos uno, con nuestros mundo y personajes, y con eso ya tenemos suficiente.

Alguien debe haber ahí fuera.

Y así, buscas a tu público. Fuente.

15 comentarios:

  1. Ya sea escribiendo en el blog o tratando de dibujar una historieta, nunca he pensado en el público. Sólo en lo que me gusta y estoy en condiciones de hacer. Más lo que recibo como influencias.
    Me gustan algunos temas que les gustan a esos lectores que mencionás, como también me gusta el terror. Hay triángulos amorosos en buenas historias. En DC está lo de Batman-Wonder Woman- Superman, resuelto según el guionista de turno. En New 52 se resolvió más para Superman. Pero ya pasó a Rebirth.
    Y lo de ficus y chicas, ya pasó en forma siniestra en la película Evil dead, de Sam Raimi.
    Pero te estabas refiriendo a la lectura. Y puedo mencionar Universo de locos, de Frederic Brown, donde hay todo un homenaje a la ficción papel. En que un editor llega a un universo paralelo, al gusto de un lector,en que las historias de CF con extraterrestres son reales. Y el lector tiene un equivalente en un heroe que conquistó a una editora de revistas, muy atractiva para el personaje protagónico.
    Me gustan la ficciones que incluyen romance como parte de la historia. Más que las que son sólo de romance.
    Bien planteado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que haya más gente que es capaz de hacer su arte sin tener que pensar directamente en si podrá o no vender una historia. Eso es un síntoma de que queda algo de esperanza en este mundo donde cualquier sueño puede hacerse trizas si cae sobre aquellos lo suficientemente crueles.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  2. Emma (a través de RRSS)9 de julio de 2016, 15:37

    No estás solo, yo también creo que tengo gustos bastantes variados en cuanto a cine y series y tv se refiere, como lectora me di cuenta a tiempo de que estaba estancada y lo estoy remediando, además de indagar en la fantasía, estoy descubriendo la ciencia ficción a nivel lliterario, incluso me atrevo a leer realista de vez en cuando, aunque mucho menos porque no es un género que me atraiga, pero hay que leer de todo. Estoy de acuerdo con lo que dices que hay un lector para cada novela, la verdad es que creo que salvo las novelas más mainstream la literatura se va personalizando cada vez más.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra saber que no estoy solo. Creo que una de las características más importantes es la originalidad y la curiosidad. Son las que nos llevan a terrenos diferentes y descubrir cosas que mejoran nuestra obra.

      Y sí, pese a que nos esforcemos en hacer una buena historia, siempre habrá gente a la que ese tipo de historias no les guste. El ejemplo más claro es toda esa gente a la que no le gusta una obra maestra como Fahrenheit 451 y luego prefiere cosas como Los Juegos del Hambre, con todo mi respeto.

      Gracias por el comentario.

      Eliminar
  3. Tomás (a través de RRSS)10 de julio de 2016, 18:19

    1 de cada 10. No olvides que Stephen King tiró la toalla justo después de escribir "Carrie". Fue su mujer quien rescató la novela de la basura. El resto dependió únicamente de é

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Al final, solo podemos escribir para nosotros mismos y esperar que alguien considere que ese algo que creamos sea digno de ser rescatado de la papelera. Gracias por el comentario.

      Eliminar
  4. "¿Y sabes qué es lo peor? Que jamás probarán ni disfrutarán nada nuevo, que se quedarán muy felices con tu plato precocinado y, a veces, se quejarán de repetir (para quedar bien), pero seguirán comiendo esa bazofia y punto. Vomitarán, se ahogarán en su vómito y lo volverán a engullir. Disfrutad."

    Ahora soy yo el que ha destrozado el botón de los aplausos.

    Todos deberíamos ser eclécticos. Pero... He escuchado con mis propios oídos gente quejarse de que en un libro no hubiese "amor", como si eso fuese un defecto de la historia. Y era alguien que ya había pasado la treintena, para que luego se quejen de los más jovenes... Y parece que no se salva casi nadie, unas personas se estancan con una cosa y otras con otra, pero casi todo el mundo se comporta del mismo modo.

    Yo hoy en día me considero ecléctico, en el sentido de que me gustan cosas muy diferentes entre sí (aunque hay muchas cosas que desconozco o que tengo pendientes, en realidad soy un enorme inculto...), pero antes... Hace años estaba tan cegado con el mundo del manga y tal que además de haber tardado en fijarme en otras cosas, ahora hasta lo tengo aborrecido (creo que esto te interesaba saberlo), aunque tengo pendiente echarle un ojo a alguna cosa que tiene buena pinta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora tendrás que pagar otro botón de aplausos nuevo ante tamaña maldad, compañero...

      No, es broma.

      Volviendo al tema, ¡sí! Hay gente que se estanca y jamás la sacas de eso, ¿sabes? ¡Es muy triste! Y aunque muchos lo hagamos con algo, siento que ese "miro mal cualquier cosa que salga de mi rango" daña bastante la percepción de algunas cosas. Con lo bueno que es pasarlo bien con todo, lo nuevo y lo antiguo.

      Personalmente, he sido a la inversa que tú en cuanto al manga. Ahora es cuando me empieza a interesar, aunque algo he leído, como Pluto, y visto como Paranoia Agent, Akira y similares. Creo que es bueno seguir aprendiendo y gozando de cosas diferentes. Y no lo temas, todos en el fondo tenemos una gran pila de pendientes. A mí, por ejemplo, me encantaría empezar a leer autores asiáticos (en forma de novela), africanos (Canarias no deja de estar pegada a África) y de Europa central, aunque creo que, en principio, casi cualquier cosa que cayese en mis manos me gustaría leerla, jeje.

      ¡Gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. Las cosas pendientes... bufff... Son demasiadas, xD. Y con la lectura parece que no avanzo. Buenos Presagios lo empecé en abril (¡EN ABRIL! o a lo mejor fue en mayo), y llevaré como 150 páginas... Mientras he ido leyendo otras cosas para intentar no perder el hábito de leer; pero a este paso voy a necesitar siglos...

      Eliminar
    3. No te preocupes, vienen etapas. Yo, por ejemplo, este año me he dedicado a terminar algunos libros que empecé hace tiempo y, bueno, casi que me siento feliz de haberlo hecho. Ánimo con ello, que tampoco ha pasado tanto tiempo desde que empezaste Buenos Presagios. Yo hay libros que he tardado años en leerme, pero mientras he compaginado con otras cosas. Ánimo. ^^ ¡Gracias por el comentario!

      Eliminar
  5. Juan B. (a través de las RRSS)11 de julio de 2016, 9:49

    OFF TOPIC: La de NEAR DARK la tienes en tu lista de pelis de vampiros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, gracias por recordarla. No la he visto, pero me llama el argumento y la directora desde hace tiempo, así que aprovecharé el "especial" del blog para comentarla. :D

      Eliminar
    2. Juan B. (a través de las RRSS)11 de julio de 2016, 10:39

      A veces pienso que lo bueno que tiene Cameron lo saco del tiempo que paso con esta señora

      Eliminar
    3. No me extrañaría. Avatar no me gustó nada.

      Eliminar
    4. Juan B. (a través de las RRSS)11 de julio de 2016, 10:51

      Es una pamplina de pelicula.

      Con esa lo mismo que con BvS. A los que les gusta: vedla en la peor calidad d imagen posible, screener gitachusco y si aguanta como peli, vale.

      Ninguno lo intenta, oye xD

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.