18 de julio de 2011

Microrrelato 81: El que era un asqueroso niñato

—¡Quiero ser mayor! –gritó el niño al mundo.

—Asqueroso niñato –respondió, pero no el mundo, sino un anciano.

Pero el niño no la escuchó, ¿por qué? 

Simplemente, porque el vejestorio era el renacuajo. 

El niño sólo vivía en el anciano como un recuerdo, clamando el “¡quiero ser mayor!”.

Y se consoló pensado, ahora que era muy, muy mayor, que fuese lo que fuese aquel recuerdo, al menos tenía a su niño en su alma y lo seguiría teniendo, hasta el fin de sus días…

Que fue aquel mediodía de verano con sus últimas palabras…

—Quiero ser joven…

Y así, fue simplemente él: humano.

6 comentarios:

  1. Wow. Me ha gustado mucho y el significado. ¡Qué ganas que teníamos de pequeños de ser mayores, porque según nosotros los "mayores" hacían lo que querían! Pero una vez se llega o en el camino te das cuenta de que... Mucho mejor ser un pequeñajo y disfrutar lo más posible...

    Muy buen texto ^^

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, Elisa :)

    Me alegro mucho de que te haya gustado. Era una pequeña idea que me viene siempre a la cabeza cuando está cerca mi cumpleaños. De pequeño, te mueres por ser mayor. De mayor, simplemente, te mueres.

    Vale la pena siempre tener al pequeñajo que fuimos como parte de nosotros, eso nos ayudará a ver la vida de una manera mejor, a disfrutar lo máximo posible como has dicho.

    Muchísimas gracias una vez más por el comentario y porque te haya gustado, ¡intentaré seguir colgando cosas buenas!

    Un saludo =D

    ResponderEliminar
  3. Cruda realidad humana. Siempre queremos lo que no podemos alcanzar y cuando lo alcanzamos queremos que todo vuelva a ser como antes... Muy buen minirrelato.

    ResponderEliminar
  4. Hola, superñoño :)

    Siempre he imaginado que si existe alguien que nos vea desde fuera, tiene que estar partiéndose de risa con lo contradictorios que podemos llegar a ser: que si queremos esto, que si mejor era antes, que no... Somos raros.

    Me alegro de que te haya gustado este microrrelato, tenía ganas de hablar de estos "sí, pero no" de la naturaleza del ser humano.

    Muchísimas gracias por tu comentario, hasta la próxima visita y un saludo =)

    ResponderEliminar
  5. Vuelta a la normalidad en el blog, por lo que veo.
    Sí, tenemos suerte de aún estar en la época en la que al mirar hacia delante constantemente, vemos nuestros posibles éxitos, las posibilidades y avances respecto al presente, pero en cuanto el futuro no nos de ninguna mejora y sólo encontremos consuelo en el pasado...
    Estaremos jodidos.

    Por suerte, por ese entonces, yo ya tendré mis 7 horrocruxes.
    Uno de ellos, naturalmente, en un poster de Zack Efron.

    ResponderEliminar
  6. Hola, Misery

    Observas bien y sí, también han habido algunos cambios más en cuanto al formato y demás.

    Tu comentario me parece perturbador a la par que realista. La primera parte.

    La segunda, donde se nombra cierto poster, sólo me parece terrorífico... Maldito "A very Potter musical"... xD

    Mirar atrás o mirar adelante... Una vez leí que alguien prefería mirar a los lados, quizás fue el más sabio.

    Muchas gracias por tu comentario y hasta la próxima visita, cuídate =)

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.