2 de noviembre de 2014

No me avergüenzo de celebrar Halloween

Yo cuando veo algunas "críticas" contra Halloween. Fuente.

Las redes sociales, foros y otros espacios de ágora virtual en Internet han convertido el mundo virtual en un pequeño y bullicioso patio donde todo el mundo puede compartir su opinión. ¡Eso es genial! El problema empieza cuando las opiniones se convierten en insultos, prohibiciones y similares. Es decir, cuando una persona pasa a convertirse en el típico matón de escuela y quiere que todo el mundo haga lo que él desee. Esto ocurre con Halloween, mejor dicho, contra Halloween. De repente, muchos odian esta fiesta y desean que nadie la celebre porque consideran que es "extranjera" y que "erradica nuestra identidad". Bien, imagino que es gente que vive en una caverna donde no entra nada que no se haya hecho a medio metro de distancia...

¿Por qué no podemos celebrar
Halloween disfrutando de autores
como Richard Corben?
 Fuente.
Siempre le comento a un compañero que en esta época donde Internet derrumba barreras, colocarlas por egoísmo o idiotez (que es casi lo mismo) me parece inútil. ¿Por qué en un mundo donde yo, que vivo en Tenerife, puedo hablar de manera instantánea con personas que estén en Reino Unido, Estados Unidos, Australia, Colombia, Nueva Zelanda..., debo empezar a poner diques a un planeta que es demasiado grande e irónicamente cada vez más cercano? Sí, sé todo eso de la globalización; reconozco que soy partidario de que conservemos las tradiciones que nos aporten algo y que hagan más rico nuestro universo cultural (y por tradición me refiero al folclore, novelas, bailes, leyendas o similares, no a que maten a un pobre animal por "diversión" y "arte"... Quien mata es asesino, no artista). Sin embargo, y sin caer en la demagogia o en temas como el mercado de golosinas o disfraces que reflota cada octubre, ¿qué hay de malo en que una fiesta como Halloween haya llegado a países como España?

Si bien no debemos sustituir nuestras costumbre del Día de Difuntos, considero que por celebrar Halloween no estamos fallando a nuestras raíces. Acaso, la gente que no celebra Halloween y la rechaza por ser un "invento yanqui" (cosa que no es, por cierto) y simple mercadotecnia, ¿tampoco celebra Navidad? Porque hasta donde sé, no es una fiesta que tenga su origen en nuestro país y tampoco creo que se salve de la compra exagerada de comida y regalos en sacrificio de su supuesto significado. Como bien dicen por ahí, si un alienígena tuviese la desgracia de caer por aquí y viese los festejos navideños, ¿los relacionaría con el nacimiento de un mesías? Lo dudo. Al menos La Noche de Brujas es solo una noche, no creo que se cargue ninguna tradición (¿no podemos celebrar varias? ¿Somos tan cortos?) y pienso que su significado y símbolo: la muerte, sigue presente. 

¿Por qué no ver el lado tétrico
de otra manera?
Fuente
Las personas contrarias a esta fiesta consideran que es un problema que se desgarren los conceptos de "respeto" y "drama" de la muerte, pero seamos sinceros: ¡nuestras vidas son duras y terribles! ¿Por qué llorar más en una fecha que el resto del año por nuestros muertos? ¿No es ver el acto de morir como una diversión, algo que nos hace superar ese terror que todos alcanzaremos algún día? Recordemos que, como decía John Green en su novela (y película) Bajo la misma estrella: los funerales son para los vivos más que para los muertos. Podemos (e incluso debemos) recordarlos como las personas vivas que fueron, los que colmaron nuestras vidas de alegría y no como dramas donde solo se rememore sus muertes; celebrar Halloween no le falta el respeto a los que perdimos, como Navidad o similares (como idea de unión y paz, no de regalos y malgastos) no deberían faltar a su religión. Pienso que se puede ir por la noche a pedir golosinas o ver películas de terror, por la mañana se puede ir a visitar a nuestros muertos (igual que cualquier día), y se les puede recordar siempre como lo que fueron en vida.

Pienso mucho este tipo de cosas y de dónde vienen mis pensamientos. Desde pequeño siempre me gustó ver en películas o series todo el tema de Halloween; en aquella época era casi imposible que por aquí, esta roca rodeada de agua, se celebrasen fiestas con este motivo o las tiendas tuviesen escaparates sobre La Noche de Brujas (cosa que ahora sí pasa). Lejos de ahuyentar esos sueños (el peor crimen contra uno mismo es matar a ese crío que llevamos dentro), con los años, mis gustos por el cine, los cómics, la literatura... no hicieron otra cosa que acercarme a este camino ya fuese literario o vital. He escrito historias de terror como Hollow Hallows y disfruto del género fantástico. Lo festejo cada día. ¿Por qué no poder compartir esto con todo el mundo en una noche donde los sustos se mezclan con la alegría en un fenómeno que es cuanto menos curioso? ¿Hay algo malo en eso, algo de lo que no me he dado cuenta o no se pueda rebatir?

Podría resumir todo mi discurso en que sostengo que la tolerancia debería ser un don más valorado. ¿Qué hay de molesto en que una persona cercana a ti celebre una fiesta que no daña a nadie? Créeme, porque alguien celebre una fiesta que tú no, no está destruyendo tu identidad ni tu cultura, simplemente la enriquece con variedad. Por eso, tú tienes derecho a solo querer ver tumbas y lágrimas, mientras que otro debería poder si quiere pedir golosinas, disfrazarse, leer historias de terror de autores como Edgar Allan Poe o Stephen King, practicar el "truco o trato"... No te quitan ni una cosa ni otra y vivimos mejor siendo lo que somos en ese breve lapsus de luz parpadeante entre infinitos de oscuridad que es la no existencia y la muerte. ¿Hay algún problema en eso?

7 comentarios:

  1. Yo soy de un pueblo, así que imagina lo que la gente de por aquí piensa de una fiesta de fuera...
    Los mismos que critican Halloween son los que luego se dan golpes de pecho con el cristianismo y la Semana Santa, como si Jesucristo fuese de Zaragoza y el cristianismo se hubiese creado en Sevilla, ¡no te jode!

    Halloween puede molestar a los puritanos, pero a mí también me molesta que en Semana Santa se corte el tráfico y se dificulte el paso peatonal, pero me tengo que joder... Y Semana Santa no es una miserable noche como Halloween, sino tooooda una semana (y si vives donde vivo yo, es casi todo el año).

    Por mi parte sólo diré que en absoluto me parece malo heredar costumbres de otras culturas (algo que llevamos haciendo desde siempre), que tener una mente abierta es lo mejor del mundo, y que mientras sean festividades en las que no se le haga daño a nadie (ay, la tauromaquia no puede presumir de eso, y bien que muchos la defienden) todo me parece perfecto. Bienvenida sea la sana variedad y diversidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dr. Gonzo, te entiendo, yo también vivo en un lugar pequeño y pasan este tipo de cosas, donde se piensa que algunas tradiciones son "muy de aquí" y basta con investigarlas un poco para descubrir que no, lo mismo que ocurre con algunas fiestas religiosas y similares.

      Como bien dices, en la tolerancia está la clave. Cada uno tiene derecho a celebrar lo que le dé la gana siempre que no se haga daño a nadie ni a nada. En el caso de temas como la tauromaquia, la pelea de perros y similares, se matan animales por pura diversión de gente que cree que ver morir algo es "hermoso" o "entretenido". Seriamente, en la época en la que vivimos, este tipo de cosas deberían desaparecer. No hay nada de arte ni tradición en esto.

      Muchísimas gracias por tu comentario y por compartir tu opinión. ¡Un placer leerte!

      Eliminar
  2. También es universal la queja por esa fiesta. También se plantea por acá.
    Y no se plantea lo mismo con la navidad. Por comer esas comidas para el hemisferio norte, donde hace frío, en el el hemisferio sur, con 38 grados celsius de temperatura. Y nadie se le ocurrió un sustituto para el pan dulce.

    Y lo han planteado en las radios locales, de folklore, de Hurlingham. Sin tener en cuenta que Hurlingham es un nombre de origen irlandes, o sea de raices celtas. Así que tendría algo de sentido festejar esa fecha en Hurlingham. Más sentido que quejarse por todo lo que viene de afuera. Yo no pienso renunciar a leer a Philip Dick.
    Lo que me gusta de esta fecha son las ideas que despierta en la blogosfera. Como una serie de relatos en la que participé. Alguien propone un tema en su blog y quienes adhieren escriben sobre ese tema. Esta semana fue el terror.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Demiurgo

      No sabía que era algo que ocurría en más lugares, aunque me lo imaginaba. Es una estupidez que se cuestionen algunas fiestas y otras no, incluso cuando al estar al otro hemisferio, fiestas como Navidad, imagino que deberían intentar reinventarse para estar más acordes a las diferentes culturas y circunstancias.

      Muy de acuerdo con lo que dices. Hay ciertos temas de "nacionalismos" que no termino de entender. Respeto que cada pueblo quiera conservar su "identidad", pero no entiendo el deseo de romper su hermandad con otras ni su reconocimiento de que en el fondo somos fruto del mestizaje, cosa que no es mala.

      Estupenda la idea de los relatos. Por temas así es para lo que sirven realmente los días especiales o las fiestas, para juntar creatividad y esfuerzo en pos de un deseo de crear.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

      Eliminar
  3. Me parece fantástico y estoy completamente de acuerdo con lo que es has escrito. La gente que critica que se celebre Halloween son solo unos estrechos de mente, si algo no te gusta no lo practiques pero deja libertad a los demás para hacerlo.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Shilmulo!

      Estoy completamente de acuerdo en lo que dices. La tolerancia es lo único que hace a la sociedad avanzar; el respeto y la educación hacia los demás y sus preferencias son claves muy importantes.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario!

      Eliminar
    2. P.D.: Disculpa por no seguirte con mi cuenta de blogger nueva hasta ahora, recuerdo tu blog y tus comentarios. ¡Gracias!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.