31 de octubre de 2014

The Backwater Gospel, el enterrador no tiene patrón

Fuente.
La muerte nos llevará a todos. Esa es una de las pocas certezas que tenemos en nuestras vidas. Nosotros elegimos si el miedo nos conduce hasta la tumba. The Backwater Gospel va de eso y para un servidor ha sido todo un descubrimiento.
La historia funciona con el valor, la dureza y la imaginación de las mejores fábulas. La llegada de un enterrador, que bien podría ser el ángel de la muerte, enloquece a un pequeño pueblo en medio del desierto. Siguiendo a su líder religioso, no dudan en prepararse para atacar al único que parece diferente: un hombre que toca la guitarra como advertencia de lo que está por pasar. Y, sin duda, como siempre, es la muerte. ¿Hay otro punto y final que no llegue a significar eso?

Locura, tristeza, ira, rechazo… Western, drama, terror, musical… The Backwater Gospel se mueve entre los sentimientos y géneros encarnados por estos personajes que están a punto de enfrentarse a la mayor de las desgracias y desconocen cómo hacerlo. Y mientras toman una decisión de fanáticos, entregando a otro mártir para la historia, la muerte les observa como nos observa a cualquiera.

Fuente.
En menos de diez minutos, The Backwater Gospel recorre las emociones y reacciones humanas con una entereza que muy pocos consiguen en sus obras. Todo ello sostenido por una música que le da alma a este espectáculo terrorífico, que se alza gracias a una animación diferente y que queda como un guante para este tipo de historias oscuras.

Hoy, cuando muchos se quejan de que siempre tenemos lo mismo, de que no se innova en nada, que las cosas nunca serán distintas a como son, que el cine está en crisis… De pronto, llegan unos estudiantes daneses con una buena historia (y mucho talento) y crean un cortometraje que nos devuelve no solo la fe en la animación sino también en todo el séptimo arte. Solo por eso, ya se merecen un fuerte aplauso y la mayor de las ovaciones.

Y es que en la muerte siempre encontramos el fin, pero por el camino podemos hallar también el miedo o la esperanza, y más si es en un cortometraje tan estupendo como este.

4 comentarios:

  1. Es significativo, no creo que sea un detalle menor, que el músico y los cuervos sean los personajes con apariencia menos siniestra. Los demás lucen tenebrosos, anticipando a lo destructores que serán. Muestra el uso del miedo para dominar, algo que se puede volver en contra de quien lo usa.
    ¿Es realmente la muerte invencible?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo es, es realmente significativo cómo se juega en todo el corto con el aspecto, mostrando que a veces, el miedo degenera a los seres que lo sufren y están condenados a solo albergar odio y dolor. En cambio, el mendigo, los cuervos e incluso la muerte no parecen tan oscuros... y ese mundo solo obtiene paz cuando el enterrador se lleva a los caídos.

      En resumen que me ha gustado mucho, como tu comentario.

      Un saludo y gracias.

      Eliminar
  2. Felipe Orce (vía redes sociales)1 de noviembre de 2014, 7:56

    Madre mía, ya no lo recordaba. Es genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ni que lo digas, todo un descubrimiento. ¡Qué pasada!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.