18 de enero de 2015

Arte (una semana más)

Una semana menos. Una de esas semanas extrañas, nerviosas, aburridas, duras y horribles donde, al menos, queda algo de luz como una luna que centellea un último instante: podrás vivir una semana más y quizás esos próximos siete días sean mejores. Da igual, una semana más es una semana menos de este año (y de mi vida, claro) y una semana más intentando conseguir lo que quiero. Acaso ¿no es así la vida de cada uno de nosotros?
En este Juntaletras os hablaré de cómo la ficción me ha salvado la vida más de una vez. Sí, me repito, pero creo que es algo que vale la pena decir una y otra vez, como cada vez que se respira debe ser algo valioso.


Fuente.
Ya lo he dicho: la vida sin arte no tendría sentido. Yo no sabría hablar con desconocidos si no pudiera conectar con ellos mediante gustos como nuestras películas favoritas, canciones que nos enloquecen… No hubiera sabido como soportar aburridas semanas de clase si no hubiera pensado que tal día estrenaban tal película y que ya quedaba menos… Yo hubiera dejado de existir hace mucho tiempo si el mundo del arte y mis ganas de escribir no me hubieran hecho persistir. Y no, no soy melodramático, soy sincero.

Esta semana tuve un nuevo ejemplo durante un speaking de Inglés en una prueba de nivel para comenzar un curso de la lengua de Stephen King (venga, me puedo tomar la licencia de dejar descansar a cierto dramaturgo inglés que siempre se cita en este tipo de cosas, ¿no?). 

Cuando me preguntaron por algo sobre mí, más allá de mi nombre o mi edad, pronto empecé a hablar de mis gustos: películas, series, canciones… Es con lo más cómodo que me siento. Y puse de ejemplo Doctor Who y Sherlock, lo que me llevó a hablar de la carrera del actor Benedict Cumberbatch con personajes como Smaug o la película por la que recibió una nominación al Oscar esta semana The Imitation Game, además de su voz que me recuerda a la de Alan Rickman (Snape en Harry Potter). 


Durante estos años me he dedicado a ver películas y series en inglés, con subtítulos, y he aprendido, he terminado divirtiéndome. Es parte de mí, quería hablar de eso.

Fuente
Gracias a eso pasé el examen (¡una buena noticia!), gracias a eso me apunté al curso de inglés que necesito para aprobar un examen para poder hacer el máster para doctorarme (Doctor Who?), gracias a eso comprendo mi alrededor sin convertirme en ese ser inmundo que parece que quieren condenarme a ser, gracias a eso encuentro una forma de escapar de ese gris que se han convertido los días, gracias a eso no termino en realidad de irme de donde me necesitan sino que construyo mi propia existencia en torno a un lugar al que quizás ya no pertenezco (si es que alguna vez pertenecí), gracias a eso consigo escapar de mil grilletes invisibles que dibujan en cada aro la palabra "deber", gracias a eso ya no pienso más en estas ataduras y gracias a esto me consuelo: recuerdo que estoy escribiendo y sé que haciendo eso… todo vale la pena. Estoy agradecido. Una vez más. Una semana más. Siempre.

6 comentarios:

  1. Te entiendo.
    Necesitamos las ficciones, creo que ha sido siempre así, tanto que la primera historia que se conoce le pertenece a los sumerios. Y es la epopeya de Gilgamesh, que ha inspirado la historieta Gilgamesh el inmortal, cuya autoría le pertenece a Robin. Y es que los mitos persisten en la ficción, lo cual incluye a los comics.

    Disiento un poco. Elementary me parece más lograda que Sherlock.
    Está bien lo de tus estudios, aunque existe el riesgo de que en lugar de convertirte en The Doctor te conviertas en The Masters. Ya sé, chiste tonto. Es que los personajes heroicos se miden por sus enemigos. Y El Amo es uno de los grandes villanos de ficción.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Demiurgo

      Me alegro de que alguien más sienta que la ficción merece la pena para convivir con nuestra realidad.

      Como bien dices, los mitos clásicos sobreviven en los mitos modernos y nos permiten comprender un mundo a veces demasiado trágico como para vivir sin la hermosura de estas ficciones, ya sean alegres o tristes.

      Yo soy más de Sherlock, pero Elementary solo he visto uno o dos capítulos. Debería seguirla para juzgar con mayor calma.

      No me importaría convertirme en The Master. A veces, el mundo merece algo de maldad propia más que de maldad ajena, ¿y qué mejor que un malvado Señor del Tiempo? Jejeje.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar
  2. Vi Rose Nose Day, el capítulo de unos 10 minutos donde la TARDIS se materializa dentro de si misma, por una distracción de Rory. Y hay una repetición temporal, donde Amy Pond coquetea consigo misma. Que divertido e ingenioso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hasta en sus piezas más breves, Doctor Who consigue siempre sorprender gracias a toda esa imaginación que desprenden sus guionistas. Si algo se ha convertido Doctor Who en los últimos años es en el vehículo perfecto para que grandes artistas se suelten y creen sin límites. :D

      Eliminar
  3. Estoy de acuerdo, la vida sin arte sería tan triste, vacía...

    ¡Felicidades por ese aprobado en inglés!

    Y hablando de Doctor Who * . * poco a poco he ido sacando ratos y ya he llegado a la mitad de la 6ª temporada... Solo tengo un problema: si antes estaba enganchada creo que ahora directamente se me puede considerar una adicta >_<

    Respecto a Sherlock ya sabes que adoro la serie y me parece una de las mejores de estos últimos años. Aish Moriarty, no sé si me gusta más él o Sherlock. En fin, ¿para qué vamos a elegir?

    Volviendo al tema inicial, cada día lo tengo más claro el arte y sobre todo escribir es lo que me mantiene ¿cuerda?, no, esa no es la palabra, más bien maravillosamente chiflada. Seguro que muchos estarían más de acuerdo con esta última. A veces creo que paso más tiempo en mi mundo interior que en el exterior que otros se empeñan en hacer que cada vez sea más gris y frío.

    ¡Un abrazo, Juntaletras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Saludos, Ana

      Sigo siendo adicto a Doctor Who, aunque más con Capaldi que en el último tercio de Matt Smith (salvando la segunda mitad de la séptima temporada, que me pareció más salvable... con excepciones). Ya me contarás.

      Sherlock es una gran serie, que tiene mucho que ver con el Doctor, por cierto. Espero que la cuarta temporada (o el especial que preparan) sea lo que esperamos.

      A veces, vale más la pena estar en el interior, que soportando una tormenta fuera. Eso es algo que he aprendido mucho últimamente.

      Gracias por tu comentario.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.