19 de marzo de 2012

Para los que amamos y odiamos los cómics...


Pensaréis: “Esta es una entrada chorra para enseñarnos una cosa graciosa”. Bien, es eso y algo más.
Viendo esta imagen, siento que se resumen mis ganas de leer un cómic decente y escribir sobre superhéroes. Creo que capta a la perfección el sentido.
Me explico...
Al principio, tienes ganas de destrozar todo un género que parece que no avanza. Tienes ganas de verter todo su cinismo (forma educada de decir mala leche). Pero después, recuerdas esas historias que te emocionaron siendo un crío, como “El niño que coleccionaba Spiderman”, y tienes que abrazarlo.
Ese es el mal del lector y el escritor de superhéroes, nunca los odiarás del todo, siempre ha habido algo que merece la pena. La industria puede que se vuelva una sacacuartos sin deseos artísticos, pero siempre hay -o ha habido- un autor o un personaje que te devuelven la fe. Por eso, nunca odiaré los tebeos y tampoco los tebeos de superhéroes.
Eso sí, me pones una piñata con la cara de algunos de los mequetrefes que hay actualmente en la industria... Me vuelvo loco a sacar caramelos.

2 comentarios:

  1. XD. Curiosa relación amor/odio la de los seguidores del noveno arte tenemos con el cómic.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, superñoño

      Sí, creo que todas las aficiones conllevan esa carga de amor y odio que las hace irresistibles.

      Gracias por tu comentario, un saludo.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.