8 de diciembre de 2011

Microrrelato 90: Heraldo de la muerte

Aquel que erradicó vidas cual matanza se quedó petrificado ante la tormenta que se avecinaba. Escuchó un leve tic-tac. Sintió aquella desesperanza, esos segundos lentos que marcan la diferencia entre la vida de la muerte… Una vez más.
Pero esta vez lo sentía él.
Supo lo que iba a pasar.
Quiso sonreír, sería una manera elegante de morir.
Pero la posición del cadáver, tras ser triturado por un mar de dagas, no se pudo considerar elegante.
Nadie se ríe de la Muerte cuando ha sido su emisario. Ella es la que se suele reír de él.

2 comentarios:

  1. La muerte. Interesantísimo tema. Muy buen microrrelato.

    ResponderEliminar
  2. Hola, superñoño

    Sí, algunas veces regreso una y otra vez a estos temas. Fetiches literarios que los llaman. A mí me atrae el tema de la muerte, a Tarantino los pies. xD

    Gracias por tu comentario, hasta pronto.

    ResponderEliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.