Los mejores libros clásicos de terror

¿Quieres una lista de los mejores libros clásicos de terror? Esta es tu lista.

Decía Stephen King en su fantástico ensayo Danza macabra que «Las melodías del cuento de horror son simples y repetitivas, son melodías de desmoronamiento y desintegración… pero he aquí otra paradoja: el ritual de sacar a la luz estas emociones parece devolver la situación a un estado más estable y constructivo».

El terror posee un carácter catártico que hace que el ser humano replantee su existencia. Todos disfrutamos de un golpe de adrenalina tras el escalofrío. El miedo nos enfrenta a temas que marcan nuestra existencia.

He vuelto al largo proceso de reescribir la saga que llamo La Historia después de algún tiempo desconectado y eso me ha llevado a reconsiderar todas las obras clásicas de terror que he leído, ya que homenajeo muchas de ellas en estos libros o me sirven como inspiración para crearlos. La Historia, en el fondo, es una celebración de todo ese horror clásico que me ha hecho lo que soy.

Os propongo un viaje por una serie de melodías de terror que nos sumergen en la oscuridad del terror. Mi idea es que esta entrada se convierta en mi "canon" de las obras de terror clásicas que deberíamos leer. He añadido en cada título la reseña que he hecho sobre la obra, por si queréis ampliarlo. Como diría Juan José Plans, será un viaje para pasarlo de miedo… con el miedo.

Portada de la edición ilustrada por Ana Juan de Carmilla de Joseph Sheridan Le Fanu. Fuente.

Mi novela favorita de vampiros. Le Fanu nos narra los hechos acontecidos en Estiria, cuando un aristócrata y su hija Laura reciben a Carmilla, la hija de una extraña condesa. Desde ese momento, Carmilla comenzará a seducir a Laura y a alimentarse de su sangre. Una obra sumamente entretenida, oscura, innovadora para la época (toca el lesbianismo y el vampirismo en 1872) y que sirvió de base para Drácula y sus Novias.

La muerta enamorada de Théophile Gautier

Gautier nos regaló una de las obras más míticas del vampirismo. Fuente.

Romuald, un sacerdot,e recuerda en sus últimos días cómo de joven estuvo a punto de alejarse de la virtud cuando se anamoró de la misteriosa Clarimonda, una vampiresa que estuvo a punto de condenarle al infierno… De día, Romuald es un hombre casto y decente; por las noches, se entrega a la lujuria junto a Clarimonda, quien se alimenta de su sangre. Pero ¿qué preferimos al final? ¿Un cielo eterno o un averno efímero? Hace unos años, publiqué junto a Luis Machín un estudio donde comparábamos el relato (suele aparecer en antologías vampíricas como las de la editorial Valdemar) con la película coreana Thirst de Park Chan-Wook.

El vampiro de John William Polidori

Portada de El vampiro de John William Polidori, clásico del terror sobre el vampirismo. Fuente.

Polidori fue el médico y asistente personal de lord Byron. Ambos mantuvieron una relación sórdida donde Byron humillaba constantemente a un Polidori que había intentado lograr ser reconocido como autor gracias a su relación con Byron. En una noche tormentosa en Villa Diodati, surgiría su acercamiento al vampirismo con una obra donde utilizaría a Byron como inspiración para lord Ruthven, un monstruo que, alejado de ser una criatura horripilante, era un seductor aristócrata, que serviría de base para Drácula. Polidori recibiría otro golpe cuando las primeras ediciones de su obra fueron publicadas bajo el nombre de Byron, su gran enemigo. El joven Polidori se suicidó tiempo después.

Frankenstein o el moderno Prometeo de Mary Shelley

La novela Frankenstein de Mary Shelley sigue siendo una joya digna de ser descubierta. Fuente.

 ¿Qué es la vida? ¿Qué es la muerte? El encuentro en Villa Diodati hizo surgir El vampiro de Polidori, pero también la famosa obra Frankenstein, que daría lugar a la ciencia ficción. Mary Shelley volcaría en ella todo el miedo a la pérdida y nos haría la pregunta: ¿qué ocurre cuando decidimos resucitar a los muertos y desafiar a Dios, como si fuéramos un moderno Prometeo, al crear vida? Frankenstein se ha convertido ya en un hito, con el rostro de Karloff en muchos casos (aunque esté más cerca el Frankenstein y la criatura de Penny Dreadful a lo imaginado por Shelley), pero esto hace que leamos la obra con más ganas si cabe.

Antología de fantasmas de varios autores

Guy de Maupassant, Pedro Antonio de Alarcón, Amelia Edwards, Mary Elizabeth Braddon, William Harrison Ainsworth, Villiers de L’Isle-Adams, M. R. James, Argenon Blackwood, Lafcadio Hearn… Un auténtico compendio de grandes escritores clásicos, reunidos por Ediciones Jaguar, que nos regalan escalofriantes historias de fantasmas que nos evocan la importancia de estos seres en el imaginario colectivo, ya que no solo se enfocan desde una perspectiva, sino de múltiples: el amor, la desesperación, la venganza, la melancolía…

Drácula de Bram Stoker

Drácula anotado de Leslie S. Klinger es una fantástica opción para descubrir el legado de Stoker. Fuente.

Una joya inmortal, como su monstruo. Una obra que supo recoger la figura clásica del vampiro para añadirle una visión propia que ha hecho que sea la historia sobre la que se ha cimentado el mito a continuación. Drácula nos narra la travesía de un sangriento conde que llega a Londres dispuesto a crear su imperio de no muertos y cómo Mina Murray, Van Helsing, Jonathan Harker y otros aguerridos personajes se enfrentarán a su sombra. Todo ello narrado a través de cartas, diarios… Una obra fundamental que demuestra el talento de Stoker para narrar lo fantástico desde un punto de vista atractivo, terrenal y con un amplio dominio de las voces de sus personajes.

Cuentos macabros de Edgar Allan Poe

Cuentos macabros de Edgar Allan Poe en el volumen primero de los dos con los que cuenta por ahora la edición ilustrada de Benjamin Lacombe. Fuente.
 

Ligeia, Morella, El gato negro, La caída de la casa Usher… Pocos autores me han marcado tanto como Edgar Allan Poe, al que llevo leyendo desde la adolescencia gracias a la traducción de Julio Cortázar. La melancolía y el terror se mezclan en estos cuentos que han servido de inspiración a autores tan dispares como H. P. Lovecraft o Stephen King. Recomendar la adaptación de El cuervo de Los Simpson, los cómics de Richard Corben o las películas de Roger Corman con Vincent Price y la edición con ilustraciones de Benjamin Lacombe.

Leyendas de Gustavo Adolfo Bécquer 

Rimas y leyendas de Bécquer, un clásico del terror. Fuente.

Gustavo Adolfo Bécquer es el Edgar Allan Poe español, desde mi punto de vista. Sus leyendas resultan tan lúgubres como los cuentos del estadounidense, sus poemas tan melancólicos y ambos tuvieron una trágica existencia. El beso, El rayo de luz, El monte de las ánimas y tantas y tantas leyendas siguen provocando escalofríos en los lectores, pase el tiempo que pase.

Una vuelta de tuerca de Henry James

Una vuelta de tuerca es una gran novela sobre ¿fantasmas? Fuente.

¿Quién crea a los fantasmas que nos rodean? A punto de comenzar el siglo XX, Henry James escribió esta novela corta que planteó la idea de que quizá nosotros creamos nuestros propios espectros. Narrada en primera persona a través de la cuidadora de unos misteriosos niños que cree que dos fantasmas se han reencarnado en ellos, el lector duda de cuánto hay de realidad en un relato perturbador que ha sido llevado a la pantalla en varias ocasiones, pero nunca ha logrado la maestría de The Innocents de Jack Clayton, con Deborah Kerr.

El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde 

El retrato de Dorian Gray de Oscar Wilde. Fuente.

Esta es la única novela de Oscar Wilde y es también una muestra de la maravillosa prosa del escritor inglés. Una obra que el autor cuidó para que hablase con gran fuerza sobre qué pasaría cuando un joven hace un pacto mefistofélico que lleva a que sea su cuadro el que envejezca y muestre su vileza mientras él permanece joven, hermoso y maléfico. Además, es también una reflexión sobre el poder del arte, como vemos desde su primera frase: "El artista es creador de belleza". Junto a El fantasma de Canterville, una de mis obras favoritas de Wilde.

El hombre invisible de H. G. Wells

Otro clásico del terror: El hombre invisible, muy marcado por el estilo de Wells. Fuente.

¿Qué pasaría si un pudiéramos ser invisibles? H. G. Wells nos plantea cómo el doctor Griffin ha perdido la cordura tras lograr hacerse invisible. Aparte de iniciar una venganza, busca cómo convertirse en el señor del crimen y gobernar el mundo. Pese a su insólito aspecto cuando lleva las bendas, el batín, las gafas de sol, la bufanda y el sombrero, es un ser egocéntrico y cruel, que piensa que él tiene derecho a gobernar sobre todos los demás. El hombre invisible es una obra con muchos instantes oscuros, aunque Wells incluya algunas dosis de humor que no terminan de encajarme.

El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde de Robert Louis Stevenson

Edición de Alma Clásicos de El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde. Fuente.

Como decía Edgar Allan Poe: los monstruos más temibles se esconden en nuestras almas y Robert Louis Stevenson exploró el pecado y la decadencia en este relato de misterio donde se busca reconstruir la relación que existió entre el modélico doctor Jekyll y el depravado míster Hyde. Una novela corta que ha pasado ya a la historia de la literatura, pero que también se ha convertido en un arquetipo para explorar las dos caras de la personalidad del ser humano, que si es el mayor de los pecadores, también es la mayor de las víctimas.


Como la lista sobre películas para Halloween que hice (y rehago), esta lista no ha seguido ningún orden en específico y no es definitiva. Tengo los cuentos góticos de Elizabeth Gaskell y varios clásicos de la edición Valdemar que me complacería añadir. Además, me gustaría crear otra lista de obras de terror modenas que complemente esta lista. También me gustaría realizar otra sobre cómics. Si tenéis sugerencias que añadir, ¡las agradezco! Por tanto, este "canon" se irá ampliando con el tiempo, en cuanto vaya leyendo obras que considere que se puedan añadir o me reconsidere otras, así que espero ir compartiéndola cada cierto tiempo... Hasta entonces, que disfrutéis de la lectura.

Publicar un comentario

2 Comentarios

  1. Decididamente grandes historias.
    Jeckill y Hyde, una historia muy conocida, pero muy mal comprendida. No tanto la historia del bien y mal, sino de la hipocresia. De lo que se llega para mantener el lado prohibido y a la vez, mantener la condición respetable. No está del todo claro que los personajes sean el mismo, la revelación en lo que no necesariamente hay que creer.

    Dracula es un clásico, que sigue brindando posibilidades de análisis. Como que es realmente temido, por hacer rebeldes a la sociedad, a las mujeres. Y las novias de Dracula siguen fascinando.

    Muy provocativa la historia de Carmilla. Recuerdo a The vampire lovers, con la gran Ingrid Pitt.

    ¿Qué personaje es el malvado en La muerta enamorada?

    Saludos.

    ResponderEliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!