21 de febrero de 2011

Microrrelato 59: El cazador de finales

20-02-2011


Imagen de dominio público
El cazador estaba muerto. No cabía duda alguna. Reducirte a un montón de sangre, huesos molidos y piel húmeda suele no dejar hueco para dudar sobre si estás muerto o no (para eso y muchas otras cosas, pero, sobre todo, para eso).

— ¿Cómo habrá muerto?– preguntó uno de los transeúntes.

—Era un cazador de finales– respondió un extraño–. Vino buscando un desenlace. Aunque parece que el fin lo encontró a él. ¿Entiendes? No, claro… Son difíciles de entender. ¡Estas cosas me dan dolor de cabeza!

—No respondes a mi pregunta. Repito: ¿cómo habrá muerto?

— ¿No? ¿Seguro que no he respondido a tu pregunta?

—Eh, sí, claro, señor raro… En fin… Ese tipo… Pensaría que el final era para su historia escrita y no para su historia como propia existencia. Ya van unos cuantos… ¿Crees que el cazador cazó o fue cazado?

No supo qué responderle, porque…

De pronto…

Todo terminó.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.