Frankenstein, ¡está vivo! de Bernie Wrightson y Steve Niles

 

frankenstein-mary-shelley-bernie-wrightson
Bernie Wrightson creó un Frankenstein digno de la obra de Mary Shelley. Fuente.

Frankenstein de Mary Shelley lleva siendo desde su publicación una obra que ha captado el interés del ser humano. ¿Cuál es el límite de la humanidad? ¿Podemos jugar a ser Dios? ¿Hasta qué punto llegaríamos con tal de lograr nuestros más oscuros propósitos? Mary Shelley no solo creó una obra maestra, sino también un género y un icono que ha trascendido hasta nuestros días. La llegada del cine ayudó todavía más a su popularización; tras un primer intento de manos de Edison, sería James Whale quien, siguiendo la estela de Drácula de Todd Browning, concebiría un Frankenstein con los rasgos de Karloff y donde, pese a los cambios, se hablaba de la naturaleza del monstruo: ¿quién es más terrorífico: la criatura o los seres que la desprecian? Fruto del amor por la novela y por las películas, el escritor Steve Niles y Bernie Wrightson crearon Frankenstein, ¡está vivo!

Frankenstein según Bernie Wrightson. Fuente.

Dando vida a Frankenstein

La obra de Niles y Wrightson no se queda en una adaptación, sino que toman elementos de la novela y las películas para concebir su propia historia sobre un ser que solo ha recibido odio de todos aquellos con los que se ha encontrado en su largo camino. Su sombra no deja de ser la fatalidad.

Wrightson fue un ilustrador conocido por su trabajo sobre todo en el cómic de terror, por ejemplo, de la revista Creepy o en la creación (junto a Len Wein) de La Cosa del Pantano, aunque también trabajó con Stephen King (por ejemplo, ilustrando Apocalipsis – The Stand-). Siempre mostró un gran amor por el mito de Frankenstein. Ese fervor se nota en el detallismo de la obra. En blanco y negro, el uso de las sombras y su trazo profuso llena cada página de detalles que hacen que nos adentremos en una obra donde el monstruo de Frankenstein queda reflejado como un ser que lo ha perdido todo y para el que no queda esperanza, salvo atisbos como cuando descubre la lectura (uno de mis momentos preferidos). En ese punto, con una criatura mucho más humana, la creación de Frankenstein está más cerca de la novela de Mary Shelley que de otras versiones. Recordemos lo que decía el hijo de Frankenstein en la novela original: «Manchado de crímenes y corroído por los amargos remordimientos, ¿dónde puedo encontrar descanso sino en la muerte?».

Estamos ante un cómic donde destaca el dibujo por encima del guion. Steve Niles no hace un mal trabajo. Es un amante del cine, la literatura y los cómics de terror. Él creó 30 days of night y ha trabajado desde entonces en múltiples historias como The October Faction donde se mezcla la aventura con elementos de terror. Aquí cumple con su labor de revelar cómo el monstruo es solo una víctima más, pero es el trabajo de Wrightson el que deja boquiabierto a los lectores. 

Como el propio Victor Frankenstein, Wrightson puso toda su pasión en esta criatura que es su cómic. Sus páginas se llenan de expresivas viñetas que llegan a ocupar todo el espacio y demuestra un detallismo asombroso. Si por una cuestión ha destacado siempre Wrightson para mí es por el dominio de las sombras y por la expresión de un mundo muy propio a través de su dibujo. Esto es lo que hace que, cada vez que imagine al ser creado por Frankenstein, lo haga con los rasgos de Wrightson.

Bernie Wrightson crea esta maravillosa obra, llena de detalles y con su sello único. Fuente.

El legado de Frankenstein

Debido a la enfermedad (un tumor terminal), Bernie Wrightson no pudo completar el último número, que sería terminado por Kelley Jones. El cambio es perceptible. Jones, conocido por enfrentar a Drácula y Batman, quien cumple con su labor, pero no llega al soberbio nivel de detallismo alcanzado por el artista original. Además, las ilustraciones de Bernie Wrightson para su Frankenstein han servido también para una edición conmemorativa del clásico de Mary Shelley, que cuenta con prólogo de Stephen King.

La edición de Planeta DeAgostini, que ahora me temo que está descatalogada, era una auténtica joya en gran formato que nos permitía adentrarnos en este lúgubre mundo. Estaba acompañada de algunos bocetos de Wrightson y de textos de Steve Niles. Una pena que ahora sea más difícil de encontrar.

Frankenstein, ¡está vivo! es una obra maestra para todos aquellos que amamos el terror. Terminada tras la muerte de su dibujante, el maravilloso y único Bernie Wrightson, su alma perdura en la historia. Una despedida donde ficción y realidad se mezclan. Y Frankenstein está vivo, por supuesto… siempre lo estará.

Frankenstein, una joya que no puede faltar en las estanterías de los amantes del terror. Fuente.

Editorial: Planeta DeAgostini Cómics

Edición: 1ª ed. (03/09/2019)

Páginas: 128

Dimensiones: 32x21 cm

Idioma: Español

ISBN: 9788416543908

ISBN-10: 8416543909

Encuadernación: Cartoné

Precio: 23,75 €

Sinopsis: Inspirada por el inmortal clásico del horror gótico, Frankenstein ¡Está vivo! continúa la historia del prometeico monstruo de Victor Frankenstein mientras la criatura se embarca en un viaje para descubrir su propia humanidad. La clásica pareja formada por Steve Niles y Bernie Wrightson es la encargada de llevar a cabo esta versión. Este recopilatorio incluye la serie de cuatro números más una extensa galería de bocetos y dibujos a lápiz nunca antes vistos, escaneados todos de las ilustraciones originales. Kelley Jones, elegido personalmente por Wrightson para completar la obra, presta su ayuda artística al capítulo final de Frankenstein ¡Está vivo!

 

Calificación:

Publicar un comentario

0 Comentarios