16 de junio de 2018

Crítica de "Lilo y Stitch", la importancia de ohana



Lilo y Stitch es una de las películas de Disney que, aunque relegada, cuenta con virtudes muy disfrutables. Fuente.

"'Ohana" means "family." "Family" means "no one gets left behind." But if you want to leave, you can. I'll remember you though.

Hoy, 16 de junio de 2018, se cumplen dieciséis años del estreno de Lilo y Stitch una de esas películas de Disney que, aunque vi tarde, se convirtió en una de mis favoritas por esa apología que hace de lo diferente, la familia y el ser monstruoso. Así que permitidme este aniversario para hablar de ella.

Con una campaña de marketing que se vinculó a otros clásicos de Disney como Aladdin, El rey león, La bella y la bestia o La sirenita, Disney presentó en 2002 al experimento 626: Stitch, que daría lugar a varias secuelas en formato de película directa a vídeo, series e incluso apariciones en videojuegos como Kingdom Hearts. La compañía de Walt Disney buscó en todo momento la sátira y un humor un poco más macarra en una de sus últimas películas de animación 2D. ¿Resultado? Un film sumamente rescatable entre la metralla de los primeros años del siglo XXI.

El significado de la familia

Los directores Chris Sanders (que da voz a Stitch) y Jean Deblois demostraron muchas de las virtudes que también tocarían en otra gran película de animación como es Cómo entrenar a tu dragón (en Dreamworks) muchos años después. Bajo los homenajes a Elvis Presley y la partitura de Alan Silvestri, tenemos una cinta que mezcla amistad, humor, persecuciones y drama familiar. Y nunca flaquea, se apoya en una animación sobresaliente.

Puede que el prólogo sea la parte más irregular por cómo hay que añadir todas las piezas y explicar todos los puntos de la historia antes de pasar realmente a "lo bueno", es decir, a la historia en sí de Lilo y su hermana, Nani. Creo que la humanidad de la familia protagonista marca la diferencia a la hora de contar cómo una familia, a veces, no es solo la sangre y cómo nunca se debe dejar a nadie atrás. Puntos loables para una producción que ahora cuenta en su propia estantería con otros filmes de animación infumables, donde se opta por el chiste más banal, sin moraleja o entretenimiento auténtico.

Por suerte, la película huye de los "manierismos" de Disney: ese poner siempre una canción o esa búsqueda del humor más blanco. Puede que este punto bueno sea una desventaja para otros. Hay muchas diferencias en Lilo y Stitch que puede que no sean del agrado del espectador que espera lo mismo de siempre, pero para el que busca algo inesperado (como es mi caso), es toda una sorpresa bastante disfrutable, divertida y entretenida.

Hoy, frente a otras de sus hermanas mayores, Lilo y Stitch se ha convertido solo en un mar recurrente de gags, gifs y diseños para crear peluches encantadores, pero todavía cuenta con una enorme fortaleza como película de animación, fortaleza que nos recuerda el valor de la diferencia y de lo qué es una familia. No está de más que aprendamos, por tanto, el significado de ohana.

Todos somos un poco StitchFuente.

4 comentarios:

  1. Recuerdo esa película animada, esa clase de personajes suelen volverse sim´páticos, son agradables. Recuerdo que llamaron la atención los trailers, con el personaje arruinado el clima de otras escenas de Disney. Como esta, con Bella diciendo malhumorada que se va a su habitación. Y el extraterrestre emitiendo un silbido.
    Busqué y había otros trailers, interrumpiendo escenas de El rey león, La sirenita. Y Aladin, donde el protagonista le dice: Ey, consigue tu propia película.

    Interesante la intertextualidad de incluir a un Hombre de negro.
    Recuerdo que hubo una serie animada.

    Interesante entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje, creo que fue una de las mejores campañas publicitarias de su época. La recuerdo todavía.

      ¡Pues sí, interesante lo que señalas! Gracias por el comentario.

      Eliminar
  2. Es de mis películas favoritas y o importa cuántas veces la vea, siempre me encanta. Ojalá Disney hiciera más películas como esta, pero supongo que es parte de su encanto único y tan irreverente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no estaría mal que hicieran más y eso que tampoco hago ascos a sus últimas películas, por cierto. ¡Gracias por el comentario! ^^

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.