25 de abril de 2018

Crítica de "1922", Stephen King vuelve al cine

1922 es la adaptación más reciente de un relato de Stephen King a la pequeña pantalla de Netflix. Fuente.
"Al final, siempre nos pillan".
Nueva adaptación de un relato de Stephen King en Netflix tras que pudiéramos disfrutar recientemente de la versión de su novela: El juego de Gerald y, en el caso de 1922, el resultado también es bastante acertado. 

Partiendo de la obra corta incluida en Todo oscuro, sin estrellas, puede que, si la película no da un paso más allá o no sorprende como debiera, sea porque tampoco estamos ante uno de los cuentos más conocidos de Stephen King. No obstante, el director y guionista de la cinta, Zak Hilditch, se las arregla para transportarnos a uno de esos relatos que el narrador de Maine narra con la gracia natural del autor de It (Eso)

Entretiene al entrar en la parte más oscura del ser humano, en ese matrimonio que ha acabado odiándose y en ese crío que pagará todas las consecuencias. Todo el mundo quiere algo y, al final, tienes que pagar por ello. Te guste o no.

El rey de las ratas

1922 cuenta la historia de un granjero que se propone asesinar a su mujer, con ayuda de su hijo, para quedarse con sus tierras. El problema comienza cuando descubre que ningún pecado puede quedar sin recibir una condena, cuando cualquier crimen jamás permanece impune. Y es que la reina de las ratas, la Muerte, acaba llegando y nos susurra aquello que no sabemos si queremos escuchar. Cada uno debe decidir cómo ha jugado las cartas.

La cinta arranca muy bien, quizás escorándose más en lo previsible en su segunda parte y con algunos arranques que nos recuerdan al mejor King (esta vez en la pequeña pantalla), y sin ser una de las adaptaciones más famosas, seguramente sí es una de las más correctas que se han hecho del trabajo de King, sobre todo por un director que sabe dónde colocar su cámara y un casi irreconocible Thomas Jane que está magistral como ese inquietante protagonista, ese Wilfred que busca lograr sus objetivos, aunque sea manipulando a su hijo o a quien haga falta. Puede que sea la mejor interpretación del actor, que ya había protagonizado La niebla, otro film basado en la obra de King.

Pese a que el film nunca se decide entre el drama, el suspenso o el terror, 1922 juega con todos esos géneros y nos regala escenas tan inquietantes como la de ese pozo donde las ratas pronto comienzan a devorar un cadáver o ese invierno que llega incluso a la mente del protagonista. 

Meritoria atmósfera la creada por Hilditch para 1922, que consigue ser inquietante, sobre todo en la construcción de la trama en sus primeros compases, bajo esa confesión que nos transporta a un comienzo de siglo sórdido y terrible, donde ese tan ansiado "sueño americano" no deja ser todo lo que vemos a nuestro alrededor, incluso cuando es una pesadilla. 

Y es que el rey de las ratas, uniendo su cola con las de sus putrefactos súbditos, jamás dudará en seguir a los muertos para devorar a los vivos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.