26 de febrero de 2018

Crítica de "El arte de Neil Gaiman" de Hayley Campbell

Junto a Pedro de Mercader, escribí hace mucho tiempo este comentario sobre el libro El arte de Neil Gaiman que fue publicado hace algunos años. Desde entonces, Gaiman ha seguido creando sin parar, pero creo que es correcto que recordemos el hallazgo de una obra que por fin trata la figura del escritor británico como se merece. Así que aprovecho para recuperar el texto de Pedro y un servidor. 

Pocas obras han repasado la trayectoria de Neil Gaiman como el libro de Hayley Campbell. Fuente.
"Unas veces sabes lo que haces, y otras haces como que lo sabes. El arte de escribir funciona igual que el arte de convencer a un profesor de que has hecho los deberes o de que has estudiado. Es el arte de mentir convincentemente, y es asombroso todo lo que puedes aprender a partir de tan poco”- NEIL GAIMAN. 

Existen muchos tipos de escritores. Aquellos que escriben para lucrarse. Aquellos que lo hacen porque no tienen nada mejor que hacer. Aquellos que se toman la escritura como terapia. Aquellos que utilizan las letras como herramienta para alcanzar otras aspiraciones. Aquellos que sienten una llamada capaz de hacerles habitar en sus propias historias tejidas en papel y tinta. Rasgos que se pueden sumar entre sí, pero que suelen terminar formando parte de ese último, el de los juntaletras que están destinados a tejer obras únicas, incapaces de vivir sin la magia de la escritura y esa verdadera pasión que no solo no se apaga, sino que se extiende como un incendio que alcanza a todos los que gozan con sus historias. 

Neil Gaiman es uno de estos héroes; nació para escribir, leer y crear, además, se le da condenadamente bien, no se puede decir otra cosa de alguien tan prolífico y sobresaliente. Guionista de cómics, autor de novelas y relatos, periodista en entrevistas y críticas, excelente orador, compositor ocasional, poeta, cantante punk, escritor de varios capítulos de reconocidas series, niño de cinco años capaz de cortarse el pelo solo bajo la manta, esposo de Amanda Palmer, saqueador artístico de las pesadillas e ideas de sus hijos, cabeza de urraca con la habilidad de almacenar las cosas más triviales que luego usar en sus historias… Gaiman vaga por todos estos caminos y el libro que nos ocupa en esta ocasión, El arte de Neil Gaiman, es una oportunidad para de indagar en este fascinante autor, que no solo ha logrado una legión de fans, sino que también ha traspasado fronteras artísticas sin dejar de ser cercano, inspirador y honesto. ¿Cómo ha logrado todo eso que muchos solo pueden desear? Pasen y vean... 

Detalle del libro, editado en España por Norma.

El escritor de sueños 

La autora Hayley Campbell nos propone un extenso trabajo de recopilación sobre la vida y obra del creador de The Sandman, la meta es investigar y comprender mejor la figura de uno de los mayores símbolos creativos de nuestro tiempo. Es así como El arte de Neil Gaiman nos convierte en parte de una travesía por las experiencias que han hecho al escritor inglés ser quien es, porque este volumen no escatima en detalles, analizando desde sus obras más desconocidas (por ejemplo, la injustamente olvidada Mr. Punch) hasta sus grandes éxitos (la melancólica El océano al final del camino). Fotografías, recuerdos (que pueden y no pueden ser a la vez), historias, callejones sin salida y ejemplos a seguir se entrecruzan en este libro con la misma naturalidad con la que Gaiman convierte a la Muerte en una encantadora joven que todos querríamos encontrar al final de nuestras vidas. 

El arte de Neil Gaiman está repleto de anécdotas muy curiosas a la par que esclarecedoras, y citas sencillamente memorables, de un genio del que más vale tomar nota, ya que con sus reflexiones suele dar en el clavo o invita a la reflexión de los lectores. Escrito con un estilo ameno, este compendio sobre la existencia del padre de Los Eternos no sacrifica la seriedad o profesionalidad del trabajo. Está basado las entrevistas y los testimonios de Gaiman y varias personas allegadas, además de la documentación de diferentes fuentes sin quedarse en solo eso, una suma de fuentes sin más (como lo que hizo un joven Gaiman al escribir cierta biografía que hizo sobre Duran Duran… Coff, coff). El mérito recae en la firmante de la obra, la hija de Eddie Campbell (célebre dibujante de la mítica obra From Hell, escrita por el Bardo de Northampton, Alan Moore, nombre que se repite varias veces en El arte de Neil Gaiman). 

Neil Gaiman en sus años de juventud. Fuente.
Campbell es amiga personal de Gaiman (una de sus primeras obras estaba dedicada a la escritora cuando era una niña), lo cual hace que el libro sea algo con cierta proximidad y conocimiento de causa; se crea una complicidad, en cierto modo, entre el lector, la escritura y el protagonista del libro. Y sí, volvamos a Neil Gaiman (deberíamos hacerlo incluso más), porque de eso va este ambicioso estudio, publicado en España por Norma Editorial, que nos permite conocer más al hombre que convirtió a la TARDIS de Doctor Who en una mujer de carne y hueso o el que reinventó el Universo Marvel un par de siglos antes con 1602

Desde sus primeros años hasta cada uno de sus estilos artísticos, incluyendo proyectos inacabados o adaptaciones a películas o radionovelas de sus obras (Buenos Presagios, junto a Terry Pratchett), Hayley Campbell nos presenta cara a cara a ese escritor que te gustaría que contase la historia de tu vida. Vaya por delante que el subtítulo de “el escritor que usted no conoce que más vende” que solía acompañar en los ´90 a Neil Gaiman es cada vez más inútil. 

El autor de obras como The Sandman, Stardust o El océano al final del camino es ahora una estrella del rock de la literatura, capaz de embelesar a sus lectores con obras donde combina la realidad más oscura o extraña con sus ideas sobre la vida que abunda en este mundo. Se ha mostrado como un escritor capaz de conquistar al público infantil con obras como El galáctico, pirático y alienígena viaje de mi padre, a los más jóvenes con Coraline, a los adultos con The Sandman… Y, por supuesto,a todo el público. 

El escritor inglés, afincado en una mansión estadounidense digna de la familia Addams (donde tiene a un fantasma que, por cierto, dice que nunca le molesta), se ha transformado en el amo de una vida que bien valdría para ser una historia más con la que conectar con un público deseoso de perderse en las ideas del juntaletras que siempre viste de negro, de enmarañada melena y cordial voz que nos conduce a caminos por donde pocas veces hemos vagado, incluso en nuestros sueños. 

En definitiva, El arte de Neil Gaiman es una delicia para los admiradores del autor de American Gods y que pronto se convertirá en una obra de referencia para comprender a un hombre que ha saboreado las mieles de la victoria y ha sufrido fracasos de los que siempre ha aprendido. Pase lo que pase, tanto este análisis de Campbell como la vida de Gaiman nos enseñan la importancia de seguir contando historias. Esto clama por una segunda parte dentro de unos años, cuando se pueda apreciar su obra de forma global.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.