21 de febrero de 2018

Crítica de "Cowboy Bebop", los cazadores de recompensas del mañana

Cowboy Bebop
Spike, Faye, Jet y Ed, los cuatro protagonistas de Cowboy Bebop, un anime que revolucionó toda una forma de hacer arte. Fuente.
"Bang!"- Spike.
Si pidiéramos a varios aficionados que nos hicieran una lista de animes que ver, seguramente, en la mayoría de ellas, aparecería una historia con un nombre propio que, a son de música, nos evocará al western, las aventuras y el espacio, esa última frontera. Su título es Cowboy Bebop y es una serie que ha marcado a varias generaciones de seguidores de la animación japonesa. ¿Por qué? Porque es una obra fundamental, entretenida, llena de moralejas, con docenas de trucos sobre cómo contar historias y, seamos sinceros, porque es épica. Aquí os dejo ocho motivos por los que verla.

1. La historia

Cowboy Bebop es un anime de 1998 que nos conduce a un futuro de tecnología marchita, forajidos terribles y cazadores de recompensas. Nuestro protagonista es Spike, uno de estos cazadores, que junto a su amigo Jet persiguen a los diversos delincuentes que plagan el universo para lograr un par de billetes con los que malvivir en un universo más allá de las leyes. A su tripulación pronto se suma el perro Ein, la femme fatale Faye Valentine y la extraña (¿o extraño?) Ed. Juntos, vivirán grandes aventuras, tragedias y desdichas marcadas por un aura de western y cine negro, donde la sombra del pasado de Spike siempre les perseguirá, al igual que la imagen de Julia y el pérfido Vicious, dos piezas claves del ayer de Spike.


2. Más que recomendable

Como siempre que se habla de una obra importante, escribir sobre Cowboy Bebop nos llevaría a ensayos de cientos de páginas; por lo que este comentario lo enfoco como un "por favor, vedla" y porque os pido esto: simplemente, hay pocas historias que impacten tanto como algunos de los capítulos autoconclusivos de la serie.

3. Una mezcla de géneros

Cuando George Lucas creó Star Wars, lo hizo como un cuento de hadas en un mundo espacial marcado por el western. Es decir, unió todo aquello que le gustaba desde la niñez. Cowboy Bebop surge también como un híbrido, aunque más que de un cuento de hadas, lo que tiene es cine de artes marciales al estilo Bruce Lee y cine noir (con la yakuza), al que se añade la capa de space opera y westernShinichirô Watanabe dio así lugar a una pieza que ha marcado a los fans o no del anime con el paso de las generaciones (de ahí su colaboración en Animatrix y Blade Runner: Blackout 2022).

4. Una historia de historias

Muchos de los capítulos de Cowboy Bebop son autoconclusivos, aunque hay cierto hilo argumental hacia el que apunta la serie. Puede que no todos los capítulos sean perfectos, que hay alguno que podríamos saltarnos y no pasaría nada, pero todos son entretenidos, incluso aquellos más extraños como el de la nevera con algo podrido que recuerda a Alien o el episodio dedicado a  los traficantes de setas. De resto, la mayoría son buenos o muy buenos, con algunos momentos sobresalientes, como el primer enfrentamiento entre Spike y Vicious, la revelación sobre el origen del brazo cibernético de Jet o el enternecedor encuentro de Faye con su pasado a través de una vieja cinta de vídeo. Por no mencionar ese cierre de la serie que nos va preparando para lo más trágico.

Personajes Cowboy Bebop
Nuestros protagonistas terriblemente impactados. Cowboy Bebop está llena de sorpresas. Fuente.

5. Personajes geniales

Una vez el espectador está a bordo de la BEBOP, nuestros compañeros empiezan a ser colegas, desde Spike con esa dualidad entre vago cazarrecompensas y antihéroe, pasando por Jet con su pasado a cuestas, sin olvidar al tontorrón Ed o la estupenda Faye. Todos ellos son humanos y hacen lo que pueden para sobrevivir en una galaxia hostil. La serie no duda en profundizar en ellos cuando hace falta y sorprender así al lector.

6. Animando el futuro

La animación y los diseños de la serie son sobresalientes. No solo recogen la atmósfera de esas naves destartaladas de Star Wars o Alien, sino que le suma conceptos propios. Ahí tenemos la BEBOP, la Swordfish, la Red Tail y la Hammerhead. El espacio de Cowboy Bebop es único, como sus personajes, vestuarios, gestos...

7. Bailando con el universo

Otro punto más que reivindicable es la estupenda banda sonora. No solo se hacen homenajes a canciones conocidas en los títulos de los capítulos (como Sympathy for the Devil o Bohemian Rhapsody), sino que, a lo largo de la serie, tenemos diferentes estilos: rock, blues, folk, country, etc. Todo ello hace de la experiencia de ver la serie una de las mejores que podemos tener.

8. Reivindicando el legado de la BEBOP

A lo largo de los años, Cowboy Bebop ha tenido un gran éxito de crítica y público, lo que la convierte en un clásico moderno de la animación. Pese a que la serie ha contado con una película de animación Cowboy Bebop: Knockin' on Heaven's door, un corto a imagen real Cowboy Bebop PV: Don't Bother None y diversos videojuegos, la adaptación a imagen real todavía no ha llegado (aunque siempre se ha rumoreado que Keenu Reeves encarnaría a Spike). Puede que sea mejor que, antes de que llegue la película de marras, vean la serie.

En definitiva, estos ocho motivos son nimios en comparación con lo que supone ver realmente Cowboy Bebop. Es una serie recomendable para todos aquellos que todavía esperan algo de las estrellas. Y como bien diría el final de cada capítulo, see you, space cowboy.
"Los ángeles que han sido expulsados del cielo sólo pueden volverse demonios, ¿no es así Spike?"
Faye Valentine en el pasado, en uno de los mejores capítulos de la serie. Fuente.

2 comentarios:

  1. He escuchado hablar de esta serie.
    Por lo que contás, interesante. Como que haya una mujer fatal.
    Me gusta el estilo del dibujo, de la animación de la apertura.
    Interesante reseña-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si te gusta la ciencia ficción y el noir, es tu serie.
      ¡Saludos y gracias por tu comentario!

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.