22 de febrero de 2018

Cinco cosas que he aprendido como escritor viendo Stranger Things



En los últimos años, me he vuelto un gran aficionado a las series. Y nunca he dejado de serlo a la literatura y al acto de escribir. Como os comentaba en su día, en 2011, mi vida cambió gracias a Doctor Who. Sí, sonará un poco exagerado, pero os puedo decir que la fantasía, la ciencia ficción y el arte de contar historias según Doctor Who cambió mi mente. Aprendí muchísimas cosas que trasladé a mis relatos y a mis novelas, como os conté en cinco cosas que aprendí como escritor viendo Doctor Who.

Hoy se habla de una nueva edad de oro de las series televisivas y no me extraña. Hay muchísimas y muy buenas, con una calidad sublime en cuanto a las interpretaciones, el nivel de las tramas, el avance de cada episodio, su control de las sorpresas, su utilización de los diálogos... Seguro que a todos se nos ocurren grandes series de muy diferente género: Penny Dreadful, The Wire, Breaking Bad, Trollhunters, Juego de Tronos... Todas son muy diferentes y todas nos agregan algo como autores, aunque no lo creamos.

Una de mis favoritas es Stranger Things. Hace poco, he vuelto a Netflix y he encontrado Beyond Stranger Things, un documental donde los hermanos Duffer (los creadores de la serie) y los actores hablan sobre la segunda temporada y sobre cómo está ha seguido adelante, diversas escenas muy conocidas, el nivel del reparto, las dudas a la hora de continuar la trama... Y he aprendido mucho viendo ese making of, casi tanto como viendo la serie. Por ejemplo, el uso del Every breath you take de The Police era una metáfora con ese Azotamentes de la última escena, vigilando el Upside Down, o la primera temporada comenzaba con los chavales jugando al rol y en esta segunda con una máquina de los recreativos. Por este tipo de detalles, que parecen nimios, me gustan los documentales.

Así que en esta entrada os voy a hablar de cinco cosas que he aprendido como escritor viendo Stranger Things, pero no cinco cosas sin más, sino, como debe ser, cinco cosas extrañas. ¡Espero que os guste!

1. Hacer crecer una trama cerrada.

Los hermanos Duffer hablan de que ellos no tenían planificada una segunda temporada al principio y que habían cerrado gran parte de la serie con la primera temporada. Sin embargo, Netflix les propuso continuarla y ellos empezaron a barajar nuevas ideas que sonasen naturales y que hicieran crecer a los personajes y profundizar en ellos. De ahí que tengamos diferentes subtramas que aportan a este mundo, las relaciones cambien y existan nuevos personajes que crean nuevos misterios o apoyan o se contraponen a ellos. E, incluso así, los creadores no rompen con el misterio del mundo al revés con el que se enfrentan los personajes. En cualquier caso, no querían una repetición y eso es a lo que los juntaletras con sagas debemos aspirar (o eso creo yo).


2. Los personajes evolucionan.

Los creadores de la serie y su productor comentan que muchos de los personajes como Steve y Dustin surgieron como estereotipos, pero que al hallar a los actores que los interpretarían, añadieron nuevos matices que hicieron que los personajes fuesen creciendo y de ahí surgieron insólitas alianzas como las de estos dos personajes que se transformaron en favoritos del público.
Mucho se ha criticado el capítulo octavo donde nuestra Eleven conoce a su hermana y forma parte de unos X-Men punk, por llamarlos de alguna manera. Mucha gente lo considera relleno. ¿Quieres saber mi opinión al respecto? Es uno de mis episodios favoritos porque hace crecer a Eleven, la enfrenta a sus miedos, la hace madurar y hace que afronte a sus propios monstruos en el final de temporada. ¡EVOLUCIONA! ¿Cómo no me iba a gustar?
Del mismo modo, los personajes de Stranger Things son increíblemente empáticos, porque nos resultan humanos. Sí, se enfrentan a monstruos dignos de Lovecraft, pero, en todo momento, sentimos que nos aportan algo, que no son guiñapos.
¿Por qué, si no, hubiera surgido el #JusticeforBarv debido a lo que ocurría con su personaje en la primera temporada? Las redes sociales buscaban justicia para un personaje de ficción con el que se habían identificado y, sin duda, este "movimiento" tocó a los guionistas de la serie a la hora de crear la subtrama de Nancy y Jonathan de la segunda. Siempre hay que estar abierto a las sugerencias, ¿no?

Los pobres chavales dejándose la vida en los recreativos. Fuente.

3. La importancia de las influencias

Stranger Things es un homenaje al cine de los '80. Aliens, Gremlins, Stand by me, Los Goonies, E. T., etc. Muchas grandes películas aparecen homenajeadas durante el metraje. Los hermanos Duffer hablan de ello (por ejemplo, con Los Cazafantasmas), pero añaden un aspecto más: la literatura. Hablan de la influencia de Stephen King a la hora de crear al hermano de Mad Max como un villano humano que está en el límite de todo. Esta apertura de miras creo que es lo que permite que la serie funcione tan bien. David Bowie decía que creaba su música robando a los mejores y esto también se nota en Stranger Things.
Otra influencia literaria que han citado los hermanos Duffer es Harry Potter. Sí, sí, Harry Potter. No solo por ver crecer a los personajes a lo largo de las temporadas, sino por la conexión entre Will y el Shadow Monster, que bien recuerda a la conexión entre Harry Potter y Voldemort.

Lo somos. Fuente.

4. El castillo de palillos de Hawkins

De algo que me di cuenta mientras veía los últimos capítulos (y quizás por culpa de haber estudiado el máster de guion) es que la trama está construida como una especie de castillo de palillos. Puedes pensar que deberías quitar uno de ellos, una subtrama, y no pasaría nada..., pero si te fijas bien, derrumba el castillo. Cada subtrama de Stranger Things tiene su importancia para llegar al final. Cada personaje hace algo. Cada momento está justificado. Eso hace de Stranger Things un ejercicio de guion que, aunque puede que no sea perfecto para algunos, para mí es un ejemplo de lo que funciona a la hora de contar historias.
Otro detalle de la trama: uno de los aspectos de tratar con los '80 es que el uso de walkie talkies y la falta de Internet ayuda a que el terror funcione mejor que en la época actual según su punto de vista. Ellos confirman que si la historia ocurriese en 2017 (o 2018) no podría ser igual, tal y como imaginábamos.

Hawkins
Bienvenido a Hawkins. Fuente.

5. Cuando el upside down te vuelve del revés

Por último, y como hecho anecdótico relacionado con lo que escribo, recuerdo que empecé con El Tiempo del Príncipe Pálido, mi historia de fantasía y terror en los años '80, pocas semanas antes del estreno de Stranger Things. Cuando vi la primera temporada y me di cuenta de cómo se relacionaba con lo que escribía, tuve que parar. Me llevó un año retomar esa historia y publicarla. Y agradezco el parón. Tardé en volver a ella, pero cuando lo hice, tenía nuevas influencias y visiones. Creo que si trabajas mucho tiempo en una idea, puedes llegar a ver cómo otros han trabajado con ella. Y eso no es malo. ¡No debes hundirte de ninguna manera! Debes aprovechar y dar tu visión. Por eso, como decía Neil Gaiman, es importante que tengamos una voz propia. Nadie puede contar una historia como tú lo haces, porque tú eres tú y los demás son los demás. Otra cosa es que sea mejor o peor, pero en ningún momento debes detenerte. ¡El mundo merece historias!

Stranger Things, una de las series más populares y de la cual los autores podemos aprender mucho. Fuente.

En definitiva, estos son cinco aspectos que he aprendido como escritor viendo Stranger Things. Espero que os haya gustado tanto como la serie y, si no es así, que venga un demogorgon y os destripe (#JusticeforMews). Sea como sea, espero vuestros comentarios, aunque sean gritos de dolor. ¡Nos leemos!

Otras entradas que te pueden interesar:

-Crítica de Stranger Things. Temporada 1.
-Crítica de Stranger Things. Temporada 2.
-Stranger Things. No tiene por qué gustarte todo lo que le gusta a todo el mundo.

Puedes leer mi última novela: El Tiempo del Príncipe Pálido aquí.

14 comentarios:

  1. Me gusta lo que aprendiste. Puede ser fundamental para un juntaletras, como vos decís, tener esos conceptos.
    Bien planteada esta entrada.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola! Me encanta esta serie, y fíjate, yo también soy escritora (o lo intento al menos) y no me había parado a ver la serie desde este punto de vista. Y la verdad es que tienes mucha razón en lo que dices. Muy bien y análisis y genial entrada :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Me alegro de que te haya gustado el post y te recomiendo el documental de Beyond Stranger Things, donde se hablan de todas estas cosas y te pueden ayudar a la hora de crear.

      ¡Un saludo enorme y gracias!

      Eliminar
  3. Arantxa (a través de RRSS)25 de febrero de 2018, 17:32

    Muy interesante artículo, Carlos! Me ha gustado mucho ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arantxa muchísimas gracias, me alegro de que te haya gustado. El upside down siempre inspira 🙃😀

      Eliminar
  4. Gabriel (a través de RRSS)25 de febrero de 2018, 17:35

    ¡Me gusta tu artículo!! Reconozco que la segunda temporada no me ha convencido tanto como la primera, pero tu artículo es muy bueno. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Gabriel. Queda por ver la tercera y si cumplen con lo que han desarrollado. Por ahora, Beyond Stranger Things me sirvió para ver un poco más del proceso creativo de la serie y de cómo desarrollar una serie aparentemente cerrada en la primera temporada. ¡Muchas gracias por tus palabras! ¡Un saludo!

      Eliminar
  5. Gabriel (a través de RRSS)25 de febrero de 2018, 18:12

    ¿Va a haber tercera? Porque todas las tramas parecían cerradas. Como no hagan como con Harry Potter y les pongan pelucas de señores mayores... El final es un poco "estilo Perdidos": tantas vueltas para que al final todo se solucione con poner el tapón y listo, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hace poco confirmaron el número de capítulos. http://www.nme.com/blogs/tv-blogs/stranger-things-season-3-release-date-trailer-plot-2127430

      En cuanto al final, será como ciertas novelas: a veces vale más el camino, que la propia meta.

      Eliminar
  6. Gabriel (a través de RRSS)25 de febrero de 2018, 18:58

    ¡Ah, pues me has dado una alegría! La segunda me ha parecido más floja (seguramente por lo que dices de que no tenían idea de continuar), pero aún le daré otra oportunidad. ¡Gracias!!

    ResponderEliminar
  7. Gabriel Romero de Ávila creo que puede que haya pesado para ti que sea una temporada de transición y no una "autoconclusiva", por así decirlo. ¡Gracias a ti por leerme! ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gabriel (a través de RRSS)25 de febrero de 2018, 19:13

      Sí, justo. Yo esperaba más respuestas, pero en realidad no se ha revelado absolutamente nada, salvo que los niños crecen y empiezan con sus primeros amoríos. Temo que en la siguiente hablen de matrimonios e hipotecas y esto se convierta en el nuevo "Cuéntame"...

      Eliminar
    2. Gabriel, si el demogorgon tiene que empezar a hacer la declaración de Hacienda o tenemos el golpe de estado de Mews o Barv, creo que me iré a ver otra serie de Netflix jejeje.

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.