11 de enero de 2018

"Hellboy: Iron and blood", Hellboy contra los vampiros en formato de cine de animación

Hellboy en dibujos animados. Fuente.
"Destiny is overrated!"- Hellboy.
Después del éxito de Hellboy en los cómics de Mike Mignola y el estreno de su primera película, dirigida por Guillermo del Toro, en 2006 se estrenaría Hellboy: Sword of storms, su primera película de animación, que contaría con una segunda parte: Hellboy: Iron and blood, dos aventuras de nuestro demonio favorito y sus compañeros de AIDP. Como en las adaptaciones a imagen real, se barajó la posibilidad de una tercera película que nunca llegó a realizarse. Y, visto a distancia, es una pena.

Sword of storms y Iron and blood sirven casi de puente entre Hellboy y Hellboy: El ejército dorado (o como una especie de flashback, ya que tenemos al profesor vivo). Más o menos. Sea como sea, y más allá de la continuidad, se tiene el asesoramiento de Guillermo del Toro y a los actores de las películas, como Ron Perlman, Selma Blair o Doug Jones, que dan sus voces a sus personajes o se utiliza la música de Marco Beltrami de las cintas de carne y hueso. El puente también funcionaría, porque las películas retoman muchos aspectos de los cómics que todavía no se habían tocado en las películas (personajes de AIDP, poderes, Hécate, la mano de Hellboy, etc.).


En Iron and blood tenemos mansiones encantadas, fantasmas, una vampiresa, brujas arpías, a la diosa Hécate y a un sinfín de monstruos que pueblan el imaginativo mundo de Hellboy y, una vez más, como en los cómics, es la mar de entretenido. La mitología de Hellboy es muy rica y el tono pulp no le sienta nada mal a esta aventura, que se divide también en una serie de flashbacks del profesor, que van del final al principio y crean una serie de misterios e ironías argumentales muy interesantes.

Como en toda historia de Hellboy, hay pequeñas referencias de otras historias. Hay muchas sobre mansiones encantadas, pero, sin duda, la vampiresa bien nos recuerda a Bathòry, la condesa sangrienta, y su tentación sobre el sacerdote nos hace pensar en La muerta enamorada.

Los diseños no olvidan del todo el arte de Mignola y añaden un par de aspectos interesantes a toda la propuesta, siendo superior, por ejemplo, a la animación de algunas películas recientes que adaptan cómics de DC (por hablar de animación y cómics).

Y, por suerte, es endiablada, divertida y magistral en muchos de sus aspectos, lo que la convierte en una película de animación más que digna, no solo sobre Hellboy, sino sobre los elementos mágicos que hacen del arte de contar historias algo mejor. Recomendable al cien por cien.

Fantasmas, vampiros y más elementos terroríficos surgen en esta cinta. Fuente.

2 comentarios:

  1. Esta película la vi y es magistral. Me gustó más que las películas con actores, que me gustaron.
    No veo la similitud del cura con la historia de La muerta enamorada. Clarimunda parecía estar realmente enamorada, la maldad parece estár en los votos religiosos. Bathory realmente es mala, con lo que ha hecho con esas mujeres, que tiene bastante de base historica. Aunque el padre de Hellboy tiene algo de odioso, no digo que no debió pelear con la condesa sangrienta, pero tal vez debió ser más comprensivo con su deseo de no envejecer. Un deseo muy humano.
    Y hay un perspnaje oculto que luego se revela.

    Recomendable.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver qué tal está la nueva película que están rodando sobre "Hellboy". Crucemos los dedos, a ver si hay suerte.

      Yo disfruté mucho de esta versión animada. Sobre el tema de "La muerta enamorada", la "falsa" Bathòry seduce al cura de la expedición. Esto me recordó a cómo el cura es seducido en "La muerta enamorada". Y también me recuerda a "Thirst", pero debe ser por cómo mezcla religiosidad y vampirismo, además de seducción.

      ¡Gracias por el comentario! ¡Saludos!

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.