10 de enero de 2018

Gothic (1986): El origen de Frankenstein y El Vampiro

Una de las escenas más dramáticas de la película Gothic, que trata sobre la noche en la que Mary Shelley soñó a FrankensteinFuente.

"Mad, bad and dangerous to know" she called him.
Mucho se ha escrito sobre la noche en la que Lord Byron, John William Polidori, Claire Clairmont y Mary W. Shelley se reunieron y leyeron historias de fantasmas que darían lugar a una serie de pesadillas que se materializarían en El Vampiro de Polidori (inspirado en la personalidad del propio Byron) y Frankenstein de Mary Shelley. Mucho se ha escrito, sí, pero poco, aparte de algún prólogo como el de La Novia de Frankenstein, se ha filmado salvo por Gothic, que se centra en aquella noche para convertirla en una pesadilla decadente de la que surge el arte.

La pesadilla del arte


Dirige el británico Ken Russell, un artista que hizo de la extravagancia y la provocación dos de sus señales más habituales (véase el argumento de The Fall of the Louse of Usher: A Gothic Tale for the 21st Century). Russell aprovecha el suceso histórico para dar rienda suelta a una serie de escenas macabras, espeluznantes y, a veces, ridículas donde se conjugan los terrores de los diversos personajes, fantasmas de los que surgirán varias de sus obras más populares. Russell no duda en rendir homenaje, por ejemplo, al cuadro pesadillesco más célebre, el creado por Johann Heinrich Füssli.

Queda claro que, como film visceral que es (o que pretende ser), no es una mera adaptación histórica, una sucesión de hechos verídicos, es la imaginación de Russell sobre la obra de los autores y cómo esta se mezcla con la vida de los artistas y forjan una pesadilla. Se habla del mal sueño de Mary Shelley aquella noche, pero Russell se las arregla para hablar de fantasmas, demonios, monstruos, vampiros, vivos y muertos a lo largo del metraje de una película muy particular y no para todos los públicos. Destacan sus actores: Gabriel Byrne como un vampírico lord Byron, Natasha Richardson como la trágica Mary Shelley, Timothy Spall como el atormentado Polidori, Julian Sands como el decadente Percy y Myriam Cyr como la dramática Claire.

Un aparte para la música de James Johnston. A veces, encaja a la perfección con la propuesta y, en otras ocasiones, nos saca de ella, como lo hace el propio estilo de Russell, donde quizás brilla con mayor gracia en las últimas alucinaciones (la sucesión de puertas y el futuro de los participantes de aquella reunión). Gothic es puro delirio surrealista y fantasmagórico, como buscaba Russell con estos personajes condenados a enfrentarse a sus propios demonios.

"Todos estamos muertos", dice Mary Shelley y así es. Puede que sea una película que se disfrute más si uno se siente atraído por la literatura de Byron, los Shelley, Polidori y la fascinación por el arte y la locura... Si uno ya ha estado muerto en vida alguna vez...

2 comentarios:

  1. Pues si la puede disfrutar un "muerto en vida"... casi como si me hubieras descrito, ay. Ésta es una película a la que le tengo ganas (y estuve a punto de ver hace unos años). Imagino que la "perderá" buscar lo efectista y truculencias gratuitas, pero Russell es un tipo que me llama bastante (otra por ver es su mítica "Altered States"). ¿Conoces una película titulada "Remando al viento", de director español, cuyo nombre no recuerdo, y actores británicos? Recrea el episodio de Villa Diodati, pero creo que más desde una perspectiva onírica y surrealista.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces se pierde por lo que me comentas. Que conste que es extravagante como ella sola y, a veces, te quedarás con cara de "pero ¿qué me estás contado?", pero precisamente por su atrevimiento, tiene escenas geniales, como el encadenado final. Ya verás.

      Remando al viento me la ha recomendado varias veces un amigo, así que seguramente pecaré y la veré, aunque sea para terminar ese rompecabezas fílmico sobre el origen de estos monstruos.

      ¿Se nota que me ha dado fuerte la vena por este tipo de literatura? Por cierto, ando leyendo "Anno Dracula", esa pequeña locura con mucho de penny dreadful que junta a personajes de varias novelas clásicas en un Londres victoriano donde Drácula ha ganado y se ha casado con la reina Victoria. Por ahora, me gusta.

      ¡Un abrazo y muchísimas gracias por comentar por aquí, compañero juntaletras!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.