12 de enero de 2018

Crítica de "The disaster artist", James Franco y The Room

¿Cómo llegó The Room a estrenarse? The disaster artist lo cuenta. Fuente.
"I did not hit her. It's not true. It's bullshit. I did not hit her. I did not. Oh, hi Mark".
Hay muchas películas que nos pueden gustar más o menos y hay películas que son directamente malas. E incluso así, nos lo pasamos bien con ellas. Una vez alguien me dijo que hay películas tan malas que dan la vuelta al círculo y se convierten en "buenas" y eso ocurre con esa comedia no pretendida que es The Room, un auténtico clásico del cine malo, un dramón que se transfigura en involuntaria creadora de risas bajo el ego de un personaje que se merece una saga para el solo, el actor, productor, guionista, director y de todo de The Room: Tommy Wiseau. Una saga no será, pero una película dedicada a él sí se ha llevado; se la ha dado James Franco. Y sí, es una ironía que hablando de una de las peores cintas cinematográficas de la historia, su falso making of que es The disaster artist haya conseguido numerosos premios.

Por cierto, si no conoce The Room, este vídeo puede ayudarles:


Basándose en el libro coescrito por uno de los actores de The Room (Greg Sestero), Franco y compañía nos embarcan en la historia de cómo una de las peores películas de la historia llegó a hacerse realidad gracias a un tipo como el excéntrico Tommy Wiseau.

The disaster artist es una comedia, pero ofrece poco más, con algunos momentos en los que se hace una defensa de los sueños y la amistad. Porque sí, Wiseau será malo, mediocre o todo lo que queramos, pero ha conseguido triunfar, aunque sea a costa de hacer una mala película. Poca gente logra eso, tiene su mérito. Brillante. Y ahí tenemos la pelea en medio de la escena de sexo "ombliguil" o el discurso final con el que Wiseau acepta quién es y cambia las tornas. Puede que todo te salga mal en la vida, pero siempre queda esperanza. Wiseau la devuelve con su éxito.


Brilla James Franco con su interpretación, donde consigue incluso imitar ese "acento" o lo que sea de Wiseau, y con una dirección correcta, aunque algunas caracterizaciones como las de su hermano, Dave, no estén tanto a la altura (esa barba...). Atentos, eso sí, a todos los cameos y apariciones de actores o personajes conocidos: Melanie Griffith, Jude Apatow, Kristen Bell, Sharon Stone, Alison Brie... Todo su reparto está al servicio de un Franco que quizás lograría algún premio más si no fuese por la polémica en la que se ha visto involucrado en cuanto a acoso sexual recientemente.

The disaster artist es una película sobre Hollywood y sobre el cine, los sueños y la interpretación, temas que le encantan a la propia industria. En algunos puntos nos lleva a recordar una de las películas más logradas de Tim Burton: Ed Wood, donde se hablaba del peor director de la historia según muchos.  La película nos hace cómplices de este delirio, aunque siempre que partamos de que conozcamos un poco la real. Eso sí, aquí nos quedan dudas (aparte del acento de Tommy, de dónde es, de dónde sacó el dinero o su edad): ¿no sería todo parte de un plan? ¿No sabría que nunca llegaría a destacar, ni en un millón de años (ni después de eso), intentando hacer las cosas bien y se entregó a hacerlas mal para destacar de ese modo?

En definitiva, cuando alguien ve The Room lo hace para reírse y, en el caso de The disaster artist, es un buen complemento para el espectador que quiera perderse en las paranoias de un personajazo como es Tommy Wiseau y ese gran héroe americano (y casi vampiro) que es Johnny.

Wiseau es un incomprendido. Fuente.

4 comentarios:

  1. ¿Como es que alguna vez se filmó una película como esa? Parece una película para el festival de cine de Sprielfield.

    Sirve eso de que de tan mala es buena. Y parece hecha con dedicación para que salga mal. Es interesante que se haga una película sobre esa película.

    Aunque el genero parodico ha producido peliculas como Meet the spartans, Epic Movie, Date movie. Que podrían superar en lo peor a The Room.

    Contraten al crítico de la nostalgia para una película.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te gustase el vídeo y nada, ánimo si quieres ver The disaster artist o The Room. ¡Gracias por el comentario! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. Vi primero The Room antes de la de James Franco.Fue una experencia delirante, extraña, aburrida, fascinante, frustrante, un quiero y no puedo. Una mezcla de esas malas películas noventeras con cierto erotismo y actores de cartón piedra.

    Es una mala película pero sientes que podría haber llegado a algo, es simpática pero para echarse risas no tanto. Un drama que se convirtió en comedia involuntaria.

    Disaster Artist es genial y buena, un canto a la amistad y la ilusión. Una comedia dramática bien llevada. Franco emula a Wisseau de forma perfecta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo con tu comentario. Creo que la película de Franco es un canto hacia la amistad, la ilusión, cumplir los sueños y buscar el lado positivo incluso cuando la gente quiere destruir esa obra artística o lo que sea que has hecho. Franco está genial.

      Sobre The Room es... es una experiencia verla. Vale, no creo que sea terriblemente graciosa, pero es como los telefilmes de sábado y domingo por la tarde... con anabolizantes y un poco la sensación de: wtf? constante.

      ¡Muchas gracias por el comentario, Felipe, y me alegro de que te haya gustado esta peli! ¡Ya sabes...! Hi Mark!

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.