30 de enero de 2018

Angel: viejos amigos

Fragmento de la portada de la miniserie Viejos amigos de la cabecera de Ángel, personaje de Buffy, cazavampiros. Fuente.
Adentrarse en los terrenos de los productos derivados de una franquicia puede ser más peligroso de lo que parece, porque, a menudo, por mucho que cuenten con el beneplácito del creador, suelen ser obras extrañas que pocas veces rozan el nivel de la original. No obstante, el ímpetu del fan te guía por caminos insondables. 

Esperaba un poco más de mi primera incursión seria en los cómics del Buffyverso y quizás ese ha sido el problema a la hora de acercarme a estos tres números que componen la miniserie de Viejos amigos, dedicada al personaje de Angel, varios de sus secundarios como Gunn y con la aparición de algunos veteranos como es el caso de Spike, Wesley o Cordelia entre otros.

Ya en su día había leído alguna miniserie sobre el personaje de Oz y, en este caso, después de pasarme el último año revisando Buffy, encontré este cómic entre las estanterías de la biblioteca así que vi la oportunidad perfecta de zambullirme en las aventuras de ese vampiro con alma que es Angel. ¿Veis? Lo que decía. Caminos insondables.

Viejos amigos empieza cuando Gunn tiene que ir a buscar a Angel a su refugio y convencerle de que se están cometiendo una serie de crímenes en Los Ángeles y cuyo culpable puede que sea nada más y nada menos que Spike, un viejo conocido de Angelus. Alrededor de tres números con alguna "sorpresa", aparte de recuperar a personajes queridos de la serie principal, también asistimos a un complot que está creando dobles de varios personajes a los que se enfrentarán los antihéroes de esta serie.

Portada dedicada al bueno de Spike. Fuente.

El guion de Angel: Viejos amigos, escrito por Jeff Mariotte, es bastante sencillo, una aventura que lleva a otra y a un malo final que no da ni para un par de páginas y un descubrimiento que tampoco deja atónito. Nunca se profundiza, ni creo que la intención ni el espacio lo permitiese, en los personajes de la serie. Puede que esté pidiendo demasiado a algo que es lo que es.

La trama es más similar a un capítulo de relleno que a uno de esos que te hace quedarte con los ojos bien abiertos. No obstante, cumple y poco más. Echo un poco en falta el alma de Whedon y compañía en el proyecto, pero no deja de ser una obra de serie b dentro de una franquicia que seguramente está demasiado restringida o con sus propias normas (número de páginas, argumentos, personajes, etc.). Si la obra no fuese sobre un personaje ya conocido por la serie, a duras penas sería un cómic que valiese ser descubierto "porque sí".

Si hablamos del dibujo de David Messina es correcto y poco más, con un entintado un poco frágil, y unos personajes que recuerdan a los actores de la serie original, pero tampoco aporta mucho más a la narrativa o hacia un primer paso a los cómics del Buffyverso.

Con mucha acción y algún toque de humor, Viejos amigos no deja de ser una historia simpática del montón. Lejos de hallar valores propios más allá de ser el cómic de una franquicia que, si bien no la destroza, tampoco la explora del todo ni profundiza en el rico material creado por Whedon y compañía. No obstante, es lo suficientemente entretenido como para hacer que tu día (o tu noche) sea un poco más soportable.

Yep, la manía de poner al pobre Angel sin camisa en la serie
también está en el cómic. Fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.