31 de diciembre de 2017

Entre multiversos y vampiros: ¿qué he escrito en 2017? Un resumen

Otro año, otras historias, otras páginas escritas. Fuente.
Termina 2017 y muchas de las historias que he ido escribiendo durante este tiempo. Ha sido un año con muchos malos momentos que creo que al final perdurarán más que los buenos, que también los ha habido. Debería ser más positivo, pero eso no encaja conmigo.

En cuanto a lo bueno, 2017 es el primer año en el que me han tratado seriamente como un escritor (ay) y he recibido el cariño de muchos lectores, algo que me ha hecho inmensamente feliz y que ha sido mi consuelo en los instantes más oscuros. Sin embargo, ahora, la idea de desaparecer me parece tan tentadora...

Congresos de Jóvenes Lectores

Abril fue un mes muy especial. Pude estar en el Congreso de Jóvenes Lectores de Tenerife. Me sentí muy arropado gracias a los centros que eligieron mi obra, el IES Santa Ana y el IES Tomás de Iriarte. Un mes después, llegó Fuerteventura y conocí a los increíbles alumnos del IES La Oliva y el IES Santo Tomás de Aquino. Por esas fechas, también impartí un taller de literatura en mi antiguo centro, el IES Las Veredillas. Y, en todo momento, conté con la ayuda de librerías como Cómics y mazmorras (luego se sumaron El árbol blanco, El libro en blanco, Agapea...).

A finales de noviembre, participé en la Semana del Cómic de La Laguna y alguien me preguntó si me gustaría ver una película basada en mi obra. Una de las cosas que dije fue que a mí ya me habían adaptado (y fantásticamente) los chicos de estos centros: ya sea creando personajes, haciendo teatro, realizando un corto e incluso una chirigota. Son geniales y me siento increíblemente afortunado.

Congreseando.

Nueva publicación: El Tiempo del Príncipe Pálido

En septiembre se publicó El Tiempo del Príncipe Pálido, una de las novelas de las que estoy más orgulloso y que espero que pueda ser descubierta por más lectores. Aprendí muchísimo escribiendo esas doscientas páginas. La música de los '80 me acompañó desde el principio y siempre recordaré con gran cariño al PIOJO, Aurora, Emma, el Príncipe Pálido y todos los personajes que pueblan Santa Dimmesdale.

Y, curiosamente, ese mismo mes fui ingresado por un problema de salud que me apartó de por aquí una semana La primera copia la recibí en el hospital y creo que me hizo inmensamente feliz en aquellos días.


Nueva novela: la "entrecuela"

La novela entre Devon Crawford y los Guardianes del Infinito y Devon Crawford y los Hacedores de la Aniquilación está escrita, aunque sigue pendiente de correcciones, reescrituras y un título que no se me ocurre.

Creo que soltaré alguna lágrima cuando llegué a cierta parte que ya me dolió escribir en su día y más me dolerá ahora releer, reescribir, corregir. Es una historia con un gran corazón entre toda la magia y misterios.

Aquellas tardes y noches en el hospital, durante el ingreso, hicieron que crease a uno de mis villanos preferidos y diese unión a toda la trama. Me encantaría publicarla en 2018.

Segunda parte: Devon Crawford y los Hacedores de la Aniquilación.

Los Hacedores de la Aniquilación está casi terminada tras una serie de cambios. Me faltaría todo el caos de corregirla, reescribirla, volverme loco, etc. Cuando me ingresaron en el hospital en septiembre, tomé un montón de apuntes para esta segunda parte y una de las cosas que hice fue ponerme a escribir como loco cuando salí de él. Decidí cambiar a su villana original para la tercera parte y le di toda la novela a un personaje perverso que es capaz de decidir el destino del fin del mundo...

Portada de la segunda parte. Ilustración de Alejandra Aguado y letras por Elsbeth.
Gracias a las dos.

Los repasos

A finales de este año he hecho dos repasos después de que se cumplieran diez años desde que escribiera dos de mis primeras historias: Superhéroes y El Regreso de los Vampiros. Disfruté mucho escribiendo sobre escribirlas.

A finales de agosto, estaba leyendo Drácula, un ejemplar prestado de la biblioteca, y me ocurrió una pequeña tontería que me hizo pensar en reescribir El Regreso de los Vampiros. Me pasé toda una tarde hablando de ello con mi pareja, que me soporta todas las tonterías, y puede que sea uno de los próximos proyectos. Espero. Nunca se sabe.

Escribir sobre vampiros ha vuelto a ocupar gran parte de mi tiempo. Fuente.

La Historia

También me he puesto a reescribir La Historia, después de un par de años, porque me gustaría que fuera la obra que quedase de mí cuando ya no esté aquí. En algunas ocasiones, me gustaría publicarlo con una editorial y no tener que ocuparme de todo el lío de buscar corrector, diseñador, distribuidor, etc., luego, soy consciente de que ninguna editorial publicaría un manuscrito de tres mil páginas que se hacen más del doble al pasarlo a formato de libro. Sí, ya lo sé, una locura, pero...

La autoedición tampoco es la solución, porque hay límites de imprenta, costes muy elevados... Ahora, esta realidad más aburrida es la que se ha hecho más importante. Yo adoro las historias; el tema de la edición, aunque me gusta, me absorbe más y me parece más "frío".

Ojalá algún día pueda ver la luz esta historia.

La cárcel del blog

He publicado cada día en el blog salvo algún contratiempo. Creo que es una bitácora muy activa en cuanto a publicaciones, aunque a veces me falte un poco de feedback o yo no sepa muy bien lo que hago. Me temo que alguna vez se ha convertido en una pequeña cárcel para mí, sobre todo cuando este verano empecé a leer un montón y a sacar muchísimos libros de la biblioteca que comenté por aquí siguiendo un estricto calendario. Hacía poco que habíamos hecho la reforma del blog y quería que creciera.

Las visitas se mantienen y marcha bien, pero mi ánimo ya no es el mismo y seguramente el próximo año no sea tan estricto con el blog. Al fin y al cabo, cuando me muera, no quiero ser un montón de entradas vomitadas en un blog.

Conclusiones

Por el camino, durante este año, han surgido algunas ideas para historias, aunque me he centrado sobre todo en las obras ya comenzadas. Hay una, especialmente, llamada Samhain que me gustaría escribirla algún día.

Me queda la sensación de que he escrito menos que en otros años, aunque puede que sea porque estoy terminando aquello que he escrito y he aprendido a cómo escribir seriamente. Puede que no todo consista en comenzar mil historias sino en acabar una o dos.

No sé qué me depara 2018. Me seguiré preparando para los exámenes y espero que el próximo post anual, si lo hay, tenga muchísimas noticias buenas. Eso deseo. No importa lo que escribas o dejes de escribir.

Nadie tiene poder como para cambiar lo que nos sucede, pero queda la esperanza como la mayor tortura y como único consuelo. Y, contra eso, solo nos queda escribir en el vacío.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.