28 de agosto de 2017

Juego de Tronos: The dragon and the wolf, lo que tenía que pasar

Las decisiones de Sansa supondrán un antes y un después para Juego de Tronos. Fuente.
"Que los monstruos se maten entre ellos"- Cersei.

«Es lo que tenía que pasar». Eso es lo que me ha dicho Els al terminar de ver el último capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos y opino que resume bien muchas de mis impresiones sobre The Dragon and the Wolf. A partir de aquí, la entrada es oscura y alberga spoilers. Cuidado.

Alguien me dijo una vez que Juego de Tronos era una telenovela y que si cambiábamos los reinos por haciendas, las casas por familias con nombres un poco rimbombantes (los Salazar o los Escobar Elizondo, yo que sé) y transformábamos todo el paisaje de fantasía por uno más "real", teníamos las típicas telenovelas de afrentas, venganzas, tramas retorcidas, etc. También leí una vez que toda historia que se alarga se acaba volviendo una novela: debes tirar de secundarios, crear diversos conflictos, etc. Sea como sea, si algo tienen las telenovelas es que enganchan y Juego de Tronos lo ha hecho (¿tengo, acaso, que decirlo?). Es un fenómeno mundial con muchos aspectos buenos, incluso cuando cae en subtramas dignas del emparejamiento que hacen los fans más que otra cosa.

The Dragon and the Wolf empieza con intensidad, como esperábamos. Es la resolución de algunas tramas y la confrontación de diversos personajes que hemos visto crecer a lo largo de la serie. Siempre se quedará corto, incluso cuando es un capítulo de más de una hora, pero es el cierre de esta temporada y lo hace por todo lo alto, casi tanto como el vuelo de un dragón...

Fuego y hielo

La utilización de los silencios en toda la primera mitad del capítulo ha sido tan grande y tan especial como el uso de la música de Ramin Djawadi en los instantes precisos, que sí, no nos ha dejado un The Light of the Seven esta temporada, pero sí ha mezclado algunos temas y leitmotivs que dan fuerza a las imágenes, incluso cuando el guion u otro aspecto formal llega a flaquear.

A todo esto, pienso que los Lannister devoran interpretativamente sus escenas, como buenos leones que están hechos. Peter Dinklage como Tyrion, Nikolaj Coster-Waldau como Jaime y Lena Headey como Cersei son los mejores hasta cuando sus personajes son esclavizados por el guion. Cada uno juega perfectamente sus bazas y nos recuerdan a los mejores tiempos, cuando George R. R. Martin seguía ahí con sus libros. La escena de Tyrion y Cersei está bien llevada, gratamente, aunque, como ya había comentado en su momento, nadie debería fiarse de Cersei.

En todo ese segmento, es genial recuperar al Perro (pese a que fuerzan su escena con la Montaña), a Brienne de Tarth, a Bronn de Aguasnegras, Podrick y todos esos secundarios que nos han acompañado durante el viaje, y eso pese a que solo digan un par de frases o pululen en un segundo plano como Gusano Gris, los dothraki, Jorah, Varys o Davos. No soy un gran defensor del plan de Tyrion con el caminante blanco ni de las decisiones de Jon o Daenerys, el hielo y el fuego, pero todo esto se salva por estos secundarios o no tan protagonistas, al fin y al cabo.

Desconozco el motivo por el que el «honorable» Jon se comporta de un modo tan correcto en el inicio del capítulo para luego contradecirse dejando solo a Theon, que es un personaje que ha cometido muchos errores, mas no creo que sea el mayor adversario o el tipo más terrible al que ha hecho frente Jon durante este tiempo. No obstante, Theon tiene que crecer y lo hace en la pelea de la playa, contra sus hombres, confirmando que, pese a algún exceso de los creadores y alguna idea un poco más frágil, puede que su trama se cumpla del modo previsible en la siguiente temporada (no obstante, ya una vez vimos cómo Theon convencía a sus hombres para, al segundo siguiente, ver cómo le traicionaban... Así que hay que esperar). Deberemos aguardar para ver cómo el Greyjoy Stark se enfrenta a su tío Euron, recupera a Yara y qué sucederá con el ejército financiado por el Banco de Hierro para Cersei. Seguramente, Theon y Yara sean decisivos en toda esta subtrama.

Un rasgo más positivo: la subtrama de Winterfell (Invernalia) ha culminado tal y como esperábamos desde que vimos los movimientos de Bran y la entrega del puñal. La escena está bien, pero me ha resultado hasta cierto punto previsible (no por ello dejamos de querer que suceda, ¿no?). Me complace confirmar que Sansa, Bran y Arya han crecido a lo largo de estos años y han sabido lo que supone ser un Stark (y más cuando el futuro es tan oscuro). Esta temporada Meñique ha quedado en un segundo plano por mucho que haya intentado jugar con las diversas piezas del tablero (como siempre). Creo que, en algunas ocasiones, los creadores de la serie no han sabido utilizar a Meñique o no del mismo modo que Martin y de ahí cómo Baelish se ha quedado al margen y da la impresión de no haber previsto lo que se ha convertido cada vez en más evidente (¿al menos para el espectador?). Y sí, tenemos un golpe de justicia en la serie y nos hemos vuelto tan crueles que llega a resultarnos hasta demasiado bonito para un personaje que inició el juego de tronos y que nos hizo pensar que siempre sabría cómo escapar de una situación u otra. Debo confesar que, hace unos años, imaginaba que una buena escena de cierre de la serie sería un reencuentro de Varys y Meñique charlando sobre cómo se han cumplido sus planes después de las guerras y demás, pero ahora parece que se ha optado por la opción evidente, por el tenía que pasar.

Otro punto positivo: me he creído la escena de la llegada del invierno por fin. Durante la primera parte del episodio estaba discutiendo conmigo mismo sobre cómo parecía que el frío y la oscuridad no habían llegado a Desembarco del Rey y luego he confirmado mi error con una secuencia que logra, gracias a la carencia de diálogos al principio, todo su virtuosismo. Jaime toma una decisión coherente y puedo afirmar que este personaje, que al principio era uno de los que más odiaba de Juego de Tronos, se ha terminado convirtiendo en uno de mis preferidos de la serie y su arco de evolución ha sido fantástico. Se aproxima a la idea de que su traición podría confirmarse en la última temporada: siempre he pensado que Jaime y Cersei han estado juntos desde el principio y sería un buen cierre que cayesen juntos, aunque fuera uno matando al otro. No sé hasta qué punto creerme todo el tema del bebé, como ya he comentado (es una buena estrategia, ¿no?), pero sí debo decir que he temido muchísimo por el bueno de Jaime en esa escena entre Cersei y la Montaña. Muchísimo. Por suerte, la crueldad es el campo de George R. R. Martin y no tanto de los guionistas y creadores de la serie.


A continuación… Tengo un problema con el montaje de la escena de la revelación de Bran, el Cuervo de los Tres Ojos, a Samwell Tarly; con todo el tema de Rhaegar, Lyanna y Aegon. La escena hubiera sido mucho mejor si hubiese prescindido del encuentro entre Jon y Daenerys, que, como queda más que confirmado (por si había algún despistado), son sobrino y tía. El flashback (puede que sea innecesario para algunos) me parecía mejor resolución (¿y han utilizado al mismo actor de Viserys para Rhaegar? Sí, debo ser de los pocos a los Viserys le caía bien).

En su día, medio en broma, prohibí en este blog el shippeo entre Daenerys y Jon y, mientras veía el capítulo, sentí hasta cierto punto pena de que los guionistas de Juego de Tronos no recibiesen la misma prohibición desde George R. R. Martin. Sí, los Targaryen siempre se han caracterizado por la boda entre familiares y ahí tenemos el ejemplo de Cersei y Jaime Lannister en la serie, pero también me da la impresión de que los guionistas se pasan demasiado tiempo en Tumblr.

No me ha complacido el tema de Dany y Jon. Opino que ha rozado un poco esa idea de vamos a cumplir con algunos fans y retorceremos un poco más la trama hasta conducirnos a un cierre que no creo que aporte demasiado, aparte de tener al pobre Tyrion en la friendzone que ya ha habitado desde tiempos inmemoriales el pobre Jorah (tanto curarlo para luego no saber qué hacer con el personaje). ¿Alguien se ha acordado aquí de lo que mencioné sobre las telenovelas?

Y después de este segmento de fanservice, tenemos el cierre de temporada que hubiera sido grandioso si muchos no lo imaginásemos desde hace un tiempo e incluso nos diesen cierta pista la temporada pasada. Ya está, la caída del Muro gracias al nuevo dragón con el que cuentan las hordas de muertos. Pobre Tormund, ya veremos Dondarrion… e imagino que, en el Castillo Negro, el fantasma de Mormont (Fantasma el huargo está descansando) debe estar revolviéndose en su tumba, pero, bueno, ya se había dicho constantemente de la poca protección del Muro y ahora lo hemos visto en nuestras pantallas. Queda la duda de si los Caminantes pueden ver también el futuro, porque se han pasado años y años esperando tirar el Muro y puede que eso justificase su avance contra el dragón y su utilización a posteriori. Les ha caído como regalado del cielo, si se me permite el chascarrillo. De lo contrario, hubieran sido miles de años esperando esa resolución (sin más) o aprender a hacer barcos para poder sondear el Muro. Sin embargo, alejándome del pesimismo, ha sido una escena espectacular.


Y ya está, el desenlace es espectacular, la fotografía estupenda y los efectos especiales han cumplido en The dragon and the wolf. Otra cuestión es si la serie continúa cumpliendo con el espectador habitual y si la espera por la última temporada se verá aminorada con los libros que George R. R. Martin ha prometido y todavía no ha publicado.

Será lo que tenga que ser y pasará lo que tenga que pasar.

16 comentarios:

  1. ¡Hey!

    Ya hemos podido ver el último episodio de Juego de Tronos de este temporada. Con este capítulo me ha quedado un sabor agridulce, hay cosas que me han gustado y otras que no tanto.

    Opino que ha pasado lo que tenía que pasar, pero se echa en falta algún momento con mala leche, parece que, como dices, los guionistas están cortando mucho el hecho de mantener vivos a personajes, cuando hasta ahora ha sido diferente.

    Este episodio me ha gustado más que el anterior y se cierran algunas puertas que quería verlas cerradas, pero a lo mejor podría haber dado más de sí, como el personaje de Meñique. La relación de Sansa y Arya me ha gustado y me ha sorprendido pensar de que al final Sansa no es tan tonta como parecía.

    Los Lannister me han gustado, el personaje de Jaime siempre me encanta, así como Cersei, de la que no te puedes fiar nunca y un Tyrion del que me gustaría saber qué va a ser de él.

    Los momentos de telenovela a veces pueden sobrar, ese momento de Daenerys y Jon me ha sobrado muchísimo y algunos momentos de la conversación de Sam y Bran han sido un poco raros.

    Me queda la pena de que esta temporada podría haber sido mejor y haber aprovechado a los personajes y contar la historia con calma como lo han hecho hasta ahora, pero bueno... Ya solo nos queda esperar dos largos años para poder ver la última temporada de Juego de Tronos.

    Así que a ver cómo va a terminar toda esta historia y si es digna de todo lo que ha pasado previamente.

    Muchas gracias por tu crítica, me ha gustado mucho.

    Hasta pronto =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Els

      Creo que el balance que haces de esta temporada y de este capítulo es muy similar al mío. La sensación que me queda, hasta cierto punto, es agridulce. Podría haber sido mucho más y se han optado por ciertas cuestiones que no me agradan... pero en fin...

      Sí, estoy también contigo cuando mencionas que los guionistas se están cortando y no son tan crueles como solían ser en la etapa de Martin y se quedan grandes huecos. Por ejemplo, nadie piensa en cierta Arena, y eso que era una aliada, ¿no? Y a los protagonistas no se les puede ya ni tocar.

      Como en tu caso, creo que también ha sido una mejoría después del último episodio, que estaba sembrado de ideas demasiado tontorronas o fáciles. La serie nos acostumbró bien para luego esto...

      Como en tu caso, creo que los Lannister y las Stark de Invernalia son los que mejor están cumpliendo con su papel en este Juego de Tronos. Bien me temo que podríamos tener más escenas de telenovela en la última temporada, que se va a hacer esperar. Y es que por mucho que se nos caiga el mito, seguimos enganchados. Eso dice mucho.

      Si la historia, al final, no es digna de lo que hubo antes, al menos tuvimos ese antes más decente. Yo espero poder completarlo algún día con los libros. :)

      Muchísimas gracias a ti por comentario, que al menos se nota que hay alguien que sigue disfrutando de esto. ¡Un abrazo enorme! ¡Y que el invierno nos sea leve!

      Eliminar
  2. Jack (a través de RRSS)28 de agosto de 2017, 22:29

    La mejor temporada de la serie. El Perro sigue vivo y Gendry ha vuelto con un martillo digno de un Baratheon.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ha estado maja, aunque esperaba más de algunas cosas como ya comento y el rollo de Jon es que me parece de telenovela, pero en fin, esto se acaba. A ver qué tal.

      Eliminar
  3. Lucía (a través de RRSS)29 de agosto de 2017, 9:32

    Ay, pues yo soy una moñas, pero lo de Jon y Dae (aunque muy previsible) me encanta :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jack (a través de RRSS)29 de agosto de 2017, 9:33

      Apúntame a lo de moñas a mi también

      Eliminar
    2. Personalmente... No trago el tema tía-sobrino por mucho que sea Targaryen y se casen entre ellos y sea el rollito de "oh, no lo saben". Telenovela, como tantas otras cosas de la serie... pero más descarado. Fanservice.

      Eliminar
  4. Teresa (a través de RRSS)29 de agosto de 2017, 14:26

    La escena del muro me ha encantado. He sufrido igual que en la intro del episodio de la 1a temporada (qué tiempos aquellos).

    En cuanto al "amigo" del gif que has puesto, pues decir que aunque tenía sentido lo que han hecho, hubiera preferido la escena de Varys.

    Debo decir que soy bastante gafe con los personajes que me gustan (tengo mala suerte) y este personaje me encantaba por su manera de liar.

    Una lástima que lo dejaron colgado en esta y la anterior temporada porque se le podría haber sacado más jugo. Nunca lo imaginé come Rey.

    En cambio, sí que me lo imagino como el perapuñetas de la corte que has de tener constantemente vigilado por si la lía (y que me entretiene)

    {Tormund, eres el penúltimo que me quedas. Aguanta!!}
    En cuanto a lo de D&J, es que se veía tan a la legua que he pensado: "ah, pues vale".

    Me ha dejado un poco indiferente, la verdad. Supongo que por eso de que ya me lo imaginaba y como pareja nunca me han llamado la atención.

    Lo que tengo ganas de ver es el drama posterior, porque fijo que va a haber drama.
    Y también lo que hace Cersei (yo tampoco me lo creo).

    También estoy a la espera de alguna traición más (cuanto más inesperada mejor), que la próxima temporada serán episodios más largos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me esperaba todo el tema del Muro, pero vaya, esta es la confirmación.

      Sobre ese personaje del gif... otro de mis favoritos porque era la mente maestra de todo esto. Debería haber llegado más lejos.

      DyJ no lo soporto, me parece shippeo puro y duro, pero allá los guionistas.

      En cuanto al final, espero que no sea todo tan feliz... De lo contrario, para mí la serie acabó en la temporada seis o incluso antes.

      Eliminar
    2. Teresa (a través de RRSS)31 de agosto de 2017, 11:26

      Es que incluso podían haberle dejado al final de todo, a modo de epílogo la serie en plan: "el invierno está más cerca de lo que creemos".

      Han ido a lo fácil. Son sagas diferentes, pero a mí me impactó más cuando Luke descubrió que era hermano de Leia (lo de Darth Vader fue uf).

      Digo yo que no se atreverán, verdad? No puedes matar hasta el apuntador y luego en la última temporada ir en plan happy flower por el mundo.

      Eliminar
  5. Efectivamente esto es un culebrón con mucho presupuesto y fantasía.

    El final de temporada en sí me ha gustado porque cierra tramas y anuncia el final de la serie.

    Bien es cierto que los acontecimientos se precipitan y las distancias no importan.

    Que sepáis que la trama Daenerys y Jon ya me la contó una conocida hace 4 años y no me lo creía pero decía tener indicios. Esta temporada lo han hecho muy evidente y los misterios no han sido tan opacos como en otras ocasiones.

    Los Lannister como siempre geniales y con sus pasiones intactas.

    Los Stark y el destino de Meñique no me lo esperaba. Se había salvado tantas veces que pensaba en un triunfo arrollador.

    Nos habíamos acostumbrado tanto a que los personajes buenos y nobles murieran que su actual permanencia se nos hace extraña.

    Espero con ganas el desenlace en 2019. No creo que Martin tenga terminadas sus novelas para entonces. Me cuesta creer que todo lo que está pasando no esté dirigido por él y sus ideas de como acaban las tramas no estén autorizadas. O también me puedo equivocar y actualmente todo está basado en teorías fans, tumblr y gustos varios.

    PD: No me creo yo que no hubiese algún dragón congelado más allá del Muro para utilizarlo.

    Espero que las tramas en los seis capítulos finales de la última temporada estén bien desarrolladas y que las batallas sean espectaculares pero cortas para no entorpercer la historia. Esta canción de hielo y fuego siempre se ha caracterizado por el diálogo y los personajes con un uso inteligente. Comprimir todo en un momento no es la solución.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Felipe

      Sí, con el comentario sobre el culebrón sabía que tampoco estaba inventando la pólvora, pero creo que se ha hecho demasiado evidente esta temporada, con sus más y sus menos.

      Me alegra saber que te ha gustado el final de temporada. En líneas generales, a mí también, aunque parezca que me pongo tiquismiquis y, quizás, la considero un poco imperfecta en comparación con otras temporadas.

      Creo que, tal vez, hubiera funcionado mejor el tema de los diez capítulos, pero creo que han decidido condensar o quizás no contaban con más ideas o presupuesto. Pobre Fantasma, por cierto.

      Sobre el origen de Jon, me lo imaginaba, el problema es el shippeo de querer enrrollarlos siendo familia. Me resulta un poco cansino, digno de culebrón, pero sí, había gente que lo veía venir desde hace tiempo.

      Los Lannister se comen al resto perfectamente y es que, como decían en GLOW, el demonio tiene las mejores líneas.

      Yo aguardaba que Meñique escapase una vez más o tener ese fin en la última temporada, pero veo que por fin han decidido espabilar bien a Sansa, así que fenomenal. Y sí, creo que GoT nos ha hecho a todos un poco más cínicos y esperamos que los buenos sean los que mueran y los malos resistan, pero esta temporada está dándole la vuelta a eso.

      Sobre las novelas, imagino que Martin les dio pautas de cómo sería el final y las tramas de los distintos personajes. Me imagino que las novelas serán similares... Pero Martin sabe contar las cosas con un estilo propio, incluirá más subtramas e irá más poco a poco y dándole ese toque tan suyo. Otra cosa es que haya considerado la serie como una especie de "versión de prueba" y mire lo que funciona y lo que no y luego lo cambie en el libro, jeje.

      En cuanto al dragón... Me parece que les ha caído un regalo. De otro modo, ¿cómo hubieran atravesado el Muro? Así que te doy la razón completamente.

      Ojalá que no les dé por acortar más hasta que quede como un cierre demasiado apresurado. La serie no se merece eso. Me gustaría saber qué piensa de ella Martin ahora.

      Muchísimas gracias por tu comentario sobre la serie y a ver cuán larga se hace la espera para el final.

      Eliminar
  6. ¡Hola, Carlos!

    Curiosa la comparativa de Juego de Tronos con una telenovela. En cierta medida, no deja de ser una telenovela de ambientación fantástico-medieval, lo cual, tampoco tiene que ser considerado algo malo. Para mí, la principal virtud de las telenovelas es saber captar la atención del espectador desde el minuto uno y dejarte pegado al sillón como si no hubiera un mañana. Cosa que GOT consigue sobradamente, incluso para aquellos espectadores que nunca antes se había sentido atraídos por dicha estética junto con todos sus elementos.

    Ahora bien, en mi opinión, la principal diferencia entre una telenovela al uso y GOT, es que, lo quieras o no, las primeras, de una u otra forma siempre terminan girando en torno a un único tema, y no es otro sino el amor. Para el que le guste, fantástico, pero para aquellos que estamos un poco cansados de que se nos venda la misma historia una y otra vez con envolturas diferentes, series como GOT son una auténtica maravilla. Así que, pasando por alto ciertas situaciones (J + D), parece que, de momento, podemos respirar tranquilos en ese aspecto.

    Pasando ya al episodio en sí, no tengo ningún problema al decir que este me ha dejado un sabor de boca mucho menos amargo que los anteriores (sobre todo el penúltimo). En conjunto, considero que es un cierre de temporada bastante bueno. No obstante, eso no significa que sea perfecto.

    Empezando por lo positivo (para que luego no digan que solo vemos lo malo jejeje), como tú bien señalas, el empleo de los silencios en la primera mitad del episodio logra evocar de una manera bastante efectiva la misma sensación que transmitía el episodio de Vientos de Invierno con el fantástico tema de Ramin Djawadi, lo cual es fantástico.

    Luego, todos los momentos protagonizados por la familia del león dorado me parecen de lo mejorcito del episodio. Destacaría entre todos ellos el tenso momento en el que Jaime decide de una vez por todas poner tierra de por medio con Cersei. Si te soy sincero, últimamente ya estaba un pelín cansado de que Jaime se dejara manipular tanto por Cersei. Así que ver como finalmente decide tener un poco de iniciativa propia y ser fiel a sus principios ha sido realmente reconfortante.

    En cuanto a la otra gran familia nobiliaria, los Stark, otra agradable sorpresa al descubrir la verdadera intención de Sansa y Arya. Al igual que me ocurría con Jaime, Sansa era otro de esos personajes cuyas decisiones y manera de actuar en ocasiones me exasperaba un poco. Con este episodio, yo diría que por fin se ha reafirmado como indiscutible señora de Invernalia, consolidando ya de paso la relación para con su hermana pequeña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Adrián!
      Sí, creo que aunque sea una telenovela, tiene muchas cosas buenas y nunca ha sido una comparativa que haya hecho para menospreciarla. La sigo cada semana por un motivo u otro, pero si no me gustase, ya la habría dejado. Tampoco me va lo hater. Lo que pretendía era comentar cómo si cae en ciertas subtramas más rocambolescas puede que llegue a no gustarme: líos entre familiares, momentos de venganza algo sobreactuados, etc.
      Sí, por el momento podemos respirar tranquilos en cuanto a eso y menos mal, aunque esperemos que a los guionistas no se les vaya un poco la olla y hagan alguna locura… Sea como sea, tampoco he visto muchas telenovelas como para poder contradecir nada de lo que has expuesto, jeje. Dejemos esto en que no sabía cómo arrancar el comentario y quizás eso fue lo primero que me pasó por la cabeza…

      Me ocurre como a ti. Este episodio me ha parecido mejor que el anterior, pero sigo sintiendo que le falta aquello que la hacía grande. Quizás he encontrado esos aciertos, hace poco, en otra serie que no tiene nada que ver aparentemente, como es Narcos. Tensión, nervios, muertes inesperadas, drama… Esas cosas.

      Opino que pensamos más o menos igual sobre los silencios y sobre los Lannister. Solo espero que la relación de estos personajes vaya a más y descubramos las mentiras de Cersei y Jaime tome una decisión que seguramente sea similar a la que toma el protagonista de la Cumbre Escarlata de Guillermo del Toro. Pienso que los mejores actores de la serie están metidos en esta subtrama ahora mismo y es la más interesante, aunque Cersei ya tenga puesta la corona de ser la mala malísima de las series y a algunos les recuerde a las malas de Dinastía y cosas así. No obstante, espero con ganas ver cómo evoluciona y que esté a la altura.
      Considero que a todos nos ha llegado a exasperar la buena de Sansa, pero, aunque aprende lento, ha aprendido y, pese a que la escena es un poco también de culebrón, y llega un instante en que pensé que era previsible, cumple gratamente y parece que algo le sale bien a los Stark.
      Cabría reflexionar una cuestión: ¿nos hemos vuelto tan oscuros y cínicos que pensamos que todo debería ir peor de lo que va? Es decir, ¿esperamos más muertes, más sufrimiento y más giros terribles, porque eso es lo que nos daba Martin en los libros? ¿Nos ha corrompido y ya no entendemos de felicidad, paz y todas esas cosas bonitas? Jaja…

      Eliminar
  7. Sin embargo, no todo podía ser tan bueno, y no es otra sino la decisión de ambas hermanas y su ejecución, la parte del episodio que más me defraudó. Meñique tenía que morir, eso es indiscutible. No obstante ¿no había otra manera que le hiciera más justicia? Porque, mucho Cersei y Rey de la Noche, pero el que ha estado tramando día tras día hasta conseguir reformular a su antojo la rueda que Daenerys tanto ansía destruir no ha sido otro sino él. Puede que, en ciertos aspectos, y sobre todo a raíz del trato que su personaje ha recibido en esta última temporada, en ocasiones se asemejara más a una mosca cojonera pululando alrededor de Sansa. Pero, como digo, no hay que olvidar que fue él y solo él quien dio inicio a los acontecimientos que constituyen GOT. Dicho esto ¿no se les ocurrió a los guionistas un final para él que no diera tanto la sensación de ``rapidito a matar a este pesado que tenemos cosas que hacer´´?

    Es difícil, tampoco puedo decir como lo habría hecho yo porque no lo sé. No obstante, volvemos un poco a lo mismo, con más tiempo y respetando la estructura de las temporadas previas, la muerte de Meñique habría sido el perfecto cierre del capítulo nueve, y la llegada del Rey de la Noche el cierre ideal del capítulo diez.

    De este último tampoco voy a comentar mucho. Era lo esperado, al fin y al cabo. Bien es cierto que, desde donde lo veo yo, no tiene ese poder de dejarte con la boca abierta de la manera que lo tuvo Vientos de Invierno. Aunque, también hay que comprender que siendo algo que nos llevan avisando desde el primer episodio, poca sorpresa iba tener. Ahora bien, eso no quita que sea absolutamente espectacular.

    Que, hablando de cosas esperadas, ahí tenemos la confirmación oficial por parte de Bran a Sam, de la verdadera identidad de Jon. Pocas sorpresas aquí también.

    Y ya, finalmente, el romance Jon + Daenerys. Poca novedad aquí también. Ya se veía venir desde hace tiempo. De momento no diré que me parece algo bueno o malo, simplemente espero que (al igual que mencioné al inicio del comentario en lo referente a las telenovelas) no empiece a ser el centro de toda la trama, desviando así la atención de cosas más importantes.

    En fin, solo puedo decir que el año y pico que nos queda para ver en qué termina todo se nos va a hacer muy pero que muy largo.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me queda la misma sensación que a ti con Meñique. Una especie de “dios, cerremos esto cuanto antes” y miren, este señor empezó el juego de tronos. ¿No podían dejarlo para la siguiente temporada y liquidar antes a otro personaje?

      Como bien señalas, creo que esta temporada necesitaba más capítulos para llegar a explotar todo lo que exponía de forma tan rápida y, a veces, atropellada. Creo que hubiera sido mejor, aunque leo a mucha gente diciendo que es su temporada favorita.

      Y sí, el final, pese a esperado, es espectacular. Me gustó, pese al tema del esperadísimo dragón, ¿sabes? También creo que podría haber sido peor, así que nada, se ha cumplido lo que tenía que cumplirse y lo mismo ocurre con el origen de Jon y bien me temo que con el J + D que me da un poco de asquito, porque yo lo que se dice shippeo como que no mucho y menos con miembros de la misma familia, jaja.

      Al igual que tú, espero que todo este tema de los líos amorosos no desvirtúe finalmente la saga y haga que la serie gire hacia un mal punto.

      No me cabe duda de que Martin no matará a Meñique igual o que quizás la trama de Jon y Dany no sea igual, quizás él sepa hacerlo mejor, pero hasta que tengamos los libros, no nos queda otra.

      Ahora queda esperar por muchísimo tiempo. Ay, el invierno va a ser demasiado largo esta vez.

      Perdona las posibles erratas. No me tengo en pie, jeje.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario! Es un placer siempre leerte por aquí y conocer tu opinión. ¡Un saludo y nos leemos! 😊

      Eliminar

Puedes comentar mediante nick, anónimamente o con tu cuenta de correo o similar. No almacenamos ninguna información.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

No se recopilan datos de los usuarios. En el formulario de contacto y Newsletter se pide el correo electrónico del usuario solo como forma útil de enviarles una respuesta o el e-mail. Para darse de baja, escriba a elantrodelosvampiros@gmail.com.

Con la tecnología de Blogger.