22 de julio de 2017

The IT Crowd, los chicos de informática

Nuestros informáticos favoritos de la serie The IT Crowd. Fuente.
"¿Ha probado a apagar y encender el ordenador?"

Cualquiera que haya trabajado en un departamento de informática sabe que hay horrores que solo se albergan en esos oscuros antros, donde cualquiera te puede demostrar que algo tan elemental como encender un ordenador (o enchufarlo) escapa de sus competencias. Como esta situación me toca de cerca, pues más cariño que le cogí a esta serie que empecé a ver allá por 2007 por recomendación de mi hermana.

The IT Crowd es una de esas series cómicas británicas que hay que ver sabiendo que los hijos de Albión tienen un humor muy particular, uno de esos que muchas personas no captan, ya sea por su capacidad para la sátira o por la brutalidad de sus tramas. ¿Recuerdan el concepto de "políticamente correcto"? Bien, el creador Graham Linehan y el resto de la gente detrás de series como The IT Crowd no. Y me alegro.

Encender y apagar la sátira

The IT Crowd (traducida en España como Los informáticos) comienza con Jen llegando a las Industrias Reynholm (dedicadas a váyase saber el qué) donde, tras mentir en su currículo, termina como jefa del departamento de informática, que se sitúa en el sótano y que cuenta con dos inadaptados sociales como son Roy y Moss. El piloto ya es un exponente de las virtudes de la serie: problemones que van a peor, situaciones incómodas, personajes de respuestas rápidas y momentos desternillantes, que casi siempre dejan de lado algunos más casposos (que los hay, sobre todo con la llegada del nuevo director, Douglas, un personajazo en el peor de los sentidos).

A lo largo de cuatro temporadas de seis capítulos de veinte minutos y un especial a modo de cierre un poco más largo, Jen, Moss y Roy se convirtieron en uno de los exponentes del humor nerd e incorrecto antes de que otras series popularizasen que los personajes fueran aficionados a los cómics, el rol y demás. La serie contó con actores de la talla de Chris O'Dowd, el intérprete y director Richard Ayoade (eterno candidato a Doctor en Doctor Who) y Katherine Parkinson (nuestra cantarina Jen Barber). Recordemos que la serie arranca en 2006 y concluye con un especial en 2013 y que llegó a colgar sus capítulos online en una época en la que ninguna serie lo hacía (al menos, de un modo legal). 


Desde el episodio en el que Roy finge que está en silla de ruedas hasta aquel donde intenta averiguar cómo se produjo un incendio en un parque acuático, sin olvidar al pobre Moss con su madre y su e-mail a los bomberos porque la oficina se incendia o contando con Jen que, aunque descubrió al gótico Richmond escondido en el almacén, nunca aprendió qué significaba IT y menos con ese juramento de que ella sabía hablar italiano... Todas estas historias son varias aventurillas que, a veces, rozan lo absurdo o esperpéntico, pero... ¡qué graciosas son!

Puede que las últimas temporadas de The IT Crowd nunca llegasen a la habilidad de las dos primeras, pero hay algún gag o comentario lo suficientemente gracioso para contar con el espectador, siempre y cuando sepa que la serie puede pecar de políticamente incorrecta, como les comentaba, y unos perdedores como Jen, Moss y Roy no son ejemplos ni modelos para nadie, por cierto (que bien nos gusta echar la culpa a los otros de cómo somos). 

El último episodio concluye como homenaje a la serie e incluso va más allá de lo que vemos en la pantalla cuando los propios personajes se preguntan cómo les puede ir siempre tan mal. Como si los guionistas les escuchasen, al final, parecen apiadarse de ellos justo antes de que se apaguen las luces para siempre en ese sótano que fue el hábitat durante veinticinco capítulos de estos antihéroes. Uno al final le dice adiós a estos fracasados como se despediría de unos viejos amigos que se quedarán ahí, como viejas anécdotas.

Moss y el fuego. Fuente.
P. D.: IT significa: "Information Technology".

2 comentarios:

  1. No conocí esta serie, gracias por presentarla. Me gusta eso del humor politicamente incorrecto. Y eso de que bajar películas tenga una represión extrema, cuando lo demás queda impune, es efectivamente humoristico.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, ya me contarás. :) Espero que te guste tanto como me gustó a mí y sí, hay varias parodias dentro de la serie, como la del tema de la piratería, que están muy, muy bien.

      Gracias por el comentario, ¡saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.