sábado, 1 de abril de 2017

The Magicians: Lesser Evils, cuando vas con los malos...

The Magicians: Lesser Evils o el momentazo homenaje a Los Miserables que se marcan en el episodio. Dejadme, ya sabéis que me gustan estas cosas. Fuente.
Después de un tiempo, tras ver el capítulo de la semana anterior Lesser Evils (y a falta de ver el de esta semana), solo puedo decir con The Magicians que cada día estoy más con el bando de los malos que con la pandilla de los buenos. Espero que esto no sea un símbolo de que he madurado tanto que me estoy pudriendo.

Vale, no estoy con Reynard, no. Es un dios del engaño que apesta, con un hijo político que me recuerda a cierta idea del cómic El Elegido. Espero que ese tipo muera de una forma atroz, porque al final hasta la Bestia era más decente que este capullo. Prefiero a Julia, que al menos es una mala caótica mucho más honesta en algunos de sus actos que esos buenos que parece que tienen que luchar por conservar un orden que nunca ha existido. Ok, ha quemado un bosque viviente y tirado a su mejor amigo contra un villano atroz para ganar poder, pero bueno, ¿quién no ha hecho eso alguna vez?

Por no decir que Alice, por mucho que haya sido consumida por la magia y ahora se muestre como un ser demoníaco, no deja de caerme tan bien como el primer día (aunque sí, siento cierta empatía por Quentin y ese: ¿dónde quedó aquella chica que quise y que llevé hasta la muerte por culpa de la magia?). No sé si Alice, libre, hará cosas buenas, pero dudo de que el mundo las merezca, así que chica, destruye el mundo antes de que el reloj se quede sin cuerda.

En cuanto al mundo mágico de Fillory, un lugar donde los cuentos de hadas se convierten en una versión cada vez más cercana a un mundo tipo Juego de Tronos, con duelos que terminan en declaraciones de amor (vale, esto no es muy Juego de Tronos), pero sí con alianzas y pagos terribles que a saber cómo se pagarán, con unas hadas siniestras y sus representantes, que no sé cómo aún no se han dedicado a erradicar a los humanos. Quizás porque disfrutan de sus males, como el propio espectador.

En fin, ¿hay alguna oferta para que me arrebaten mi sombra? Quizás, me iría mejor.

4 comentarios:

  1. Entiendo. Yo tengo una especial atracción por Regina Mills, heroína-villana de Once upon on time.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. No he visto serie más mala en toda mi vida. Personajes malos (no de maldad, sino de insulsos), a excepción quizá de Margo. Diálogos sin sentido y actores mediocres tirando a grandes ganadores de los Razzie. La veía porque me encantaba la Bestia. Ahora... la veo para ver cuando mueren todos. Posdada: A Quentin y Alice no hay por dónde cogerlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí me gusta mucho, pese a cierto bajón de la segunda temporada, así que... bueno, https://media.tenor.co/images/4ee78c611f05502e428b80f40781a7c0/tenor.gif

      Saludos.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...