viernes, 7 de abril de 2017

Lo divertido de ser escritor, según Derek Landy (¡spoilers!)

Las sorpresas y esas cosas que nos preocupan a los escritores y a los Señores del Tiempo. Fuente.

"La alegría de ser un escritor está en la forma de contar una historia. Eso es todo lo que importa y eso es todo lo que nos preocupa. No voy a echar a perder una historia a alguien solo por decirle cómo termina la historia"- Derek Landy.
El Titanic termina hundiéndose, los personajes acaban muriendo, aquel tipo era un fantasma... y todos esos spoilers que para algunos destrozan las historias... 

A mí no me gusta hacerlos (aunque alguno se me escape de vez en cuando), pero tampoco me tiro por el suelo si recibo alguno (solo suelto un par de maldiciones, a los Nazgûl y un par de aniquiladores). Lo cuenta alguien a quien le habían spoileado varias cosas importantes de Juego de Tronos antes de comenzar a verla seriamente hace un tiempo. No lloré. ¿Hubiera sido mejor verlo sin esperármelo? Seguramente, pero por eso no se chafó del todo la sorpresa ("chafar"... Vaya, qué palabra... No me gusta).

Derek Landy comentaba la cita que abre este post hace mucho tiempo en su blog, donde suelo perderme para buscar algunas curiosidades sobre la saga de Skulduggery Pleasant, su proceso de escritor y suelo verme identificado con ese toque algo macarra que rodea al autor irlandés. Él suele reservar un espacio para comentar los spoilers, pero vaya, entiendo también su visión sobre las novelas y lo que suponen.

Hace mucho tiempo, quise escribir un post sobre cómo a veces odio hacerme spoiler de mi propia historia (y sí, es uno de esos textos que dejo enterrados en borradores sin saber muy bien el por qué...). Sí, me refiero a esa que estoy escribiendo. Sé que es algo estúpido. Soy el escritor, se supone que tengo que saber lo que va a pasar. ¿Qué ocurre entonces? Que me gusta improvisar por mucho que me haga algún esquema de vez en cuando, porque si no me sorprendo yo, ¿cómo sorprenderé al lector? Y lejos de este rollo que podría generar debate, a veces, no quiero atarlo todo, porque ¿me gustaría ser un dios omnisciente? Lo soy en mi historia, pero vivo con esa dualidad: soporto más o menos los spoilers de las historias, pero no tanto cuando la escribo yo.

Hay cosas que sé que van a pasar, porque he dejado pistas desde el principio de la historia, pero hay otras que deseo que me sorprendan de mala manera (¡boom!) y otras que me preocupan por cómo las contaré: ¿cómo conseguiré que el lector se quede boquiabierto? ¿Cómo haré que quiera seguir leyendo? ¿Cómo hacer un buen giro de guion que no haga que la historia estalle en añicos? Y sí, yo soy el primero que sonrío malignamente con lo que ocurre con lord Axton al final de cierto capítulo de Devon Crawford y los Guardianes del Infinito. Lo lamento.

Así que lo siento por esas personas a las que les he dicho algunas cosas sobre Blake, Erander y Hope que no debía, seguramente. 😅Por ahora, alegraos sabiendo que las dudas que tengo sobre la segunda parte de Devon Crawford crecen por culpa de lo que estoy viviendo en el instituto donde doy clases y estar viendo otra vez Buffy, cazavampiros.

La alegría de ser escritor, vaya.

4 comentarios:

  1. No queda otro que conocer los finales. Asimov planteaba que primero solía pensar en el final, en la revelación para luego pensar como enmascararlo. Para ser mago no queda otro que saber el truco, como se hace.

    Por otra parte, no es que quiera mencionarme como ejemplo, suelo participar de Este, jueves un relato. Y de ahí han surgido casualmente sagas, de las que no tengo idea que pasará en el próximo relato del personaje.

    Bien elegido el gift. Como no me agrada River Song, me agrada Donna.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa técnica también la usaba Edgar Allan Poe. :)

      Me alegro de que tus historias sigan ahí, sorprendiéndote.

      River Song es un ñe para mí, en cambio Donna es de mis compañeras favoritas.

      ¡Gracias por el comentario! ¡Saludos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! La verdad, es que yo nunca he tenido problemas con los spoilers, por el contrario, yo soy de la que los busca XD me leo los finales antes de leer el libro completo, lo admito y si me cuentan la película entera o el libro, tampoco me molesta, por el contrario, si me gusta, acabo comprándolo y me emociono cuan fangirl igualmente (?). Quizás por eso, jamás he entendido el drama que muchos hacen cuando les rebelan algún dato. Yo me entero de algo y soy de las que tiene que verlo ya y me emociono de la misma manera que si lo viera o leyera por primera vez. Esto ha hecho que ría y llore como Magdalena al ver la misma película diez veces, esto de saber qué sucede no me afecta hasta ese nivel (?).

    Cuando escribo, la verdad, es que hay cosas que van surgiendo y sí, me sorprendo en el camino. Yo soy convencida de que son los personajes los que te van contando qué hacer, aunque a veces, me cuentan el final antes de contarme cómo es que inician todo. Pero creo que esto es bueno ¡hay muchos libros que empiezan por el final! Mira 'El tunel' de Ernesto Sabato. El protagonista comienza contando que cometió un asesinato, por lo que conoces el final, lo interesante es saber qué lo lleva a cometer el crimen. Creo que la anacronía no sólo es buena para plasmarse al papel, también es buena cuando llegan esos fragmentos de historias a nosotros y van cobrando sentido con el pasar del tiempo y de las páginas. Será que nunca he sido organizada que ni si quiera para escribir logro tener una estructura definida XDD además, el spoiler tiene un punto que es realmente bueno: al conocer un determinado hecho, uno se puede centrar más en detalles. Generalmente, por el impacto de algo que sucede muy de sorpresa, pasan desapercibidas ciertas cosas que vemos o le prestamos más atención en una segunda lectura, por lo que me parece que es bueno aprovechar eso también —esto es bueno para los que son especialmente poco observadores como yo (?)—.

    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por tu actitud hacia los spoilers, eres la mujer sin miedo :), aunque creo que compartimos cierto comportamiento hacia estos. :)

      Sobre la segunda parte del comentario, agregar otro ejemplo "Crónica de una muerte anunciada". :) Y, aunque no es el final de todo y voy a quedar como un engreído (pero tampoco es que me tengáis más aprecio, jaja), "Devon Crawford y los Guardianes del Infinito" empieza, más o menos, por el final. ^^

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Un saludo gigante!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...