17 de abril de 2017

Buffy, cazavampiros: cuando Spike y Dru conocieron a la cazavampiros

Spike y Drusilla, los amantes vampiros y siervos de la destrucción. ¿Cómo no adorarlos? Fuente.
Hay varios capítulos de la primera temporada de Buffy, cazavampiros que no he comentado en esta especie de sección de los lunes (que trata sobre cómo os sepulto con mis opiniones sobre una serie que acaba de cumplir los veinte años). Lo bueno de que no sean críticas en el sentido estricto es que no me tengo que centrar en una temporada ni en nada, sino que puedo picotear de un lado y otro, comparar... y eso me resulta liberador.

Y sí, esta es una pista del verdadero tema de este post. Fuente.
Quiero escribir algo sobre Angel y su primera aparición o el descubrimiento de su secreto, pero creo que esperaré a capítulos como Passion para hacerlo, porque ahí es donde este personaje acaba robando todo el protagonismo y no me extraña que tiempo después le dieran un spin-off. Que sí, que yo soy más de Spike y Angel es lo que es, pero no deja de ser un gran personaje y uno de los mejores roles dentro de la ficción creada por Joss Whedon.

Así que me voy a la segunda temporada. Después de las dudas de Buffy y la aceptación de su muerte en el enfrentamiento con el Maestro, el personaje regresa tras las vacaciones y pensé que se optaría un poco por el "aquí no ha pasado nada" y seguiría adelante. Sin embargo, los guionistas prefirieron hacer real la situación de Buffy: ella tiene miedos, no desea enfrentarse al mal de nuevo, acaba cayendo en sus propias tentaciones... y no resulta una excusa barata, una forma de meter los típicos traumas... En definitiva, no es cansino. Las heridas de Buffy son profundas y pronto sigue adelante, pero me encanta la humanidad que posee en esos instantes. Si algo me gusta de esta protagonista es eso, que no es el típico guiñapo de muchas otras series.

A su vez, antes de volver a la acción, tenemos un episodio sobre un chaval que busca fabricar la novia perfecta para su hermano. ¿El problema? Su hermano está muerto y él lo ha resucitado y necesitan crear a la Novia de Frankenstein a partir de los "trozos" de diferentes jóvenes en todo el campus. Una historia que podría haber sido de transición, pero que tiene algún momento dramático interesante, como esa madre viendo constantemente las hazañas en el fútbol de su hijo perdido y todos esos homenajes a la obra y las adaptaciones de Frankenstein de Mary Shelley.

Spike y Drusilla, dos de mis personajes favoritos de la serie gracias a diálogos como este. Fuente.
No obstante, el capítulo que estaba esperando casi desde el inicio de la serie es School hard o Terror en el instituto. ¿Y por qué? Por un nombre en particular: Spike. Aquí sale por primera vez el vampiro que comenzó como un heredero perdido del David de Jóvenes Ocultos, un fanático de la lunática Drusilla y acabó convirtiéndose en todo un icono de la serie gracias a la profundización de vampiro y rockero trasnochado de la cual dotaron a este personaje que posee un carisma que desborda cada momento de la serie.

Un coche aparece en Sunnydale y se carga su cartel de bienvenida. Un vampiro se baja y ve cómo la ciudad tiembla ante él. Ha vuelto a casa e irónicamente él tendrá mucho que ver en los sucesos que ocurrirán en las siguientes temporadas. No solo pondrá en más de un aprieto a Buffy y sus amigos, sino que acabará con Sunnydale, los demonios y hasta consigo mismo. Él, que acabó con dos cazadoras en el pasado. Él, el heredero de Angel y fiel siervo de Drusilla. Él, ese joven poeta transformado en hijo de la noche. Él, un huracán caótico que pronto dejará fuera de juego al Ungido y el resto de los herederos del antiguo villano. Nena, nene, Spike está en la ciudad y ha llegado para quedarse (o más o menos, que tampoco se puede estar quietecito 😆).

Mucho tendría que escribir sobre Spike, pero prefiero ir descubriéndolo poco a poco con todos los que estáis por aquí. Es una de las influencias y las fuentes vampíricas por las que existe este blog, El Antro de los Vampiros y Otros Monstruos.

En cuanto a Drusilla, tan detestada por algunos, se me antoja como un personaje fascinante. Enloquecida por Angel, debilitada por sus enemigos y ansiosa de poder, su locura y sus diálogos me recuerdan a los escritos por Neil Gaiman para Delirio. Esas frases que parecen tan simples de escribir y hay que darles mil y una vueltas. Muchos fans odian a este personaje por su crueldad, su poca cordura, su comportamiento con los demás personajes... A mí me parece un ser genial, una criatura de la noche a la que llegamos a entender incluso cuando comprendemos por lo que pasó al ser convertida y martirizada por Angelus

Spike, Dru. Dru, Spike. Dos villanos estupendos de la segunda temporada y que espero ir comentando por aquí. Por ahora, hay que disfrutarlos y recordarlos como se merecen, con un poco de rock y sangre.

2 comentarios:

  1. Mary Shelley fue toda una innovadora, que escribió una novela trascendental. Muy merecido ese homenaje. Y una vez más Cordelia como damisela en peligro.

    Es interesante que empiece con un intento de los vampiros.
    Spike y Drusilla aportaron mucho a la serie, una verdadera pareja romántica, en el sentido literario, con romance, oscuridad, locura. Casi caigo en la comparación del Joker y Harley Quinn. Pero a su manera Spike es un enamorado. Fue un poeta que no era muy respetado por eso. Muy burlón con los demás vampiros, con su costumbre de decir que estuvieron en la cruxifición, que si fuera cierto eso habría sido Woostod (Esto lo recordé). Y su entusiasmo por Lo Simpsons.
    Eso se llamar saber presentar personajes.
    Me gustan tus entradas sobre Buffy.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mary Shelley se merece todos los homenajes del mundo.

      Cordelia creo que evoluciona con los capítulos y a lo largo de su trayectoria.

      En cuanto a la comparación del Joker y Harley, me parece muy, muy acertada y creo que también pasa a la relación de Spike con Harmony.

      ¡Me alegro de que te gusten estas entradas! A ver si puedo hacer alguna más o, quizás, durante este verano.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Los textos pertenecen a Carlos J. Eguren salvo cita expresa de los autores (frases de libros, comentarios de artistas...), siempre identificados en el post. El diseño de la imagen de portada pertenecen a Elsbeth Silsby.

Si deseas compartir un texto, ponte en contacto con nosotros para hablarlo. Si quieres citar un fragmento, incluye la autoría.

El propietario de este blog no se hace responsable de los comentarios o los contenidos alojados por terceros.

Plantilla: Impreza Blogger Template.

Cabecera realizada con vectores de Freepik.

Muchas gracias.

Con la tecnología de Blogger.