miércoles, 1 de marzo de 2017

The Magicians: Cheat Day, las trampas no aceptan más trampas

Quentin en el quinto capítulo de esta nueva temporada de The Magicians: ¿cómo eres un humano más cuando has visto la maravilla y el caos de la magia? Fuente.

"Ardid o trampa que se utiliza para el logro de un fin". Así es como describe el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua el término "truco". Al fin y al cabo, los trucos de magia suponen eso, engaños para conseguir un determinado fin cambiando nuestro mundo. La gente renuncia a pensar que sea posible manipular la realidad, aunque es algo que veamos en nuestro día a día. Nosotros dibujamos nuestra existencia y sufrimos los "trazos" de la que poseen otros.

Si algo aprecio de la serie The Magicians es cómo ha esbozado la magia como un desencadenante del caos. A menudo, pensamos: "ojalá tuviera magia para arreglar todo esto" (al menos, yo lo pienso). En muchas obras artísticas donde está presente, la magia parece la solución perfecta, el ritual imperecedero para convocar el deus ex machina. Un buen truco parece que puede salvarte la vida y cambiar todo lo que iba mal... No es así.


En The Magicians, nada es tan fácil. En la serie hay que pagar un precio. La magia conlleva un enfrentamiento contra la normalidad y un truco lleva a otro y a otro para intentar solucionar todo el caos que se ha producido. En ningún momento la magia soluciona algo sin destruir otra cosa. En la serie, basta con ver lo que hizo el hechizo de Quentin (abrir las puertas a la Bestia) para ver cómo el desorden se ha ido haciendo mayor. ¿Sabes ese momento en que piensas que las cosas no pueden estar peor y, de repente, lo están? Pues así y tú y tu magia son los causantes de este mal.

The Magicians tiene una visión, a menudo, deprimente de la magia. Y de la vida. Puedes pensar que un poder así te cambiaría la vida, la haría feliz y perfecta, pero no lo es. Todo aquello que al final supone un precio hace que paguemos. Y así es como Quentin se percata de que, por mucho que controle hechizos y sea incapaz de vivir sin ellos, seguirá siendo propenso a la tristeza, la melancolía y la sensación de vacío en su vida. No obstante, por mucho que haga magia, su padre seguirá muriéndose y Alice ya estará muerta.

Y con el dolor por la pérdida de Alice, de la que Quentin es culpable, es comprensible que este joven mago vea sus fantasmas a su alrededor. ¿Cómo se supera el dolor de un ser querido cuando se posee un poco de la magia que quizás podría hacerla volver? Si la magia no puede hacerlo, ¿cómo vivirás? ¿Te hundirás o sobrevivirás usando la imagen de una muerta como espejismo, como oasis donde hundirse? Puedes ser un fracasado y tener magia, pero no dejarás de ser un fracasado. Bonita moraleja, ¿eh?

La magia no deja de ser un trampa, no deja de ser un truco y lo que trae no dejan de ser problemas de inexorable cumplimiento. En Cheat Day, el quinto capítulo de la segunda temporada de The Magicians, Quentin parece comprenderlo, aunque duela. ¿O no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...