sábado, 25 de marzo de 2017

La vida es eso que pasa mientras estás conectado

La eterna conexión, ¿cómo hacerle frente? ¿Podemos? Imagen de dominio público.
"La vida es eso que pasa mientras haces otras cosas". He escuchado esa frase docenas de veces y siempre he pensado que tenía un atisbo de verdad. Ahora, me doy cuenta de que, con el paradigma (o lo que sea) de los nuevos tiempos, la vida es eso que pasa mientras estás conectado.

A veces, miro hacia atrás, con nostalgia, a la época en la que no debías compartir nada de modo "obligatorio", que no tenías la necesidad de estar pendiente de un teléfono, en que podías huir de las pegajosas redes sociales... Yo conocí esa época (hasta cierto punto), pero ¿y los más jóvenes? ¿Tienen la posibilidad hoy de aburrirse? ¿La idea de desconectar? No quiero que este discurso suene a toque de atención del abuelo cascarrabias, pero veo cada vez redes más gruesas a nuestro alrededor. ¿Y quién puede escapar?


¿Te llevas el móvil al baño? ¿Lo revisas nada más despertarte? ¿Pierdes horas y horas revisando la nada sin fijarte en ellos? ¿Haces cosas por el mero hecho de sacar una foto y compartirla, esperando "me gusta" u otras formas de "afecto" virtual? ¿Son nuevos hábitos? Es mejor que nadie responda a estas preguntas en alto (¿o sí?), pero que se las plantee. ¿Cuándo fue la última vez que estuviste vivo, que diste un abrazo, que escuchaste a alguien, que sentiste que no tenías la obligación de darle a "guardar" a un momento de tu vida?

Todavía podemos vivir esa época de "desconexión" si huimos. Hoy, tenemos redes sociales para expresar alegría, tristeza, rabia, amor..., pero nuestra realidad parece huérfana de esos sentimientos. ¿Es el mundo cada vez más frío? ¿Somos nosotros cada vez menos humanos? ¿He visto muchos capítulos de Black Mirror?

Es irónico que diga todo esto a través de un blog, lo sé, pero bueno, al menos debo confesar que esta semana apenas he tenido tiempo para soltar algunas cosillas por este mundo virtual (donde también reconozco que hay buenas cosas, no soy un cavernícola... o no del todo). Las prácticas, el trabajo y el máster han apresado todo mi tiempo durante los próximos meses y lo mejor es que puedo escapar de todo ello.

Por tanto, seguramente, durante y después de este verano continúe con mi plan de desconectarme de las redes sociales e Internet. Hace poco, se lo comentaba a una persona cercana: "¡qué bien estaría poder desconectar directamente durante unos meses! ¡No usar el ordenador!"... Me gustaría solo centrarme en escribir las siguientes historias sobre Devon, ya que ayer mismo me estuvieron preguntando por la segunda parte (cuándo saldría, cuántos capítulos tendría, etc.). 😏😎 ¡Gracias por el interés!

Así que, si alguna vez estáis tan saturados como yo, no dudéis en tomaros unas vacaciones, aburriros o vivir sin tener que estar conectado a nada o sin tener que hacer cosas. Vive.

2 comentarios:

  1. A veces soy un poco ansioso con recibir comentarios.
    Pero tengo un celular muy sencillo y prefiero conservarlo. Entra en mis bolsillos.
    Black Mirror me parece que es un tanto desparejo. Puede ser interesante pero no es La dimensión desconocida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Black Mirror es una gran serie, dale otra oportunidad, podría sorprenderte, aunque bueno, este post iba sobre otra cosa... No obstante, ¡gracias por el comentario! Saludos.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...