lunes, 6 de marzo de 2017

Crítica del anime: Another, devolviendo a los muertos a la muerte

Los personajes de Another, un anime de terror y suspense en torno a una maldición que recae sobre un grupo de estudiantes. Fuente.
Kōichi Sakakibara llega a una nueva clase tras empezar una vida en otra parte de Japón. Nuevos compañeros, su familia, su deseo de encajar... Sin embargo, esto no es una historia normal, es un cuento de fantasmas y pronto Sakakibara descubre la maldición que ha caído sobre la clase tres y cada uno de sus miembros, incluyendo la misteriosa Misaki Mei, una niña marginada, silenciosa y extraña, que puede ser la desencadenante del terror... Porque ¿no es un fantasma?

En las anteriores líneas he intentado hablar un poco sobre el argumento de Another, un anime de suspense de 2012 muy disfrutable. Puede que no esté en el panteón de los grandes animes, pero si os gusta el misterio, el terror y las maldiciones, sabréis, como es mi caso, que era de visionado casi obligatorio, ya sea por los guiños que le dedican a H. P. Lovecraft (con la lectura de su obra) o Stephen King (aparece una de sus obras, el montaje de los primeros capítulos recuerda a El resplandor de Stanley Kubrick y la idea del ritual para acabar con la maldición y que se olvida a los que lo llevaron a cabo me evoca al enfrentamiento con Eso). Por tanto, muy entretenido, aunque algunos quieran ver la sombra también de las muertes imposibles de sagas como Destino final.



El manga creado por Ayatsuji Yukito es un festival de terror que bien se emparenta con el cine de género japonés de las últimas décadas y que ha marcado la diferencia con obras como La Maldición de Takashi Shimizu, The Ring de Hideo Nakata, etc. El misticismo japonés, junto a una ola de directores, lograron hacer temer al público de todo el mundo gracias a su puesta en escena y algo de ello hay en la obra de Yukito y en su adaptación a la pequeña pantalla, donde Tsutomu Mizushima nos plantea hasta qué punto alguien puede liberar el mal y cómo la muerte persigue a los condenados a menos que terminen con una maldición que les conduce a las muertes más horripilantes posibles.

En esta obra, donde la adolescencia y sus conflictos y miedos están presentes (la marginación, no encajar...), personajes como Kōichi y Misaki parecen elementos pasivos o fascinados con la muerte y hay varias secuencias que llegan a convencernos de que el mensaje de la obra trata más sobre la maldición que sobre aquellos que la sufren. Aún así, Kōichi es tan admirable como los protagonistas de muchos cuentos y obras de terror, donde los antihéroes se obnubilan por el miedo. Por su parte, el personaje de Misaki Mei, la fuerza del misterio, la Ligeia, la Berenice, la Morella, la mujer surgida de la muerte, me parece tan llamativa como para el personaje, ya sea por su imagen angelical, su forzada "heterocromía" o su obsesión con las muñecas macabras.

Misaki Mei, una figura demoníaca. Fuente.
Cuando la maldición queda libre y presenciamos muertes espeluznantes (paraguas que atraviesan cuellos, profesores suicidas, ascensores que se estrellan...), la maldición queda clara: hay un alumno más, uno que está muerto y que debe ser ignorado para que la condena finalice. Toda la clase comienza a ignorar a los dos protagonistas y, en una ensoñación, Kōichi y Misaki deciden hacer cosas como empezar a bailar delante de toda la clase. Es solo una alucinación, pero era otra interesante posibilidad para este anime.

Finalmente, el descubrimiento. Los personajes saben cómo acabar con la posibilidad de morir de un modo atroz: enviando al muerto a la muerte y esto hace que empiecen a matarse entre sí en una noche donde hay incendios, asesinas en serie, derrumbes... y todo en una especie de hotel que hace del Overlook un lugar fantástico para las vacaciones.

Los últimos capítulos de la serie tienen un ritmo muy ágil, una posibilidad que acerca la trama a la fantástica Battle Royale, con unos estudiantes que han perdido la cordura y que deciden matar antes que morir. El descubrimiento de quién es el auténtico muerto deja un par de preguntas en el aire, sobre todo en torno al "ingenuo" Kōichi, a la par que se resuelven un par de enigmas dejados desde los primeros capítulos de este anime.

Buena pregunta. Fuente.

La serie arranca poco a poco y su ritmo no es desenfrenado hasta el tercio final, conjugando algún momento de humor solo para desembocar en una auténtica sangría (aunque nunca llega al nivel del gore de otras series o películas). Incluso así, hay misterio e intriga por saber quién será el próximo en esta serie de truculentas muertas.

Aparte del manga y el anime, hay un OVA que nos narra la historia de Misaki y su hermana gemela y cómo esta falleció, uno de los puntos claves de la historia que transcurre tras su revelación en la propia serie. Me sobran algunas escenas (el baño), pero otras como la noria, la presentación o su final me parecen a la altura del anime.

Existe también un live action (Anazâ, Takeshi Furusawa, 2012), pero, como con la mayoría de animes adaptados a imagen real, a veces es mejor huir de ellos.

La escena del delirio a la que hacía alusión en un párrafo anterior. Fuente.

Another es un anime de terror y misterio, con ciertos instantes perturbadores y con un personaje femenino que se hermana a las grandes hijas del terror de los clásicos. El mensaje: devolver los muertos a la muerte queda grabado en la retina del espectador a lo largo de sus doce capítulos. Una propuesta, sin duda, fantástica para aquel que quiera preguntarse qué maldición ha recaído sobre él. La pregunta es: ¿querrá saberlo?

Another, un anime de terror juvenil con mucho suspense y más que recomendado. Fuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...