lunes, 27 de marzo de 2017

Buffy, cazavampiros: Welcome to the Hellmouth, el inicio del viaje

Y la seguiremos llamando siempre que haga falta. Fuente.

Cordelia: Bastante muerto.
Xander: ¿Bastante muerto? ¿No solo un poquito muerto?

Dos episodios sirvieron de base para lo que vendría durante los siguientes años (de 1997 a 2003, con sus spin-off en forma de serie y cómic) y sirvieron para encandilar a muchos en un fenómeno que se ha vuelto cada vez más reivindicable y con nombre de mujer: Buffy, cazavampiros. Welcome to the Hellmouth y The Harvest fueron los nombres de esos dos episodios, tan dignos de ser revisionados, pese a que otros capítulos como Silencio, Once more, with feeling, The Body, etc., sean más célebres entre los fans.

Cuando la fantasía urbana no era más que un esbozo en algunos cómics como los publicados por Vértigo, llegó Buffy como un reboot de una más o menos olvidable película de comienzos de los '90. Sin olvidarse del todo de esta, pero contando con nuevos actores y personajes, Buffy Summers viviría una época dorada enfrentándose a monstruos como el Maestro. 

Los siguientes capítulos juegan con la idea del monstruo de la semana (brujas, mantis religiosas gigantes, una jauría de hienas humanas...), pero la idea del arco argumental se construye desde estos dos primeros episodios que cuentan con grandes escenas, sobre todo, por los geniales diálogos escritos por Joss Whedon y compañía (ay, ese Xander como "doble secreto" de Whedon y esa escena de "hey, se te ha caído la estaca").

Buffy y sus dudas sobre aceptar su destino como cazadora. Fuente.

En estos dos episodios tenemos a Buffy, su madre, el vigilante Giles, el amigo bocazas Xander, la inefable Cordelia y la amiga Willow, a la par que hacen acto de presencia algunos de los villanos vampíricos y sus secuaces como Darla o ese misterioso tipo que surge para dar una advertencia, Angel. Aún no tenemos a Anya, Dawn, Spike o tantos otros grandes personajes, pero sí están las bases de la serie: aventuras, magia, humor, terror... Son un montón de elementos, pero se aceptan y se disfrutan, no resultan pesados ni caóticos.

Estos dos capítulos suponen el inicio del viaje de Buffy y fue un comienzo que valió la pena. No se transformaron en episodios aborrecibles a la larga o curiosidades que ver de nuevo para darse cuenta de cómo cambió todo. Con ellos, se inauguró una serie que se convirtió en la madre espiritual de tantas otras obras, excelentes o irregulares: Cazadores de Sombras, Sobrenatural, Skulduggery Pleasant, el relanzamiento de Doctor Who...

La mayoría de los episodios pilotos son interesantes para tener en cuenta lo que cambia en siguientes capítulos o lo que tarda una serie en tomar su estilo. Buffy, cazavampiros parece que llegó a su propio estilo con el séptimo episodio, Ángel, pero aún así, los anteriores me parecen tremendamente destacables. Además, Whedon es muy bueno presentando a todos sus personajes, conceptos, ideas... y lo hace de la forma más natural posible.

Ay, el primero de los grandes villanos... The Master, llamado en España, el Maestro. Fuente.

2 comentarios:

  1. Me entusiasma que mencionés esta serie, con sus spin off.
    Es el caso de una cazavampiros, a la que no odié
    Un detalle es que Cordelia me gustó inicialmente más que la propia protagonista. Me pareció muy bien que Xander la conqistara. Y muy mal que la dejara con Willow. Como también me pareció pesimo que dejara a Anya. Magistral el capítulo en que todas las mujeres se enamorar de Xander, excepto Cordelia, a quien quería recuperar.

    Un acierto lo del villano principal por temporada. Y Angel muy bien como el personaje misterioso, su cambios entre heroe y villano.

    Una serie memorable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, te encuentras adelantando tramas de las siguientes temporadas ;), pero si hay suerte, espero poder ir comentándolas por aquí. Bueno, más que suerte, tiempo. A ver, a ver.

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...