domingo, 12 de febrero de 2017

The Magicians: Divine Elimination, el retorno de los monstruos

Alice ha sido la gran protagonista de este tercer capítulo, a partir de su recta final. Para ello, se han tendido puentes con la muerte de su hermano mayor. Fuente.
¡Por fin! Después de dos capítulos que servían para plantear el escenario de esta segunda temporada, más que avanzar en ella, el tercer episodio Divine Elimination ha sido una sorpresa a la hora de adelantar las piezas y jugar con los eventos.

Si bien el principio del capítulo parecía el típico arranque que daría para un capítulo sin más, ha sido solo la simple excusa para la batalla contra la Bestia. Ese comienzo tenía que ver con la maldición del reino de Fillory, que hace que sus reyes sucumban a la ambición y deseen matarse entre sí. Elliot, Quentin, Margo y Alice intentarán matarse, mientras Penny acabará alegrándose de no ser rey y de tomar una decisión: matarlos a todos para que se cumpla la maldición y luego intentar revivirlos. Eso podría haber sido todo el capítulo, pero, por suerte, no se queda ahí.



En la Tierra, Julia intenta terminar con el malévolo dios Reynard. Cuenta con la Bestia, el enemigo de Fillory (al cual tiene chantajeado) y Marina, la bruja que fue expulsada de la escuela de magia. Siguiendo el plan de la Bestia, que ya ha cazado a un dios, invocan al monstruo (y Marina bien pudo pensar en su error al no contar con más de sus subordinados, como en el pasado).

Sin embargo, todo eso pasa justamente cuando Q, Alice, Penny y Margo deciden utilizar un embrujo que podría acabar con la Bestia y atacan, dejando a Marina a merced de Reynard y Julia sin un arma secreta.

De regreso a Fillory, la Bestia entablará batalla con los amigos. Y como decían los viejos cómics: "héroes vivirán, héroes morirán, pero el universo no volverá a ser el mismo". 

El desenlace supone un auténtico sacrificio para los héroes, incluida una de mis chicas favoritas, Alice. Ella tuvo una evolución acorde, demostrando ser poderosa, pero también reservada y una posible diosa de la naturaleza. La última charla con Q sonaba ya ha despedida, pero esos últimos instantes han sido auténticamente dolorosos. Sabemos que los héroes de esta serie ya han resucitado más de una vez, pero... parece que mi destino últimamente está en ver cómo los héroes de mis series se transforman en villanos (tengo dos ejemplos más que me reservo).

Nuestra cara al final del capítulo. Fuente.
Y lo interesante es que a diez capítulos del final de la temporada, supuestamente nos quedamos sin malo malísimo y es que la Bestia ha parecido caer. No obstante, Fillory tiene ahora su manantial mágico contaminado, lo que supone que la magia en nuestro mundo seguirá muriendo, mientras que otras fuerzas más oscuras se elevan en el horizonte.

Por otro lado, Julia se queda sola y a merced de Reynard (¿quizás contará con Kady?). Puede que esta parte sea mi favorita por la oscuridad que acompaña a ese dios de los engaños. Sus secuencias con Marina (y su pobre gato) resultan escalofriantes. A algunos se les antojarán como sencillas; yo me he maldecido por ver el capítulo de noche y saber que tendría pesadillas con ese: "parece que aún sigue vivo". Y es que, a lo tonto a lo tonto, el que daba la impresión de ser un villano de la semana como Reynard se ha transformado en el auténtico villano de la serie (la Bestia al menos era tan excéntrico que cantaba), a falta todo ello de saber cómo evolucionan Julia y compañía.

En conclusión, Divine Elimination ha sido un capítulo entretenido, que ha funcionado cuando mejor ha cruzado sus tramas y que nos entrega a la pregunta de qué pasará el resto de la temporada, porque la magia es real y puede que no nos guste que lo sea.

2 comentarios:

  1. Disfruté mucho de este capítulo, me da pena la posibilidad de que ya no vayamos a ver a la bestia. Era uno de esos villanos con carisma. La muerte de Marina también me apenó, creo que era un personaje del que se podían seguir sacando tramas interesantes.

    La escena de los tronos malditos y cómo intentaban darle muerte al otro añadió un contrapunto cómico que nos hizo confiarnos, que le quitó gravedad a la inminente batalla.

    Habrá que ver cómo evolucionan nuestros héroes después de la devastación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como te ha pasado a ti, las dos muertes que mencionas en primer lugar me han dejado en jaque. La Bestia tenía carisma y, al final, casi que caía bien y todo. Algo similar me ocurría con Marina, que pasó de mala malísima a chica a la que final entendías.

      Con respecto a los tronos, igual. Pensé que no pasaría de ahí, pero vaya, qué cambio de rumbo en los siguientes minutos.

      En cuanto al desenlace de Alice y demás, yo también espero una respuesta que me consuele. Cruzo dedos.

      Muchísimas gracias por el comentario y por compartir tu opinión. Ya somos dos que seguimos la serie :D ^^

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...