sábado, 24 de diciembre de 2016

El superpoder de las tierras sombrías

Algún día escribiré un post sobre lo mucho que molaba la primera temporada de Héroes, pero hoy no es ese día, hoy es el día en que usaré este gif, con cierto espíritu random. Fuente.

Toda mi vida he buscado mi superpoder (no sé, ¿qué le vamos a hacer? Hay gente así en el mundo). A Spider-Man le picó una araña radiactiva y adquirió sentido arácnido, superfuerza, agilidad... Superman posee unos poderes de dimensiones colosales gracias, en parte, a nuestro sol. Incluso creo que la magia de Harry Potter es algo así como un superpoder. Y sí, si me pongo bohemio puedo decir cosas como que la amistad, el amor, el compañerismo y todas esas cosas son superpoderes, pero no, hoy no soy tan cursi. Y más cuando he descubierto mi auténtico superpoder (por favor, inserten aquí música de tensión. Gracias).

Como habréis notado, este post oscila entre el sarcasmo y el pánico (¿no habéis notado el pánico? Quizás, en breve... si sois yo y pensáis en el tiempo tan preciado que estáis perdiendo). Y es que se acerca, ya está aquí, ya la notamos... ¡La temporada de exámenes y trabajos! (Oh, feliz Navidad). ¿A qué viene esto? Pues esto es algo que también está a ligado al tema principal. No penséis que mi superpoder es ser Papá Noel, un Rey Mago, Krampus o alguna cosa así... o que mi superpoder son los exámenes (no me gustan, algún día pelearemos, ¡lo prometo!). Mi superpoder está ligado a los exámenes porque seguramente me sucede como con el origen de este post: me dan ganas de escribir y se me ocurren ideas cuando menos tiempo tengo, cuando estoy entre control y control y sí o sí tengo que zambullirme en un libro, apuntes y esas cosas que tanto aprecio (je).

Y sí, esto es una imagen gratuita del Krampus. Fuente.

Vaya superpoder más birria, diréis. Y bien, aquí cada uno puede opinar lo que quiera, pero permitidme que me consuele como quiera y, si considero que es un superpoder el hecho de que me inspire cuando estoy de exámenes, por favor, permitidmelo antes de que me eche a llorar. ¿Vale? Sí. Gracias, porque ¿quién quiere rayos X en los ojos, volar, lanzar rayos y cosas así cuando tiene el poder de la imaginación? Eh... sí, sé que muchos. ¡Es mi consuelo! ¡Id a otro lado a estropearlo! 

Regresando al tema de mi superpoder (siempre he esperado poder decir esto último), me ocurre desde hace años que, aunque me autoconvenzo de que trabajo siempre en mis historias al mismo ritmo (je, mentira), sé que es llegar los exámenes y se me ocurren mil ideas que poner en el papel y me dan unas ganas bestiales de escribir, pero... oh, ¡no puedo! ¡No tengo tiempo! ¿Qué demonios os parece? Es como una extraña paradoja: cuanto más tiempo tengo, menos escribo (a veces); y cuanto menos tiempo tengo y más obligaciones, más ganas me dan de escribir. No sé si es un modo que tiene mi cerebro de activar el plan b, el plan de escape para huir de mi aburrida realidad entre apuntes, pero... no lo descartaría.

Y sí, el final del viaje, Luke y todas esas cosas que pongo porque sé que no leéis los pies de foto (o gif). Fuente.
Así que ese es mi superpoder (gran historia, lo sé... Ya he vendido los derechos para que hagan la película). Cuando todo se pone en mi contra y tengo que sumergirme en la realidad, mi mente me abandona y se dedica a vagar por las estelas de la nada. ¿Recordáis al bueno de Luke Skywalker, cuando sus tíos decían que su mente nunca estuvo donde estuvo él o algo así? Imaginación y esos asuntos... 

Pues así estoy. 

Sea como sea, se acercan días en los que estaré encerrado (hola, tierras sombrías, mis viejas amigas), intentando comprender una cosa u otra, mientras se me ocurren otras que intentaré apuntar en un archivo de ideas, el cual espero poner en orden algún día (empieza a oscilar el tamaño suficiente para que se convierta, de por sí, en una historia). Espero que si os veis en la misma situación, tengáis mucha suerte con esos exámenes, con las fiestas o con lo que sea. Y uséis este superpoder. Al fin y al cabo, todos podemos salvarnos con él, ¿no? No, pero... No perdáis la esperanza.

4 comentarios:

  1. Mi poder es seguir respirando después de muerto.

    Y es una mierda de superpoder...


    Animo, Carlos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho ánimo para ti, compañero. Sé que ahora mismo, cualquier cosa que diga importará poco, pero espero que sigas respirando y las cosas cambien, aunque a veces sea imposible.

      Un abrazo enorme y gracias.

      Eliminar
  2. Yo pienso que deberia tener algun superpoder, tal vez el de materializar mi imaginación, tal vez algún personaje. Por eso me gusta la idea de Green Lantern. POr acá pasan mis preferencias por los superheroes. Y además hay GL femeninas.
    No necesariamente sea cursi, está el asunto del Espectro Emocional.

    Y podría ser una poder el de la inspiración, el de la conexión con las musas.
    Me hiciste acordar de una historieta de fanzine, donde a una estudiante se le aparece la musa de las inspiraciones inoportunas. Para sugerirle ideas que llevaran a la gloria, pero en el momentos menos conveniente para aprovecharlaas. Y con toda maldad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, al final, todos tendremos algún superpoder esperando, solo que aún no se nos ha revelado. No dejes de estar atento a ver si encuentras alguna nave que tenga algún anillo o similar y que se estrelle en la Tierra ;)

      Gracias por el comentario.

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...