viernes, 11 de noviembre de 2016

¿Por qué escribir relatos? Neil Gaiman responde

La reflexión que viene a continuación proviene de la lectura
de la introducción de esta reunión de relatos de Neil Gaiman
que leí ya hace más de un año. Fuente.

En la apertura del compendio de relatos El cementerio sin lápidas y otras historias negras, el escritor Neil Gaiman reflexionaba sobre qué suponía escribir un relato para un escritor y lo trató en sus dos vertientes: cuando comenzaba y, ahora, que ya está más que consagrado tanto en la literatura como en el mundo del cómic:

“Llevo casi un cuarto de siglo escribiendo relatos cortos. Al principio me fueron muy útiles para aprender el oficio y empezar a desarrollar mi estilo. Lo más difícil cuando eres un escritor novato es terminar algo, y eso fue lo que aprendí escribiendo cuentos. Ahora, la mayor parte de las cosas que escribo son historias largas –cómics largos, libros largos o películas largas- y escribir un relato breve, algo que puedo terminar en un fin de semana o, como mucho, es una semana, es una auténtica gozada”.

En estos días en el que hay una banda de ladrones que me arrebatan mi tiempo, hallar consuelo en las palabras de Gaiman significa mucho para mí a la hora de buscar una forma de seguir escribiendo. 

Los relatos son divertidos, algunos fáciles como abrir un grifo y otros difíciles como escalar el Everest sin manos, breves en muchos casos (autores como Poe lo cultivaron porque sabían que la tensión y el susto podían mantenerse mejor en el formato corto que en el largo), te permiten variar con facilidad, entrenas el ejercicio de la imaginación (eso lo decía Ray Bradbury), exploras géneros y posibilidades (como razonaba George R.R. Martin, que aportaba además la posibilidad de un mercado literario del cuento que no existe por aquí)... Es decir, los cuentos suponen un auténtico regalo tanto para el escritor como para el lector, que puede volcarse durante un par de páginas en un mundo que no existe.

Al fin y al cabo, cada cuento es diferente, no hay ninguno igual, y eso nos evoca a nosotros mismos, con nuestras diferencias, peculiaridades y breves actos de magia.

6 comentarios:

  1. Tal vez porque es un desafío. Tal vez porque es el sueño de crear un mundo propio, que sea diferente del ajeno. Tal vez porque lleva a imaginar como sería un mundo ideal. Y que la necesidad de conflictos transforme a ese mundo imaginado en lago inhospito, aunque tal vez con cierto heroismos que no se encuentran en el real.
    Interesantes los planteos de Gaiman.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los sueños no dejan de ser pequeños cuentos que nos contamos a nosotros mismos cuando estamos dormidos. Quizás, escribir es, hasta cierto punto, hacer real un sueño, una fantasía, y poder compartirla.

      Muchísimas gracias por tu comentario, ¡saludos!

      Eliminar
  2. ¿Viste la serie Lucifer, que se basa en su personaje Lucifer Morningstar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No. No tengo tiempo y me gusta demasiado el personaje como para ver el hecho de la transformación de Lucifer en una serie procedimental con algún toque más oscurillo. El tráiler no me llamó nada.

      ¡Gracias por tu comentario! ¡Saludos!

      Eliminar
  3. comom lectora disfruto muchisimo leer relatos y cuentos, conozco a muchos eescritores de una vez si son antologías y tambien me permiten mantener una lectura de 2 o 3 libros a la vez sin agobio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy completamente de acuerdo contigo en cuanto a esos beneficios que tienen para los lectores, que también hay que destacar ese punto de vista.

      ¡Muchísimas gracias por tu comentario! ¡Saludos!

      Eliminar

¡Muchas gracias por tu comentario!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...